El féretro de Isabel II estará cuatro días en el palacio de Westminster

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Este miércoles 14 de septiembre, los restos mortales de la reina Isabel II ha abandonado el Palacio de Buckingham, en dónde se le ha velado íntimamente toda la noche por la familia real al completo, para poner rumbo al palacio de Westminster. El carruaje con el féretro de la monarca lleva el nombre de George Gun, que también fue usado para portar los féretros de la reina madre y el rey Jorge Vi, los padre de la reina Isabel. El ataúd llevaba colocada la Corona del Estado Imperial y una corona de flores.

Antes de llegar al palacio en dónde pasarán los siguientes días hasta su funeral programado para el 19 de septiembre, se ha celebrado una solemne procesión por las calles de Londres hasta llegar a la Abadía. Tras el carruaje que portaba el féretro se encontraban el rey Carlos III de Inglaterra, la princesa Ana y los príncipes Andrés y Eduardo. Tras ellos, el príncipe Guillermo y al lado su hermano Harry, que llevaba un chaqué con algunas condecoraciones, ya que el uniforme militar no lo ha podido lucir al igual que su tío Andrés.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

La procesión comenzaba con la marcha fúnebre No.1 de Beethoven y como era obvio, miles de personas se han agolpado en los laterales del cortejo fúnebre para ver de cerca este momento histórico que marcará sus vidas. "¡Dios salve al rey!", se ha podido escuchar por parte del público congregado en los aledaños.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

El cortejo fúnebre no ha sido solo acompañado por la familia andando en procesión, sino que también le han seguido coches y dentro de ellos estaba la reina consorte Camila, la princesa de Gales, Kate Middleton, la duquesa de Sussex, Meghan Markle, y la condesa de Wessex. Todas vestía de riguroso luto para despedir a la reina en este acto y sus caras reflejaban un inmenso dolor.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Lo más curioso del servicio religioso ha sido que hemos podido ver a Meghan Markle más unida a la familia que nunca. En el interior de Westminster, tanto Kate Middleton como Meghan se han colocado al lado de sus maridos para estar presente en la ceremonia que allí se ha celebrado.

El ataúd de la reina Isabel II se encuentra ahora oficialmente bajo vigilancia por todos lados y sobre las 18:00, la capilla ardiente estará abierta al público para que se puedan despedir de la difunta soberana.