La familia: nuestra prioridad tras el confinamiento

Por Susana Fuentes
Photo credit: Westend61/ Getty

From Diez Minutos

Decíamos ayer... o, mejor dicho, hace unos días que, durante el confinamiento, los españoles estamos teniendo un estado de ánimo mucho más positivo de lo que cabría suponer. Y lo sabíamos gracias a nuestro Barómetro Hearst España (empresa editora de esta y otras cabeceras), que arrojaba la siguiente cifra: el 47,5% de los españoles vemos el futuro con optimismo. Bien, no está nada mal. O, mejor dicho, no estaba nada mal, porque hoy tenemos un dato que está aún mejor: ya somos el 69,8% los que miramos el porvenir con grandes dosis de esperanza. ¡Felicidades a todos!

Photo credit: Pulsar

Este es uno de los muchos datos que nos ha proporcionado Pulsar, una compañía inglesa especializada en la monitorización del sentimiento y la navegación de los usuarios en Internet, con la que hemos analizado, entre el 15 y el 21 de abril, más de un millón y medio de post de todas las redes sociales para tomar el pulso a nuestro estado de ánimo (es decir, cómo estamos, cómo nos sentimos, qué nos preocupa, qué nos gusta, qué nos alegra...) basándonos en nuestras conversaciones durante el confinamiento. ¿Las conclusiones? Vamos a compartirlas contigo; aquí las tienes.

Empezamos por el lenguaje. Y el estudio de Pulsar nos confirma lo que adelantábamos la semana pasada, es decir, términos como coronavirus y cuarentena los hemos llevado al territorio de la aceptación, de lo cotidiano, y hablamos de ello con naturalidad. En el lado negativo, siguen posicionándose palabras relacionadas con la preocupación que despierta en nosotros la enfermedad (por ejemplo: contagios, duda, miedo...) y la tristeza de sus consecuencias (muertos, casos, fallecidos...). En el positivo aparecen términos relacionados con la tecnología –tan presente estos días–, como WhatsApp; con las compras online (pedidos, envío) y, sobre todo, palabras cargadas de emoción (amigos, vida, foto, ganas, mundo...).


Photo credit: Pulsar

El fútbol sigue siendo el ámbito favorito de los españoles para dar likes a diestro, a siniestro y al Real Madrid, que se está comportando en redes como un verdadero campeón: de los ocho post con más likes, siete están relacionados con el equipo blanco. ¿Que quién le ha quitado esta semana el número 1? La actriz mexicana Danna Paola (Élite), que publicó un sugerente baile con un no menos sugerente mensaje: Es sábado... mi cuerpo me lo pide... 🥺😫😂 #cuarentena



Los diarios tradicionales, en su versión web, siguen siendo la fuente favorita de los españoles para informarnos, muy por delante de la tele y de la radio. ¿El dato de la semana? Youtube se cuela entre esos medios y se sitúa entre las tres primeras posiciones. ¿Los temas? La política manda, pero también se habla, y mucho, de las empresas que están teniendo actitudes positivas con sus trabajadores y la sociedad en general durante el estado de alarma.

Photo credit: Pulsar

En cuanto a la forma favorita de los usuarios para consumir cultura, los primeros puestos son para periódicos (22,4%), redes sociales (17,4%), el envío de mensajes (14,8%) y revistas (12,9%), por delante de la tele, Internet y la radio... ¡Gracias por la parte que nos toca!

Instagram (31,1%), Whatsapp (17,1%) y Facebook (13,3%) ocupan el oro, la plata y el bronce en el pódium de nuestros favoritos para comunicarnos, seguidos muy de cerca (y en excelente posición) por Youtube (10,4%) y Tik Tok (9,6%). Lo visual gana. Y es que, si hacemos una tarta o logramos nuestra primera rosa, queremos que los demás lo vean. Claro.


Photo credit: Pulsar

O al menos compramos menos alcohol. La semana anterior, las bebidas alcohólicas ocupaban el 26% de nuestra cesta, y ahora el 15,9%, dejando así espacio para alimentos más saludables, como los huevos y los vegetales. ¡Bien por nosotros!...

