¡Fabrícate un dispensador de jabón con botes de cristal reciclados!

Solo hace falta un poco de imaginación y maña para dar una segunda vida a cualquier tipo de objeto. En plena era del reciclaje, tirar determinados utensilios supone un coste y un impacto medioambiental importante e innecesario. Pero convertir en algo nuevo algo que no lo es mucho más sencillo de lo que parece. En este artículo, te ofrecemos las claves para convertir tarritos de cristal en coquetos dispensadores de jabón de inspiración vintage con los que podrás dar un toque muy diferente y personal a tu baño – y/o a tu cocina-.

 

Materiales

  • 1 bote de cristal con tapa de rosca
  • 1 bote de jabón con dispensador
  • 1 martillo
  • Pegamento de cola – o de cualquier otro tipo resistente al agua-
  • 1 punzón
  • Pintura especial para pintar vidrio en el tono preferido (3-4 tonos de la misma gama cromática)
  • 1 botecito de pintura dorada especial para cristal
  • 1 bote de pintura dorada en spray
  • 1 lámina de pan de oro
  • 1 rotulador permanente
  • 1 hoja de papel
  • Tijeras
  • Silicona
  • Barniz Mixtión de secado rápido transparente

- Leer más: ¿No sabes qué hacer con tus viejos vaqueros? ¡Conviértelos en un revistero a la última!

VER GALERÍA

dispensador de jabon diy

Paso a paso

  1. Comprobar que no falta ningún material
  2. Desenroscar el bote de jabón. Retirar el tubo plástico y realizar una pequeña marca con el rotulador y el tamaño del tapón en la tapa metálica del tarro de cristal. Con el martillo y el punzón, realizar un agujero en el centro, con cuidado de no sobrepasar el diámetro marcado previamente
  3. Cortar la cánula del bote de jabón los centímetros que haga falta para que quepa perfectamente en el tarro de cristal
  4. Pintar las tapas y la parte exterior del dispensador con la pintura en spray, protegiendo la superficie en la que vayamos a realizar la manualidad con algún tipo de papel o cartulina. Esperar a que se seque
  5. Fijar con un poco de pegamento resistente al agua el dispensador a la tapa de rosca del tarro de cristal
  6. Escribir en un papel las palabras que queramos para distinguir el contenido de cada frasco que vayamos a realizar. En la fotografía, se han escrito las palabras 'hands', para el jabón de manos y 'dishes' para el de los platos de la cocina. Recortar cada papel
  7. Colocar en el interior del frasco el trozo de papel y, con un poco de silicona, repasar el trazado para que, una vez seca, las letras queden en relieve. Dejar que seque
  8. Pintar el bote de cristal con pintura especial para vidrio del color deseado. Mezclar ligeramente varios tonos en una paleta para conseguir el efecto degradado. Esperar a que se seque y repasar con la pintura las letras en relieve
  9. Aplicar una pequeña capa de barniz mixtión en la parte baja del tarro y colocar sobre la misma el pan de oro
  10. Alisar con el pincel y cubrir de nuevo con una fina capa de barniz. Dejar secar
  11. Rellenar con jabón líquido y cerrar con la tapa y su dispensador

Leer: Vuelven con fuerza los tonos metalizados dorados en deco