Una exposición muestra el legado cultural y vital de Carmen Alborch

·2 min de lectura

Valencia, 7 oct (EFE).- La exposición "Carmen Alborch. L'art i la vida" exhibe el legado cultural y vital de quien fue ministra de Cultura y directora general del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), pero también universitaria, política, escritora y, sobre todo, feminista.

La muestra, que se expone en el Centre del Carme hasta el 9 de enero, realiza un recorrido cronológico y circular de la vida de Alborch, que arranca en 1965, cuando inicia sus estudios de Derecho en la Universidad de Valencia, y finaliza con su fallecimiento en 2018, tras haber dejado la política unos años antes para volver a la Universidad.

Utilizando como guion el libro que escribió en 2009, "La ciudad y la vida", esta exposición presenta la biografía de una mujer "inclasificable", a través de fotografías, documentos, libros, carteles y objetos, así como una selección de su colección de arte particular.

Entre otras piezas, se pueden ver obras que proceden de los años en que formó parte de la Galería Temple, entre 1983 y 1987, y sobre todo de su amistad con artistas como Andreu Alfaro, Carmen Calvo, Miguel Ángel Campano o Manuel Sáez.

La exposición repasa la vida y las pasiones de Carmen Alborch (1947-2018) a través de la escritura, la política y el arte, así como los principales hitos que marcaron su carrera, como son la época universitaria, los años de directora general de Cultura, directora del IVAM y ministra de Cultura, y su etapa como escritora y como política.

La exposición se complementa con "Pantallas de Carmen", un audiovisual que reúne fragmentos de entrevistas y declaraciones realizadas por Carmen Alborch entre 1978 y 2018, seleccionados por su hermano Rafael.

"Nuestra intención es dar conocer sus ideales y su intensa trayectoria vital", ha afirmado Rafael, quien ha estado acompañado por su otro hermano, Miguel, y ha destacado que Carmen era una persona "alegre, positiva y moderna".

La exposición busca también mostrar el legado de una mujer que hizo del feminismo su bandera, desde que en 1975 formó parte del grupo fundador de la Asociación de Mujeres Universitarias de Valencia, hasta sus últimas declaraciones, cuando reclamaba que el feminismo fuera Patrimonio de la Humanidad.

"Carmen fue una mujer entusiasta y apasionada de la vida que supo gozar de la vida", ha asegurado Salvador Albiñana, comisario de la exposición, junto con José Vicente Plaza, en la que han pretendido mostrar "ese gozo y esa capacidad de combinar artes variadas" que tenía Alborch.

"No establecía excesivas jerarquías y era capaz de disfrutar por igual de un paseo por la Malavarrosa, que de ver una acuarela, leer un libro o ir a comer en Casa Montaña, por ejemplo", ha defendido Albiñana.

El director del Centre del Carmen, José Miguel Pérez Pont, ha destacado de Alborch que era "una persona atípica, inclasificable y con una energía y actitud vital brutal y un posicionamiento feminista importante".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente