Es fácil ponerse en los zapatos de Emma García en este momento

·4 min de lectura

Ana María Aldón vive un momento complicado. Su matrimonio con José Ortega Cano discurre por un camino lleno de altibajos, y eso está pasando factura a su salud mental. El pasado sábado, en Déjate querer, la diseñadora andaluza contó que incluso había pensado en quitarse la vida recientemente. Un día después, Aldón volvía a Viva la vida, programa en el que es colaboradora y del que se ausentó en varias ocasiones por su propia voluntad. Y me llamó la atención de cómo Emma García, la presentadora, puso de su parte para que eseregreso fuese calmado. Se ve que Emma no quiere muchos problemas en pleno directo, sobre todo, cuando a Viva la vida le quedaban, literalmente, tres programas.

En su visita a Déjate querer, Ana María dejó titulares muy jugosos. Dijo, por ejemplo, que miembros de la familia Ortega Cano le habían faltado el respeto, prefirió no responder a la pregunta de si Gloria Camila le había dado su lugar como esposa de su padre, y admitió haber tocado fondo. Eran muchas las cuestiones que el domingo se podían tratar en Viva la vida, había múltiples caminos por los que analizar su intervención. Y más, teniendo en cuenta que Ana no había acudido en un par de ocasiones a ese mismo programa, a pesar de estar convocada.

Al empezar el programa, Emma visitó a Ana María en su camerino, y luego compartió con sus compañeros la sensación que le había transmitido su compañera. “A mí me ha impactado. La he mirado a los ojos y he dicho '¿qué hago, pregunto o no dejo de abrazarla?'. He tenido ese sentimiento absolutamente maternal y de protección”. La comunicadora vasca aseguraba haber notado “la tristeza” que no se percibió el sábado durante la entrevista que le realizó Toñi Moreno, y por eso, marcó una directriz: que en las preguntas que le vayan a hacer haya “tacto”.

Yo he visto el estado de Ana María y voy a preguntarle por todo, pero sí os pediría que tengáis cierto tacto”, decía la presentadora. Palabras que Isabel Rábago se tomó como algo personal, pues ella poco antes decía que Aldón es compañera, pero también “el personaje del mes” y que hará su trabajo que consiste en preguntar. Emma tuvo que aclararle que no era una indirecta, sino que no se lo tomase a mal.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Da la sensación de que Emma García quiere tranquilidad para lo que le queda en antena en las tardes de los fines de semana. Y más, después de haber tenido algunas entregas muy movidas, esas en las que Raquel Mosquera ha respondido a Rocío Carrasco por su documental entre lágrimas, en las que ha discutido con este y con aquel colaborador. De hecho, la cancelación de Viva la vida parece que también ha hecho mella en el ánimo de la presentadora, que se queda, de momento, sin ningún proyecto en la recámara.

En la entrega del sábado, García charló con Kiko Matamoros, en la primera visita al programa desde que terminó su aventura en Supervivientes. El colaborador televisivo le quiso dedicar unas palabras a la vasca, diciendo que le da pena despedirse de ella “no sé hasta cuándo, ni hasta dónde, pero quiero agradecerte públicamente todo lo que hemos trabajado o cómo hemos trabajado”. “No me emocionéis, que estoy muy sensible”, pedía ella, emocionada. Así, recordó que lleva casi cuatro años en ese proyecto de Mediaset, con un equipo en el que todos se llevan bien. “Tengo una esa sensación de 'jo, estoy emocionada'. En cualquier momento me puedo romper, pero no lo voy a hacer. Voy a aguantar porque quiero terminar con alegría y con felicidad”, advertía a los presentes.

MADRID, ESPAÑA - 01 DE SEPTIEMBRE: Emma García asiste al estreno de 'el Humor De Mi Vida' en el teatro EDP Gran Vía el 01 de septiembre de 2021 en Madrid, España. (Foto de Pablo Cuadra/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 01 DE SEPTIEMBRE: Emma García asiste al estreno de 'el Humor De Mi Vida' en el teatro EDP Gran Vía el 01 de septiembre de 2021 en Madrid, España. (Foto de Pablo Cuadra/Getty Images)

Esa emoción encaja perfectamente con el espíritu de la entrevista con Ana María Aldón. ¿Para qué van a agitar el avispero con más fuerza de lo debido, con una persona que lo está pasando mal, cuando el programa ya echa la persiana este 24 de julio?

Da igual las audiencias que consiguiese este domingo, los planes de la cadena ya son los que son. El hueco de Viva la vida lo va a ocupar un nuevo espacio llamado Ya es verano, que estará presentado por Frank Blanco, Verónica Dulanto y Marta González Novo y que estará dividido en tres bloques muy diferentes entre sí. Por eso, es fácil ponerse en los zapatos de Emma García. Cualquiera de nosotros también habría apostado por una tarde tranquila. Qué menos que cerrar esa etapa sin peleas, abandonos de platós ni llantos a mares por parte de los invitados.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente