La exclusiva de Jesús Mariñas con Sara Montiel para FOTOGRAMAS

·7 min de lectura
Photo credit: Archivo FOTOGRAMAS
Photo credit: Archivo FOTOGRAMAS

El fallecimiento a los 79 años de Jesús Mariñas, uno de los informadores más prestigiosos en la crónica social de nuestro país, ha supuesto una gran pérdida para el mundo del periodismo. En sus comienzos, colaboró con FOTOGRAMAS realizando entrevistas exclusivas y crónicas de las entregas de las Placas San Juan Bosco, precursoras de nuestros actuales Fotogramas de Plata. Le rendimos homenaje recuperando una de sus charlas: la exclusiva con Sara Montiel sobre su experiencia en Hollywood. Siempre en nuestros corazones, Jesús. Gracias por tanto y descansa en paz.

Sara Montiel, una vez más. La mujer que lleva como nadie, en el mundo del espectáculo, sus «publicrelations ». La «star» que representa un momento y un gusto muy precisos dentro del cine nacional. La hembra —eso, la hembra— que pasea con orgullo por el mundo este cine y esta nación. Sara Montiel ha estado en Los Angeles: fue para siete días y pasó veintiuno; allí se la nombró «ciudadana honoraria» de la ciudad californiana. En esta ocasión —nos dice la Montiel—“no fui para cantar. Me invitaron oficialmente como máxima representación de la mujer hispanoamericana”. La tímida jovencita que, hace veinticinco años, interpretara un papel secundario en «Mariona Rebull», de Sáenz de Heredia, ha presentado en pantallas americanas su última película, «Varietés», de Juan Antonio Bardem. con el curioso título de «Lágrimas negras». «Además, la televisión del sur de California ha programado cuatro de mis películas. El ciclo estará compuesto por ''Carmen, la de Ronda", "El último cuplé". "La bella Lola" y "Mi último tango". Si alguien lo duda siempre hay que pensar en los malintencionados— que repase cualquier revista especializada en programación.» La actriz que despierta entusiasmos entre amplios sectores de público español; la que se basta —y se sobra, quizá diría ella— para convertir en gran éxito comercial cualquier película. Sara Montiel, esa mujer, ha estado en Los Angeles presentando sus películas. Aunque no para ahí la cosa: Sara volverá a California en abril con un programa bien concreto. Hollywood la de los mitos, la Meca y el sueño de tantos y tantos artistas, le dedicará una de sus calles. Esa mujer, Sara, nos lo cuenta:

"El alcalde da Los Ángeles anunció que bautizaría con mi nombre una calle de la ciudad. No, en España todavía no tengo ninguna. ¿Que si me hacen más justicia allá? No hablemos de justicia, sino de una admiración reconocida por el Departamento de Justicia Latino que hay en Estados Unidos y que ayuda a cuarenta millones de personas. El cónsul español, don Andrés Drake, puede certificar cuanto digo. ¿Si me emociona pensar en esa calle? Me satisface. Pero sentí más emoción al izar nuestra bandera en el Ayuntamiento. En abril también pondrán mi nombre a una de las clásica «estrellas » que adornan las aceras del Hollywood Boulevard. Y en el «Music Center» —que es como el Real madrileño— me van a dar un homenaje como el que recientemente tributaron a Sinatra. Será un acto completamente oficial, con invitados del cine americano y las adhesiones de la Academia Cinematográfica, el Cuerpo Diplomático y el Sindicato de Show Bussines. La convocatoria está firmada por Anthony Quinn, Ricardo Montalbán, Yvonne de Carlo, Burt Lancaster. Ida Lupino y Lucille Ball.

¿Te quedarías a vivir en Hollywood?

Ha cambiado mucho. No es el que conocí cuando estaba casada con Anthony Mann, AllÍ hice tres películas y viví ocho años. En la práctica, Hollywood ya no existe. Unicamente queda su leyenda. Todo el cine norteamericano está en Europa. ¿Que si me recordaban en Loa Angeles? Naturalmente. Pero no como ex señora Mann o actual señoraRamírez: únicamente me conocen como Sarita Montiel.

Dato curioso y digno de todas tas consideraciones: en la publicidad de "Lágrimas negras"— sobreentiéndase «Varietés »— no aparece el nombre de Bardem. Se anuncia a la estrella y a cuatro intérpretes: Vicente Parra, Chris Avram, Trini Alonso y José María Mompín.

La película ha gustado tanto como en España. Y mucho más que «El último cuplé». Un crítico bastante difícil —el de "La opinión"– escribió que si Hispanoamérica tuviera premios para el «Oscar», mi película tendría el honor de ser premiada con varios "por su hermosa e inolvidable realización".

