Esta es la explicación de por qué sudar no significa que estés quemando más calorías

Es posible que no sea la primera vez que lo oigas, pero aún así no está de más repetirlo: sudar no nos hace quemar calorías y, por lo tanto, no adelgaza. Cuesta creerlo, es cierto, porque cuando sudamos al realizar cualquier tipo de actividad física tenemos la sensación de que estamos esforzándonos al máximo y de que nuestro cuerpo está reaccionando quemando calorías y más calorías. 

Pero la realidad es otra: sudar no adelgaza, y podemos quemar muchas calorías sin sudar. Así que olvídate de empapar la camiseta y céntrate en lo que realmente hace que tus esfuerzos a la hora de hacer deporte te compensen.

Leer: La importancia de los entrenamientos de fuerza para los corredores

Qué perdemos realmente al sudar

Si sudamos de manera significativa sí estamos perdiendo peso. Pero solo se trata del peso del propio sudor, es decir, de los líquidos que hayamos eliminado durante el ejercicio. Y esos líquidos debemos recuperarlos de manera casi inmediata por nuestro bien, así que te da igual perderlos porque tu organismo necesita reponerlos de nuevo.

El sudor no es otra cosa que agua casi en su totalidad, aunque también contenga sales minerales (necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo) y una cantidad mínima de grasa que no es nada relevante. Lo que nuestro cuerpo no elimina, aunque sea también una creencia muy extendida, son toxinas. Así que no te esfuerces en depurar tu cuerpo buscando formas de sudar porque no lo vas a conseguir. Como te hemos dicho, lo que vas a eliminar, sobre todo, es una cantidad de agua que vas a recuperar de inmediato.

Por otro lado, sudar no es el resultado de haber realizado un gran esfuerzo físico, es decir, nuestro cuerpo no consume energía como resultado de haber sudado. En realidad, el sudor es un mecanismo de nuestro cuerpo para evitar la hipotermia, por eso podemos sudar si estamos bajo el sol abrasador del verano sin necesidad de estar moviéndonos. Nuestro cuerpo reacciona de forma automática cuando sufre un aumento de temperatura vaporizando parte de sus líquidos.

Leer: Todo lo que tienes que saber si vas a hacer ejercicio con pesas

Si quieres quemar calorías, haz ejercicio (sudes o no)

Hacer deporte es la única forma efectiva de quemar calorías, y la cantidad va a depender del tipo de ejercicio que hagamos de manera eficaz y con el esfuerzo necesario. Cuando ponemos nuestro músculos en movimiento consumimos energía, y cuanto más grande es el grupo muscular que trabajamos, más la energía consumida y, por lo tanto, más la cantidad de grasa que podemos quemar.

Pero esto no implica necesariamente que tengamos que sudar. Es cierto que es lo más normal que ocurra si hacemos una sesión de spinning, pero no tiene por qué suceder si realizamos una serie de ejercicios funcionales, que son realmente efectivos a la hora de consumir calorías pero no tiene por qué hacernos sudar de manera significativa.

Por suerte, eso no tiene que preocuparnos porque no va a suponer ningún cambio en nuestro peso ni en nuestra grasa corporal. Así que en lo que debamos enfocarnos realmente es en hacer deporte, en general, de manera regular. Y procurar que aquel que elijamos se ajuste a nuestros objetivos y condición física, nos haga sudar más o menos.

Leer: Descubre cómo definir tus músculos, no solo perdiendo peso