Photo credit: Pulsar


...pero tampoco nos felicitemos en exceso: el alcohol sigue siendo lo más comprado por los españoles. Y, casi al mismo nivel que frutas y verduras, se sitúan los dulces y los postres. Si analizamos las proporciones... no cuesta mucho observar que nuestra dieta no está siendo especialmente saludable. En vuestras manos está.

Photo credit: JGI/Jamie Grill

Lo que sí parece que nos encanta (y eso también nos define, para bien) es compartir. Y ese dato se desprende también de este estudio, que indica que nuestro lugar favorito para estar en casa es alrededor de la mesa. Y sí, quizá no estemos llevando la dieta más saludable, pero disfrutamos de compartirla con los nuestros. Estar en la cama, cocinar y salir a la terraza son los siguientes en el escalafón. Comer, siesta y aire libre. Ninguna sorpresa.

Photo credit: Pulsar

Dos gardenias para ti, o las que sean. O jazmines, da igual. El caso es que los españoles hemos encontrado en la jardinería un entretenimiento agradable, a la par que bonito, durante el confinamiento.

Photo credit: Pulsar

Tanto, que se sitúa por delante de los juegos y la tecnología. Los libros se mantienen en una más que honrosa tercera posición. ¿Algún plan mejor que leer tu novela favorita rodeado de las plantas que TÚ cultivas?

Photo credit: Linda Raymond / Getty

Es un hecho: nos lavamos las manos continuamente. Y hacemos lo correcto, ya que, según las autoridades sanitarias, el jabón es un gran aliado contra el virus, pues disuelve la membrana de grasa que lo cubre y pierde, así, la capacidad de adherirse a otras células. Por eso el jabón junto a las cremas –ya estamos preparándonos para salir y queremos mostrar nuestra mejor cara y una piel bonita– ocupa el 40% de nuestras conversaciones sobre cosmética y cuidado.

El rey sigue siendo el maquillaje, con el 60% restante, señal clara de que, aun en casa, queremos seguir viéndonos bien.

Photo credit: Pulsar

Aunque no hagamos mucho deporte, nuestra ropa favorita para estar en casa es la deportiva; se deduce que por comodidad. Y le sigue muy de cerca el tema vintage.

Photo credit: Pulsar

Sí, no estamos hablando de que nos pasemos el día vestidos con ropa vieja (de esa que no te pones para salir porque tiene pelotillas o una mancha de lejía). No, no es eso. Es que estamos sentimentales, y hemos rescatado esas piezas icónicas de años pasados: del chándal de Naranjito a las camisetas con la que tu equipo de fútbol alcanzó un logro hace dos décadas. Y es que que todos tenemos en nuestro armario piezas con historia –de tu disco favorito, de un concierto mítico...– y este es un buen momento para saborear los recuerdos.

Photo credit: Discográfica

En cuanto a prendas de ropa, en primera posición están las camisas –todos queremos estar formalitos en las videoconferencias con el jefe–, la ropa interior –hay que estar bien por dentro y por fuera– y los zapatos –quizá pensando ya en las futuras y, parece que cercanas, caminatas–. Sorprenden, y mucho, los sombreros, que han ganado un protagonismo inesperado (sí, ya estamos pensando en cómo protegernos del sol).

Photo credit: Pulsar

Y para cuando esto acabe, que acabará, tenemos muy claros nuestros deseos. Si hace unos días estábamos como locos por salir –de bares, de restaurantes, de terrazas...–, ahora lo que de verdad queremos es ver a los nuestros. La tendencia está clara: las aficiones han cedido el puesto a las emociones y nos derretimos con la sola idea de reunirnos con nuestros hermanos, padres, sobrinos y hasta cuñados (y sí, tenemos tantas ganas que les daremos la razón en todo) en esa mesa en torno a la cual nos gusta tanto estar para mirarnos, hablarnos, reírnos... y, si todo va bien, abrazarnos. ¡Ánimo, ya queda menos!

Photo credit: Pulsar