La familia Cossío pide que la Casona de Tudanca sea un sitio "de todos"

·2 min de lectura

Santander, 4 ago (EFE).- La familia de los hermanos Cossío, que fueron propietarios de la Casona de Tudanca (Cantabria), ha pedido este jueves que se transforme este edificio "en un sitio de todos", ya que allí escribieron grandes de la literatura española como Miguel de Unamuno, Federico García Lorca, Gerardo Diego o Gregorio Marañón.

"Con los tres hermanos, la casa estaba llena siempre", ha señalado la sobrina de los propietarios y catedrática emérita de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid, Ana María Arias de Cossío.

La historiadora ha dado una rueda de prensa con motivo de su participación en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en la que también han participado el representante de la Unesco y exministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, el exdirector del Reina Sofía Juan Manuel Bonet y el responsable cultural de la Biblioteca de España, Ángel Martínez.

La sobrina de los Cossío ha recordado que por este espacio pasaron y escribieron grandes escritores españoles como Miguel de Unamuno, Federico García Lorca, Gerardo Diego o Gregorio Marañón.

De hecho, la Casona de Tudanca todavía conserva manuscritos de Lorca o Alberti, así como "un filosofar impresionante" y unos fondos "con gran riqueza", según han expuesto los participantes.

Los ponentes, quienes han considerado este curso, que se celebra esta semana en Santander, como "un punto de arranque" para la recuperación del entorno, han incidido en la necesidad de digitalizar los fondos que se conservan para la preservación y difusión de los mismos.

Además, han lamentado que el espacio no tenga presencia "digital en las redes" y han propuesto que la casa sirva como espacio para conferencias o intercambios de opinión.

En este sentido, Ángel Martínez ha destacado que el Gobierno de Cantabria se "haya tomado en serio" la tarea de divulgación de los fondos de la Casona de Tudanca.

"A pesar de las crisis, hemos tomado una decisión, que es consolidar un espacio muy singular, poco conocido pero muy trascendente", ha apuntado Uribes, quien ve la Casona como punto de encuentro "de una dimensión intelectual fundamental".

Además, ha subrayado que la labor de las instituciones es convertir a la Casona de Tudanca "en el lugar que merece ser", de modo que se reconozca "el espacio de intelectualidad que fue".

A preguntas de los periodistas sobre posibles problemas de accesibilidad, los ponentes han rechazado que "sea un problema" y han señalado que Santander "está muy cerca". "Nunca se está lejos del conocimiento", han dicho.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente