Fabiola Martínez ya apunta maneras para convertirse en una diva del corazón

·4 min de lectura

De un tiempo a esta parte, Fabiola Martínez se ha erigido como uno de las invitadas recurrentes a los platós de Mediaset. Y es que desde que el pasado mes de enero la venezolana anunciara su separación de Bertín Osborne tras catorce años de matrimonio y dos hijos en común, la venezolana ha tomado cada vez más protagonismo en la pequeña pantalla.

Desde el punto de vista de mero espectador, su última aparición en la noche del 2 de septiembre como comensal en la gran final de la segunda edición de La última cena, refleja que se va a convertir en todo un fenómeno televisivo. Y es que la modelo estaba como pez en el agua y tiene toda la pinta que en Telecinco la van a exprimir todo lo que puedan después de que recogiera el guante con gracia a las guasas en pleno directo sobre su vida privada.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Si bien Fabiola Martínez apareció en el videoclip Y si fuera ella de Alejandro Sanz a finales de los noventa, el interés mediático por la modelo creció como la espuma a raíz de su enlace en 2006 con Bertín Osborne (dieciocho años mayor que ella) con quien formó una gran familia. Y es que tienen dos hijos, el 31 de enero de 2007 llegó al mundo Kike, que se vio afectado por una lesión cerebral severa lo que motivó a la pareja en 2009 a crear la Fundación Bertín Osborne para ayudar a otros padres de niños con discapacidad, y el 20 de noviembre de 2008 nació Carlos.

Durante estos últimos años tanto la venezolana como el cantante habían hecho participes a la audiencia de su vida marital a través del programa Mi casa es la tuya que desembarcó en Telecinco en 2016 tras una primera etapa en Televisión Española (TVE) bajo el título En la tuya o en la mía. Poco a poco Fabiola Martínez fue encontrando su espacio en el programa de entrevistas presentado por Bertín Osborne, convirtiéndose en una más.

Sin embargo en la undécima temporada del programa, estrenada el pasado 10 de junio con Isabel Díaz Ayuso y Miguel Ángel Rodríguez como primeros invitados, los espectadores no vieron rastro físico de Fabiola Martínez dado que Bertín Osborne y ella anunciaron su separación el pasado mes de enero alegando problemas de convivencia.

Pues bien, desde que Fabiola Martínez ha emprendido una nueva vida la televisión ha llamado a una puerta que ella ha abierto con ganas. Y es que la venezolana ha encadenado varias apariciones en Telecinco con las que promete convertirse en una diva del corazón. Sin ir más lejos, y tras su aparición el pasado mes de febrero en el concurso El cazador de TVE, el 6 de agosto acudió como invitada a Viernes Deluxe donde explicó el verdadero motivo de su separación de Bertín Osborne y compartió cómo ella y el cantante contaron la ruptura a sus dos hijos.

"Yo cuando me miraba en el espejo muchas veces decía: me veo triste, no me veo yo. Y no porque él me hiciera sentirme triste, es que yo no estaba siendo yo. Me estaba traicionando. Dejé de pensar en mis planes, en mi crecimiento como individuo, en formarme, en hacer proyectos que no fueran comunes", se desahogó Fabiola Martínez en plató.

Tras su entrevista más íntima en Telecinco, esta misma semana Fabiola Martínez ha vuelvo a reaparecer en los medios de comunicación. El pasado miércoles 1 de septiembre acudió a la presentación de El humor de mi vida, la adaptación teatral del exitoso libro de Paz Padilla y, en el prime time del jueves 2 de septiembre participó en La última cena cuya gran final ha anotado un 12.9% de cuota de pantalla.

Puestos a analizar la puesta en escena de Fabiola Martínez desde la opinión de espectador, lo que más saltó a la vista es que la modelo, invitada al igual que Agatha Ruiz de la Prada, se sintió muy cómoda y a gusto en este ambiente. Y no solo porque no se cortó un pelo a la hora de valorar el plató de Carmen Borrego y Lydia Lozano y jugó a la Potota Caliente (en homenaje a la hermana de Terelu Campos) con Belén Esteban como contrincante, sino porque supo salir con atino a los comentarios sobre su vida privada.

“Fabiola viene a por todas. Viene a tope”, ya anunciaba Alba Carrillo cuando la venezolana hacía acto de presencia a la par que Paz Padilla expresaba que “no hay nada como salir de un divorcio”. Y, en efecto, la modelo se abrió paso en el directo sin la sombra del cantante de rancheras, manteniendo la sonrisa intacta incluso cuando la presentadora gaditana, en un momento puntual del programa, soltó que la invitada “está acostumbra a comer bien, que Bertín es un sibarita”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

A sus 48 años, Fabiola Martínez ha empezado una nueva vida que podría mantener muy vinculada a la televisión. De momento, muy pronto será una de las estrellas de Los miedos de..., el nuevo formato creado por Mediaset España y Warner Bros. ITVP España en el que varios rostros conocidos harán un ejercicio de introspección para tratar de superar los mayores temores y fobias de su vida bajo la atenta mirada de las cámaras. En definitiva, la modelo ha tomado el pulso a su nueva situación conservando su estrecho vínculo con la pequeña pantalla.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente