Falsos mitos sobre las flexiones

Realizar flexiones para ejercitar los brazos es un ejercicio muy completo ya que, además de ejercitar la totalidad de la zona superior de nuestro cuerpo (pectorales, abdominales y abdominales) y mejorar nuestra fuerza y resistencia, se trata de un entrenamiento que no requiere equipación adicional ni debe realizarse en un centro especializado. Cualquier momento y lugar es bueno para ejercitar correctamente nuestros brazos. Sin embargo, por sencillo que parezca, existen muchos mitos y dudas acerca de la forma de trabajar las flexiones, así como de sus beneficios y resultados reales en nuestro cuerpo. Unas cuestiones a las que ha dado luz Sara Tabares, directora deportiva de PERFORMA Entrenadores Personales en Valencia.

VER GALERÍA

mujer mostrando el músculo de sus brazos

En primer lugar, y como explica la experta, es conveniente saber que conseguir unos brazos perfectos requiere de una suma de condicionantes que debemos tener muy en cuenta en cuanto a nuestro nivel de expectativa sobre el ejercicio: "Los brazos tonificados no dejan de ser una suma de buena composición corporal y acondicionamiento muscular. Si tenemos los músculos trabajados pero la acumulación de grasa es alta nunca dará la sensación de brazos tonificados".

Lee: ¡Entrena en casa!: circuito de tonificación

Una trascendental puntualización previa de cara a la puesta en marcha de nuestro entrenamiento en la que la alimentación, cobra una gran importancia y que, además, tira por tierra una de las principales creencias sobre las flexiones: "Es importante abordarlo desde dos flancos diferentes. Por un lado, debemos tratar de optimizar la composición corporal controlando la alimentación y el ejercicio. Es importante resaltar en este sentido, que nunca podremos decidir de dónde eliminar esa grasa, es decir, en contra de la creencia popular, no por hacer ejercicios de brazos se perderá más grasa en los brazos".

VER GALERÍA

mujer haciendo flexiones con un balón de pilates

Otro de los mitos que nuestra especialista nos ha aclarado sobre los ejercicios de la musculatura de los brazos apunta directamente a la intensidad y frecuencia a la hora de realizarlos con el fin de obtener el mejor resultado: "Deberemos tratar de optimizar el acondicionamiento muscular. Uno de los mitos en este sentido es que es mejor realizar muchas repeticiones para evitar que crezca el músculo y sólo tonificarlo. Esto no es cierto, puesto que el crecimiento muscular depende de variables que nada tienen que ver con el número de repeticiones sino con la predisposición genética de cada uno, el volumen y el grado de esfuerzo".

Lee: Sí, para tonificar tus músculos debes levantar pesas

Junto con las falsas expectativas, muchas mujeres que ejercitan la musculatura de sus brazos tienen inquietudes muy concretas acerca del resultado estético de su entrenamiento. Unas dudas que solventa nuestra experta: "Es muy difícil que una mujer llegue a desarrollar suficiente masa muscular como para que el aspecto sea grotesco o no saludable. Si quieres optimizar al máximo tu sistema muscular asegúrate de utilizar una carga que suponga un desafío suficiente como para poder realizar un máximo de entre 8 y 15 repeticiones, pero quédate a 2-3 repeticiones del fallo muscular, es decir, si utilizas un peso con el que podrías realizar un máximo de 14 repeticiones bien hechas, no hagas más de 12".