Es fácil entender por qué Jordi González no seguirá en ‘Secret Story’

·4 min de lectura

Por Mike Medianoche. - Este domingo hubo una nueva gala de Secret Story: La noche de los secretos, la cual está capitaneada por Jordi González. El reality ha entrado ya ensu recta final, pero eso no ha sido suficiente para que al comunicador catalán le hayan crecido los enanos. Y es que fue una gala caótica, con muchos ajustes de cuenta que no iban a ninguna parte, mucho griterío y un presentador sobrepasado por las circunstancias que ya no sabía cómo poner orden. La actitud de Jordi González fue muy significativa, y explica muy bien por qué no seguirá a partir de ahora en Secret Story, a pesar de que el reality volverá el próximo enero con concursantes anónimos.

Y es que Mediaset ya ha anunciado sus planes para el próximo enero: Secret Story: La casa de los secretos tendrá una segunda edición, solo que ahora no estará protagonizada por personas famosas, sino gente de a pie de calle, anónimos que recuperarán la esencia del Gran Hermano genuino. Esta temporada estará presentada por Carlos Sobera, Toñi Moreno y Sandra Barneda; Jorge Javier Vázquez descansará para volver con más fuerza en primavera con Supervivientes, aunque le seguiremos viendo en Sálvame y Sábado Deluxe. Y Jordi González se quedará, de nuevo, sin un proyecto televisivo entre manos, quizá porque los de arriba han sido conscientes de que Secret Story no estaba hecho para él.

Jordi González en 'Secret  Story: La noche de los secretos'
Jordi González en 'Secret Story: La noche de los secretos'

Desde que comenzase el concurso la desidia ha marcado la actitud de Jordi ante todo lo que sucedía dentro de la casa. A veces veía a los concursantes disfrazados y preguntaban de qué iban y por qué, ignorando que formaba parte de la prueba semanal. Se confundía con los nombres, se liaba con las votaciones. No estaba a lo que tenía que estar. No eran pequeños lapsus, eran señales de cómo su hastío, de cómo le importaban tres pitos los famosos, las esferas y los secretos.

Así se entiende mucho mejor lo que sucedió en la gala de este domingo. Jesús Oviedo, 50% de Gemeliers, señaló a Luca Onestini como machista, y esto abrió una puerta al debate. Frigenti acusó a Cristina Porta de que ella es la culpable de este pensamiento por la semana que tuvieron de crisis sentimental, y luego se sumó Alba Carrillo, Sandra Pica, Julen de la Guerra. Todos opinando, alzando la voz, convirtiendo el plató en una jaula de grillos.

Jordi se vio tan sobrepasado por las circunstancias que actuó como un profesor novato cuando los chicos se ponen a armar jaleo en clase. “¡Por favor! ¡Por favor! ¿Cómo tengo que decirlo? ¡Por favor! ¡Os lo pido por favor!” gritaba, sin éxito. “A ver, estoy a nada de pedir la expulsión de plató de esta gente que no respeta a nada ni a nadie”, añadía, como el que manda a un niño malo a hablar con el director.

Los malos modos servían de poco: más tarde se volvía a armar la gresca en el plató, y entonces cambió el papel de poli malo al de poli bueno, y fingía que recibía órdenes de arriba. “Los que os pisáis no cobráis hoy”, decía, para ver si así se mantenía el turno de palabra. “Es surrealista que siga hablando como si no pasara nada. ¿Creéis que es fácil hacer esto?”, llegó a decir, pidiendo comprensión de quienes estaban a su alrededor.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Aunque hemos comparado a González con un profesor recién llegado, Jordi de novato no tiene nada; no solo como presentador, sino dentro del universo de los realities. Que él ha estado al frente de Gran Hermamo VIP, de La casa de tu vida, o de los debates de Supervivientes. Tan solo que en esta ocasión no ha logrado transmitir esa magia televisivaque tantas veces nos ha enamorado de él, pues a pesar de este pequeño traspié no se puede negar es un maestro de los programas en directo.

En el próximo reality de Mediaset Jordi pues no estará. Secret Story ha sido una piedra en su zapado y es el momento de pasar página y empezar un nuevo proyecto profesional. Sin embargo, no sabemos qué será de él, pues en los últimos tiempos siempre ha trabajado en proyectos relacionados con realities. Y a veces hasta se ha dudado de su futuro en Mediaset, al que le ata un contrato, cuando ha estado alejado tanto de las redes como de la pequeña pantalla. Imaginamos que no hay que preocuparse demasiado, Jordi es un gran profesional, y más pronto que tarde volverá a ocupar el trono catódico que le pertenece.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente