Por falta de dólares y materia prima, Dánica suspendió al personal y el gremio prepara "plan de lucha"

·3 min de lectura

La imposibilidad de las empresas de acceder a dólares para la importación de materia prima pasó de ser una amenaza a convertirse en una dura realidad. Las consecuencias de tal escenario generan la paralización de las actividades y, como un efecto dominó, provocan desde suspensiones a despido del personal. Ahora es el turno de Dorada SA, del Grupo Beltrán, dueña de la marca Dánica, que anunció que dejó de producir en sus plantas de Llavallol (provincia de Buenos Aires) y Villa Mercedes (provincia de San Luis. A su vez, la decisión de la compañía derivó en la reacción del sector gremial, que dispuso el estado de alerta y movilización y amenaza con implementar un plan de lucha.

Concretamente, la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA), junto con el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera (SOEIA) y el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros y Desmotadores (SOEAD), anunciaron: "no avalaremos suspensiones ni ninguna medida que implique un perjuicio para las y los trabajadores".

Desde la Federación y los sindicatos de base coincidieron en que "las causas que invoca la empresa para tomar esa decisión son ajenas a los obreros, que dependemos del salario para vivir, y mucho más en el actual contexto de inflación y deterioro de los ingresos".

Dánica, sin dólares: asambleas para decidir el plan de lucha

La organización –comúnmente conocida como los "Aceiteros- advirtió que las medidas de fuerza comenzarán con el estado de alerta "realizando asambleas tanto en la fábrica de Llavallol como en la de Villa Mercedes" y agregó que "allí, en el debate con los trabajadores y trabajadoras se decidirán las eventuales medidas a adoptar en defensa de los puestos de trabajo".

La situación que atraviesa Dorada SA se vivió hace pocos días con la firma Dass que fabrica calzado deportivo para Nike y Adidas. La compañía justificó el despido de casi 100 empleados por la falta de materia prima para la producción. Sin embargo, la intervención del ministerio de Trabajo congeló las cesantías ya que dispuso la conciliación obligatoria.

La Federación es conducida por Daniel Yofra, quien desde su asunción logró mejoraros tensiblemente los salarios gracias a la firme defensa de los derechos de los trabajadores y a una actividad que tiene una alta rentabilidad, gracias a las exportaciones. Hoy, el salario inicial está en los $180.000.

Debido al cepo a las importaciones, las empresas no cuentan con materia prima y detienen su producción.
Debido al cepo a las importaciones, las empresas no cuentan con materia prima y detienen su producción.

Debido al cepo a las importaciones, las empresas no cuentan con materia prima y detienen su producción.

Derecho salarial basado en la Constitución

El dirigente explicó que "el planteo de nuestras organizaciones se basa en el derecho a un salario mínimo, vital y móvil, tal como lo define el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo" y agregó que "esto lo venimos sosteniendo en cada paritaria y en cada renegociación".

Remarcó que "esto es, ni más ni menos, que se asegure a los trabajadores y trabajadoras condiciones de alimentación adecuada, una vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión".

Para llegar al básico de $ 184.000, las organizaciones toman distintas mediciones, pero se pude decir que se referencian en los análisis que realiza la seccional INDEC de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Si bien hay una cláusula de revisión para la primera quincena de diciembre, el gremio no descarta adelantar las negociaciones si el nivel inflacionario continúa como en los últimos meses.