El éxito olvidado de Carmen Morales, la hija de Rocío Durcal, en Japón

·4 min de lectura

Por Mike Medianoche. - Este viernes Tu cara me suena realizó un pequeño homenaje a la saga artística de los Dúrcal. Por un lado Loles León se metió en la piel de la mexicana más española para recrear su éxito ‘Sombras nada más’, en una imitación que estuvo cargada de respeto y cariño. Y por otro vimos a Jorgey César Cadaval, Los Morancos, metidos en la piel de Antonio y Carmen Morales, los hijos de Rocío Dúrcal y Junior, quienes siendo unos críos formaron un dúo musical que dejó temas como ‘Sopa de amor’ (la que cantaron en el programa), ‘Entre cocodrilos’ o ‘La tristeza de ser electrón’. Canciones que, tal y como recordó el presentador Manel Fuentes llegaron a tener éxito en un lugar tan remoto como Japón.

Habría que trasladarse al otoño de 1982 para hablar de la carrera musical de Antonio y Carmen. Julio Seijas y Luis Gómez Escolar le compusieron prácticamente entero un álbum, ‘Sopa de amor’, que se presentó en el programa Aplauso. En su primer playback había unos músicos principiantes haciendo figuración, unos chicos que poco después arrasarían en la industria del pop con el nombre de Hombres G.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

A diferencia de otros proyectos musicales destinados a los niños de aquella época, como Parchís o Regaliz, Antonio y Carmen no apostaban por himnos muy bailables, ni tampoco hacían coreografías. Sus canciones eran melódicas y sus puestas en escena solían ser sencillas, con ambos mirando a cámara y poco más. El número que recrearon Los Morancos en TCMS fue el que Antonio y Carmen hicieron en el programa Un, dos, tres, responda otra vez, en la Navidad de ese 1982. Allí le dijeron a la presentadora Mayra Gómez Kemp que su proyecto más inmediato era grabar el mismo disco que ya habían lanzado al mercado, pero en inglés. Alguien había visto un potencial internacional en estos chicos que, sin embargo, no terminaron cantando en la lengua de Shakespeare, sino en japónes.

En 1983 Antonio y Carmen lanzan el disco ‘Hey come on’, que tenía cinco temas en japonés y otros cinco en castellano. Tal como aseguró Fuentes lo suyo fue algo prodigioso: Los chicos cantaron en un estadio de Tokyo junto a otros artistas, y aprovecharon el tirón protagonizando varios anuncios de televisión. Hablamos de un éxito real, no de una leyenda de esas que van de boca en boca.

No quedó ahí la cosa. Antonio y Carmen viajaban con su padre, Junior, y con su tía, la actriz Fedra Lorente. Como Antonio Morales, Junior, es de origen filipino, aprovecharon su estancia en aquella parte de Asia para hacer promoción en Filipinas y ofrecer algunas actuaciones. Luego continuó la promo internacional con una parada en México, país donde Rocío Dúrcal se convirtió en un auténtico fenómeno gracias a sus rancheras.

Ese mismo 1983 lanzan su segundo disco en España, ‘Entre cocodrilos’. Los proyectos estaban sobre la mesa: un tercer disco y una nueva gira por Japón. Pero Rocío Dúrcal y Junior decidieron apartar a sus hijos del mundo de la farándula, porque tenían miedo de que el trabajo repercutiese en sus estudios.

En las entrevistas de la época los dos hermanos aseguraban que de mayores continuarían en el mundo del espectáculo. Antonio, sin embargo, se retiró de la vida pública, y es empresario y también ha sido supervisor musical. Carmen, sin embargo, sí continuó como cantante (fue corista de su madre e hizo varias colaboraciones) y se convirtió en una estrella de la televisión, presentando secciones musicales en algunos programas, y sobre todo, como actriz.

En ese sentido su papel más recordado es, con diferencia su trabajo en la serie Al salir de clase; ella interpretó a María, apodada Bichito y Candy Candy. Al principio su papel era el de una chica virginal, pero a los pocos meses se convirtió en la villana más absoluta, siempre mintiendo para conseguir aquello que deseaba. Se inventó un embarazo para llevar a Íñigo (Mariano Alameda) al altar, y terminó asesinada por un profesor que se había vuelto loco.

Parecía que su carrera en el mundo de la interpretación iba a ser duradera. Trabajó con en películas de terror como School Killer, con la leyenda del género Paul Naschy, o el largometraje Hotel Danubio. También protagonizó obras de teatro como Olvida los tambores de Ana Diosdado o Ninette y un señor de Murcia, y series como Amar en tiempos revueltos. Pero hace una década se terminó desvinculando de la actuación y montó una empresa de organización de eventos.

MADRID, SPAIN - JULY 05:  Carmen Morales attends 'Holiday Gym' 35th anniversary party on July 05, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
MADRID, SPAIN - JULY 05: Carmen Morales attends 'Holiday Gym' 35th anniversary party on July 05, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Sin embargo, el pasado verano Carmen Morales dio una sorpresa y aseguró que retomaría su faceta de actriz, sin especificar el proyecto. En la revista ¡Hola!explicó que su retirada fue para dedicarse a su familia, pero que ya es el momento de volver. Quizá después de ver cómo César Cadaval la imita le pica el gusanillo, recuerda aquellos años de grabaciones y viajes a Japón y volvemos a verla en una producción más pronto que tarde. O en Tu cara me suena como concursante, quién sabe.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente