La facialista de Jennifer Anniston comparte sus 7 reglas de oro

·4 min de lectura
Photo credit: Axelle/Bauer-Griffin
Photo credit: Axelle/Bauer-Griffin

Si te mencionamos el nombre de Shani Darden quizás no te suene de mucho, si embargo, puede que si reconozcas los de Jessica Alba, Jennifer Aniston, Chrissy Teigen o Rosie Huntington-Whiteley. Estas son algunas de las clientas VIP de esta experta en cuidado facial, una de las profesionales de la estética más solicitadas del star system.

Photo credit: Lionel Hahn - Getty Images
Photo credit: Lionel Hahn - Getty Images

Y aunque no todas podemos agendar una cita con ella en su estudio de Los Ángeles, ahora podemos sentirnos como una de esas estrellas a las que Darden les cuida la piel, gracias a que ella misma ha revelado las siete reglas de oro que siempre sigue y les pide a sus clientas que no pierdan de vista. La facialista va más allá de la alta tecnología que aplica en sus sesiones y explica que las condiciones específicas del verano, como la alta exposición solar, la humedad o el aire acondicionado deben ser tenidas en cuenta a la hora de crear la rutina facial, porque todas ellas afectan a la piel del rostro.

Protector solar: aplica y reaplica

No nos cansamos de repetir la importancia de aplicar protector solar cada vez que salgamos de casa. Ahora le cedemos la palabra a la experta en la piel: "La exposición al sol es la causa número uno del envejecimiento , ¡así que debes asegurarte de proteger tu piel! Todas las cosas de las que la gente se queja, como las manchas oscuras , la pérdida de elasticidad y las arrugas, se pueden prevenir usando protector solar y permaneciendo fuera del sol tanto como sea posible", detalla para la edición británica de Glamour.

Presta atención a tus labios y tus manos

Ambos son dos zonas que por lo general revelan precozmente el paso del tiempo con la aparición de arruguitas y manchas. "Siempre que te apliques protector solar, asegúrate de cubrir tus manos y volver a aplicarlo después de lavarlas. Recuerda también proteger tus labios con un bálsamo labial SPF o brillo. Por lo general, tengo un par de estos a mano en todo momento", opina Darden. Escoge un bálsamo labial de una textura y un sabor agradable para que no te de pereza ponértelo. En cuanto a las manos, no te olvides de protegerlas cuando vayas a conducir durante un periodo prolongado de tiempo ya que el dorso de estas queda totalmente expuesto.

Sí al retinol en verano (con precaución)

La facialista destierra de inmediato el mito de que no se puede usar retinol en verano, aunque con excepciones:“Si eres de los que pasa mucho tiempo al sol, te recomiendo no usar un producto con retinol . Sin embargo, si generalmente no pasas mucho tiempo al aire libre en verano, está completamente bien usar retinol o ácidos . Eso sí, siempre se debe poner protector solar durante el día y limitar la cantidad de tiempo que pasa bajo el sol”, afirma la facialista.

La fama merecida de la vitamina C

Puede que haya pocas personas que no hayan oído hablar de la aplicación cosmética de la vitamina C y es que su éxito está avalado por su eficacia. Esta es la recomendación de la experta: "Usa un suero de vitamina C rico en antioxidantes para proteger aún más su piel de los factores estresantes ambientales y del daño solar. También si buscas calmar la piel e igualar el tono".

Guerra al melasma

La exposición solar, el calor y las hormonas son un cóctel que puede derivar en la intensificación o aparición de manchas. “Si estás lidiando con el melasma , o parches de pigmentación que cubren partes de tu cara, debes tener mucho cuidado en verano. Es esencial mantener la cara protegida con un SPF 50 o superior y un sombrero de ala ancha. Pero incluso sentarse al aire libre o hacer ejercicio puede hacer que su cara sufra las consecuencias”, sostiene Darden. La aplicación de una bruma mantendrá tu cara fresquita y soportarás mejor las altas temperaturas.

Calmar las quemaduras

Aunque uno de los efectos de maquillaje que más se lleva este verano es el de mejilla quemada por el sol, es eso: maquillaje. No se te ocurra exponerte sin protección para conseguirlo ya que puedes dar lugar a la aparición de quemaduras. No obstante, si estas ya están en tu rostro el aloe vera puede ser un gran aliado: "Es un ingrediente maravilloso para calmar la piel después del sol", afirma la experta en piel.

No es necesario cambiar toda tu rutina

La facialista afirma que aunque las condiciones externas cambian en verano, la piel sigue siendo la misma, por lo que solo necesitamos adaptar la rutina facial, no modificarla completamente. "Si usas productos adecuados para su tipo de piel, no deberías necesitar cambiar demasiado su rutina. Debido a la temperatura y la humedad, es posible que sientas que tu piel está más grasa de lo normal, por lo que una de las únicas cosas que generalmente recomiendo es cambiar a un humectante más ligero", sentencia Darden.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente