La familia de Naya Rivera recuerda a la actriz de 'Glee'

Por Nuria Herrera
Photo credit: Greg Doherty - Getty Images

From Diez Minutos

El pasado 8 de julio una nueva tragedia afectaba al reparto de Glee y alimentaba su leyenda negra. Naya Rivera, Santana López en la serie, perdía la vida durante una excursión familiar en el Lago Piru, al Sur de California, al que había ido a navegar y bañarse con su hijo de 4 años. A la espera de conocer la versión oficial, todas las hipótesis apuntaban a que la muerte de la actriz se debía a un triste accidente y ya en un primer momento Bill Ayub, sheriff del condado, tras hablar con el pequeño superviviente, apuntaba a que la artista "reunió suficiente energía para llevar a su hijo de vuelta al bote, pero no lo suficiente para salvarse", muriendo arrastrada por las corrientes del agua.

Photo credit: Al Seib - Getty Images

Después, la autopsia confirmó que su muerte fue un accidente. "Los hallazgos de la autopsia son consistentes con un ahogamiento y la condición del cuerpo es consistente con el tiempo que estuvo sumergida. No se identificaron lesiones traumáticas ni procesos de enfermedades en la autopsia", aseguró la oficina del médico forense del condado de Ventura en un comunicado de prensa. Además, destacaron que no había "indicios de que las drogas o el alcohol hayan jugado un papel en su muerte".

Tres semanas después del fatal desenlace, su familia llora a la actriz. Si tras confirmarse la muerte emitieron un comunicado agradeciendo las muestras de cariño y asegurando que "el cielo ha ganado a nuestro ángel", ahora es su exmarido y padre de su hijo, Ryan Dorsey, quien ha publicado un emotivo mensaje en redes sociales. "Es tan injusto, no hay suficientes palabras para expresar el vacío que queda en nuestros corazones. No puedo creer que la vida sea así ahora y no sé si seré capaz de creerlo", ha escrito.

Photo credit: Jon Kopaloff - Getty Images

La pareja había tenido sus más y sus menos en el momento de su separación pero ahora su relación era buena como demostraba que unos días antes habían compartido una jornada de navegación con su pequeño Josey: "Estabas justo ahí. Estábamos nadando con Josey el día anterior. La vida no es justa. No sé qué decir". Además, Dorsey recordaba el tiempo vivido al lado de la actriz: "Estoy agradecido por tantos momentos que hemos pasado juntos en el viaje que nos unió y nos dio el niño más dulce e inteligente que podíamos esperar"

Después ha sido su hermana pequeña, Nickayla Rivera, quien se ha asomado a Instagram para rendir homenaje a la actriz. Con una imagen en blanco y negro que resumía a la perfección el amor que sentían la una por la otra, la joven de 25 años emocionaba a sus seguidores con el texto con que la acompañaba: "Hermana. No tengo palabras para describir mi amor por ti. Estando cerca o a kilómetros de distancia, nuestra conexión es infinita. Nuestro vínculo es inquebrantable", asegura. "Éramos completamente opuestas, pero al mismo tiempo muy parecidas. El yin para mi yang. Nunca podría imaginar que, al perderte, encontraría tanto de ti en mi misma", confesaba Nickayla que reconocía que su mundo "está del revés".

"Te querré por toda la eternidad y te echaré de menos cada segundo de mi vida", concluye.