Un hombre alcohólico que casi muere por lesiones hepáticas asegura que se salvó haciéndose vegano

Hace siete años, Aaron Calder, fue trasladado de urgencia al hospital con una afección hepática que le hizo vomitar sangre. Bebedor desde hacía 40 años, tenía el hígado tan mal que se le obstruyeron las venas y le estallaron en la boca mientras dormía.

Tras ser tratado en cuidados intensivos y estar ingresado dos semanas en el hospital, dejó de beber inmediatamente. Pero dos años de sobriedad después, las pruebas mostraron que el hígado de Aaron seguía en mal estado.

Aaron Calder dice que hacerse vegano ha mejorado su salud enormemente [Foto: SWNS].

No fue hasta que vio un documental de Netflix titulado Fat, Sick and Nearly Dead (Gordo, enfermo y casi muerto, en español), que Aaron decidió darle una oportunidad al veganismo.

Pasó a seguir una dieta basada en vegetales que, según él, le hizo mejorar considerablemente su salud.

“El fibroscan, que mide la inflamación del hígado, llegó a marcar 75, el peor resultado posible”, explica Aaron.

“Pero solo dos meses después de adoptar la dieta vegana, cayó a casi la mitad, a 39, y mi hígado parecía funcionar con normalidad. No podía creerlo y tampoco mi médico”.

Aaron comenzó a beber siendo un adolescente, pero pronto empezó a depender del alcohol para desconectar del trabajo y aumentar su confianza social. Recibió un toque de atención hace siete años tras ser trasladado al hospital. Allí recibió dos transfusiones de sangre y fue tratado por una infección renal, malnutrición, gota y cirrosis hepática. 

“Tenía el hígado tan dañado que no podía filtrar el flujo sanguíneo. La sangre se estaba bloqueando, lo que me hizo explotar siete venas de la garganta”.

“Los médicos me dijeron que era muy afortunado por estar vivo y dijeron que si bebía de nuevo podía morir, pero no lo he tocado desde que ingresé en el hospital, ni una gota”.

A Aaron la bebida lo llevó a ser hospitalizado por lesiones hepáticas [Foto: SWNS].

Aaron es de Brighton, East Sussex, y debe hacerse revisiones regulares por su cirrosis hepática, cuando el tejido cicatrizado, a menudo inflamado por el abuso con el alcohol, sustituye el tejido hepático normal.

Pero dos años después de dejar el alcohol, su grado de inflamación sigue siendo el peor posible.

No fue hasta que vio el documental de Netflix, el cual hablaba de las experiencias de un hombre con sobrepeso que adopta una dieta a base de frutas y verduras durante 60 días para mejorar su salud, que Aaron decidió darle una oportunidad a una dieta a base únicamente de vegetales.

“Al principio era escéptico. Como vegetariano, estaba seguro de necesitar huevos para la proteína y leche para el calcio”, dijo.

“Pero decidí darle una oportunidad a la dieta vegana y comencé a experimentar mejoras enormes en mi salud”.

Unos meses después de adoptar la dieta vegana y de pasarse a alimentos integrales, Aaron volvió al hospital para otra revisión del hígado. 

“Los resultados solo mostraron que mi hígado funcionaba con normalidad. Mi colesterol y mi presión sanguínea también eran perfectas”.

Tras su revelación con la salud, Aaron ahora es un bloguero a tiempo completo y publica con regularidad recetas veganas en Instagram. 

“La gente cree que la dieta vegana es estricta, pero en realidad como mucha comida y sigo disfrutando de hamburguesas veganas, patas fritas y pasteles de chocolate”, dijo.

“Pero cambio la mantequilla, la harina blanca y el azúcar por aceite de aguacate, harina integral y sirope de arce”.

Este extrabajador de supermercado afirma que el veganismo le cambió la vida [Foto: SWNS].

Aaron volvió a hacerse nuevas pruebas en marzo del año pasado y, por primera vez, los depósitos de grasa de su hígado se habían limpiado por completo.

“La dieta vegana ha jugado un papel enorme en mi recuperación. Le ha dado al cuerpo la posibilidad de sanar. Cuando dejé de beber, mi hígado mejoró mucho. No fue hasta que adopté la dieta vegana que empezaron a mejorar mis resultados”.

“Ahora disfruto de mi trabajo como bloguero de comida. He dejado mi adicción al alcohol por un enfoque de preparar comida muy buena”.

Marie Claire Dorking