¿Y de ti qué han dicho?

Que encontré el papel definitivo de mi carrera y que doy «un toque de alta escuela de imposición del arte dramático. La película ha triunfado en toda Norteamérica. En Broadway la hicieron nueve semanas en dos cines, mientras que «Las petroleras» solamente aguantó una. «Varietés» también encabezó una lista para distribuidoras, s e g u i d a de "Adiós, cigüeña, adiós".

Photo credit: Archivo FOTOGRAMAS
Photo credit: Archivo FOTOGRAMAS

Rosas para Marilyn

Sara ha vivido intensamente —por dentro y por fuera— sus tres semanas californianas. Y aprovechó los ratos libres para hacer turismo en compañía de Pepe Tous, el español que dirige sus destinos y que también fue invitado como propietario- director de «Ultima Hora" de Palma de Mallorca por aquella de ser un periódico de la patria chica de fray Junípero.

Estuvimos visitando la tumba de Marilyn. Sólo pude ponerle tres o cuatro rosas. No cabían más en el «bouquet». Es un nicho de mármol gris, impersonal y casi deshumanizado. Hace tiempo que deseaba rendir este tributo a la pobre Marilyn.

¿Crees que hubiera sabido envejecer? ¿O murió en el momento justo para convertirse en mito?

Marilyn ya era un mito. Hablas de envejecer. ¿Crees que eso importa? En Estados Unidos sólo triunfan los que han pasado de los treinta. Y todas las «estrellísimas» tienen más de cuarenta. Liza Minelli tiene 36 años; Barbra Streisand, 39; Ursula Andress, 40; Raquel Welch, 41... y tres hijos «así» de grandes que en Europa son prácticamente desconocidos. ¿Te digo también la edad de Clint Eastwood?: 49. Pasó veinte haciendo personajes de cuarta hasta que le llegó el triunfo. ¿Y qué decirte de Perry Mason?: es mi abuelo. En Norteamérica no hay «estrellas» de 23 años...

¿En España, sí?

En España tenemos muchas... jóvenes. En todo caso.la edad es una tontería como una catedra.

Vincente Minnelli Ja Invitó a la presentación del show de Liza en Las Vegas. Sara cuenta y no acaba de cómo es Liza:

Las estrellas de todos los «shows» hacen lo que yo: cantar y cambiarse de vestido cinco veces. Y aguantan bien. Liza se portó de una manera encantadora y hasta anunció mi presencia en el «Riviera». Dijo: «Señores, entre nosotros está España». Y dio mi nombre. También se refirió a Joe Fosse, Lucille Ball y Dionne Warwick. En este viaje he confirmado una cosa: que el cine y el tiempo me están dando la razón. En el mundo entero lo que más está pegando son las películas musicales. Ahora se dedican a desempolvar las canciones del ayer. Dime, si no, cuántos anos tiene "Cabaret" y cuántos hace que Liza Minnelli arrastra el culo por estos mundos de Dios. Según mis noticias, a los cuatro años fue presentada por sus padres como solista de «ballet». Pero no se consagró internacionalmente hasta protagonizar un musical. Y mira que Liza lo probó todo. Actualmente, las máximas «estrellas» del cine americano son dos cantantes: Liza y la Streisand. ¿Cuál prefiero? Me quedo con la Minnelli. Me va más. La siento más cerca. Liza se entrega, es más caliente, más verdad. La Streisand resulta demasiado perfecta y menos humana. Liza es como su pobre madre: ta humanidad le chorrea por cada poro. Es menos rutinaria, más desigual. Pero también más verdadera.

Antes del punto final, un toque a su próxima película. No se llamará "La pantera", sino "De fuego y aire". ¿Insistirás en el cine comercial o piensas seguir la línea de cierta calidad iniciada con Bardem?

Es que "Varietés" resultó una buena película y una película súpercomercial. Fons, con sus 33 años, no se parece en nada a Juan Antonio. Pero tiene habilidad para aunar calidad y comercialidad. Al menos, lo viene demostrando con sus últimas películas. ¿Oué galanes me acompañarán? Todavía no lo sé. Como es una coproducción hlspano-franco-italiana... ¿Mi personaje? Bonito y humano. Quiero seguir siendo la que soy.

Para qué va a cambiar. El tiempo y el cine le estén dando la razón. Y es que a lo mejor Sara no anda tan equivocado como algunos piensan.

J. M. N. de la R. — Las informaciones de Sara, al parecer, no son del todo exactas. Liza Minelli no tiene 36, sino 26 años. Barbra Streisand, 29. Ursula Andress, 36, Raquel Welch, por su parte, sólo tiene dos hijos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente