Ezequiel Garay explota en las redes sociales tras los ataques recibidos por su mujer Tamara Gorro

·2 min de lectura
Ezequiel Garay y Tamara Gorro tras el nacimiento de su primogénito Antonio en 2017 credit:Bang Showbiz
Ezequiel Garay y Tamara Gorro tras el nacimiento de su primogénito Antonio en 2017 credit:Bang Showbiz

El exfutbolista Ezequiel Garay, quien fuera jugador del Real Madrid y el Valencia, entre otros equipos, ha roto su silencio acerca de las críticas y faltas de respeto que está recibiendo estos días su esposa Tamara Gorro, quien anunciaba la reconciliación de la pareja hace solo unos días tras seis meses separados.

El deportista argentino, quien suele mantenerse al margen del halo mediático que envuelve a su mujer, antigua participante del programa 'Mujeres y Hombres y Viceversa', ha publicado una carta en sus redes sociales para dejar las cosas claras a raíz de los rumores tan insultantes que circulan en torno a dos asuntos muy delicados. El exdefensa está harto y no ha podido evitar explotar ante determinadas acusaciones.

En primer lugar, Garay ha lamentado que la opinión pública, lejos de celebrar la segunda oportunidad que ambos le han dado a su historia de amor, especulen ahora con la posibilidad de que la ruptura no fuera más que una estratagema publicitaria. "Cuando mi mujer y yo nos separamos, recibía miles y miles de mensajes de pena, tristeza y apoyo, mucho apoyo... incluidos los medios de comunicación. Hoy estamos juntos de nuevo y se está diciendo que todo era una mentira y nadie se alegra. Estamos viviendo en un mundo al revés, en el que prevalece lo malo sobre lo bueno", ha declarado.

Más doloroso aún ha sido tener que leer otros denigrantes comentarios acerca de la salud mental de Tamara, inmersa desde hace dos años en un tratamiento contra la depresión. Algunos internautas, así como tertulianos de los programas del corazón, han dejado entrever que la enfermedad de la modelo es una invención que ella estaría explotando al máximo para ganar relevancia mediática.

"También quiero decir que estoy cansado de que se insinúe que la enfermedad de mi mujer es una farsa…¿Qué narices está pasando en este mundo? Ojalá fuese una mentira, porque no le deseo a nadie lo que ella está viviendo desde años, y por supuesto yo también como compañero de vida. Pero como ahora empieza a sonreír, ya no vale, ya es mentira... Todo esto es lo que provoca que no se avance en las enfermedades mentales", ha manifestado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente