Falleció Anne Heche: la historia de una actriz con una vida marcada por la tragedia

·3 min de lectura

A los 53 años, murió Anne Heche, luego de permanecer una semana internada en el Centro de Quemados Grossman del hospital West Hills, a raíz de un grave accidente de tránsito. La noticia fue confirmada sus familiares, quienes horas antes habían confirmado que la actriz estaba en estado de coma y le iban a retirar el soporte vital.

El viernes 5 de agosto, la artista conocida por su trabajo en la comedia romántica Seis días y siete noches (1998) y Psycho (1998), estrelló su Mini Cooper azul contra la pared de un estacionamiento de la zona Mar Vista y luego condujo a alta velocidad hasta impactar contra una vivienda. Enseguida, el vehículo y la casa quedaron envueltos en llamas, motivo por el que la actriz sufrió importante quemaduras en su cuerpo.

En ese momento, ue asistida por hasta 59 bomberos que lograron sacarla del auto y trasladarla a un hospital cercano luego de un operativo de 65 minutos.

"Intenté hablar con ella varias veces y le pregunté si estaba bien, pero no respondía, así que tuve que acercarme. Pude abrir la puerta trasera del coche y me arrastré hasta el interior. Cuando le pregunté si estaba bien, dijo que no", contó un vecino que la asistió. "Traté de hablar con ella nuevamente y noté que se estaba saliendo humo y las llamas ahora estaban a mi derecha e izquierda, así que rápidamente salí del auto", agregó.

Luego del accidente, la actriz estaba siendo investigada por el delito de conducir su auto bajo efecto de narcóticos luego de que se encontraran drogas en su cuerpo al momento del choque.

Quién era Anne Heche: una vida marcada por la tragedia

Nacida en Ohio, Estados Unidos, Heche no tuvo una vida fácil. Creció en una familia humilde y a los 12 años comenzó su carrera artística para ayudar a la economía de su hogar.

La actriz falleció a los 56 años

"Éramos pobres, pero decíamos que éramos ricos. Teníamos un padre que vivía una doble vida, pero fingíamos que estábamos absolutamente bien. Vivíamos en las calles pero lo negábamos. Todo lo que hicimos fue una mentira", reveló y aseguró que se convirtió en el sostén emocional de su madre.

En 2001, la actriz publicó Call Me Crazy, su biografía, en la que contó que su padre había abusado sexualmente de ella. "Me violó... me acarició, me puso en cuatro patas y abusó de mi", relató y contó que su madre, consciente de lo que había ocurrido, eligió guardar silencio.

Más allá de su talento y sus aspiraciones como actriz, se enfocó en ganar el dinero suficiente como para no pasar necesidades hasta que terminó la escuela secundaria y pudo mudarse a Nueva York para trabajar en la serie Another World, en la que interpretó las gemelas Vicki Hudson Frame y Marley McKinnon.

Ya en la década de los 90 se volcó a la pantalla grande. Primero con títulos que pasaron sin pena ni gloria, pero en 1996 se lució con Walking and talking (1996) y The Juror (1996). Un año más tarde trabajó con Johnny Depp en Donnie Brasco (1997); junto a Tommy Lee Jones en Volcano (1997) y con Robert De Nito y Dustin Hoffman en La cortina de humo (1997). Pero el gran salto lo dio con Seis días y siete noches (1998).

Su vida amorosa también dio que hablar, ya que tras vivir un noviazgo de dos años con Steve Marten y de formar pareja con el músico Lindsey Buckingham, de Fleetwood Mac, en 1997 se enamoró de Ellen DeGeneres, con quien se casó. Pero tres años más tarde se divorció de la comediante y apostó al amor con el camarógrafo Coleman Laffon, con quien tuvo a su hijo Homer, y se divorció en 2007 por una infidelidad con el actor James Tupper, quien se convirtió en el padre de Atlas, su segundo hijo.