Familia de Wisconsin encuentra rana viva en caja de lechuga orgánica con triple lavado

Las ensaladas orgánicas resultan un producto saludable pero pueden traer alguna sorpresa en sus empaques. (Foto Getty Creative)

Si usted cree que los productos orgánicos son los más saludables y, sobre todo, los más limpios, que solo hay que sacarlos de su empaque y comérselos, le advierto que no se confíe. Cualquiera pueda traer una sorpresa, y esta vez vino en una caja de lechuga orgánica, la cual se supone tiene triple lavado y pasa por un proceso exhaustivo de empaquetado.

Pero como dije al principio, siempre hay un margen de error y una pequeña rana se “coló” en la caja de una lechuga orgánica, de la marca Simple Truth, que una familia de North Shore, Wisconsin, compró en un local de Pick ‘n Save en Glendale el martes pasado.

Aunque el pequeño anfibio se camufló en las hojas de la lechuga, al parecer no tenía ninguna intención de ser parte de la cena y en el momento en que Karlie Allen y su familia se disponían a preparar la ensalada, se hizo visible en el envase y puso a todos a chillar:

“Estoy al otro lado de la habitación y escucho un chillido y un ruido sordo”, recordó Allen, entrevistada por la cadena afiliada a la CNN WTMJ, sobre el momento en que se dieron cuenta que su lechuga orgánica traía un “ingrediente” inesperado.

“Santo Dios, esto está pasando”, expresó Allen, y aún con la sorpresa, atinó a sacar su teléfono y grabar a la ranita traviesa que se movía dentro de la caja de lechuga. Los gritos y las miradas de disgusto de los miembros de la familia se pueden ver y escuchar en el video, que circula por las redes.

Los productos orgánicos están libres de algunos pesticidas y de aditivos sintéticos, pero pueden contaminarse con insectos y pequeños anfibios. (Foto Getty Creative)

Allen dijo que se quedó un buen rato pensando: “Uno, ¿cómo diablos llegó eso allí? y dos, eso es absolutamente asqueroso”. La familia había planeado devolver la lechuga, incluida la rana, a Pick ‘n Save, pero de alguna manera el pequeño anfibio escapó de la noche a la mañana.

En busca de respuestas, Allen llevó la ensalada a la tienda de comestibles donde la había comprado. Le mostró al empleado el video que tomó. Al menos recibió el reembolso del costo de la lechuga y una disculpa, aunque ninguna respuesta a sus inquietudes.

“Solo quiero saber cómo alguien no se dio cuenta o cómo logró pasar con vida la rana el proceso de empaquetado”, insistió Allen, hasta que la compañía matriz de Simple Truth y Pick n 'Save, al conocer el caso, se acercó a ella para comentar la situación y disculparse.

"Estas situaciones ocurren de vez en cuando, cuando se trata de productos orgánicos", reconoció Roundy's Supermarkets, Inc. en un comunicado.

Las lechugas orgánicas son cada vez más populares, pero hay que revisarlas antes de comer. (Foto Getty Creative)

"Los artículos orgánicos certificados por el USDA deben estar libres de aditivos sintéticos y ciertos pesticidas. Aunque es raro, de vez en cuando vemos insectos y otros animales pequeños, como las ranas, en empaques con productos frescos. En este caso, el cliente devolvió la lechuga orgánica para un intercambio parejo".

Simple Truth también se disculpó en un mensaje directo en Twitter, diciendo: "Lamentamos que el producto Simple Truth tuviera una rana viva dentro de la caja. Definitivamente queremos hacer un seguimiento con el proveedor".

Aunque las disculpas fueron aceptadas y el reembolso fue justo, a Allen se le quitaron las ganas de comer ensalada. Aún no le encuentra lógica que una rana haya podido sobrevivir a un triple lavado y un proceso “minucioso” de empaque y llegar hasta su mesa cuando ella y su familia se disponían a degustar una ensalada fresca y saludable.