El ex de Liz Hurley (y padre de su hijo) se suicida por depresión debido al coronavirus

Cine 54
·3 min de lectura

El productor multimillonario Steve Bing, conocido por haber financiado cintas de Robert Zemeckis como Beowulf o Polar Express, se ha suicidado a la edad de 55 años.

También conocido por su labor filantrópica y por ser el padre de Damian, el hijo que tuvo con la actriz y modelo de Elizabeth Hurley (tras demostrarse mediante una prueba de ADN), saltó desde su apartamento, situado en el 27º piso de un edificio en el distrito angelino de Century City. El trágico suceso tuvo lugar en torno a la 1 del mediodía del lunes 22 de junio.

Elizabeth Hurley with boyfriend Steven Bing at opening day at the Mercedes-Benz Polo Challenge at the Bridgehampton Polo Club in Bridgehampton, New York. 07/14/2001. Photo: Evan Agostini/ImageDirect
Elizabeth Hurley con su entonces novio, el fallecido Steven Bing, en la apertura del Mercedes-Benz Polo Challenge en Bridgehampton, Nueva York, 2001. (Imagen: Evan Agostini / ImageDirect / Getty Images)

Según hemos sabido gracias a las fuentes que recoge TMZ, la causa de su suicidio habría sido una depresión provocada por la falta de contacto humano ligada al confinamiento por Covid-19.

El productor comenzó su carrera profesional cuando abandonó la Universidad de Stanford el día en que cumplió 18 años, tras heredar automáticamente 600 millones de dólares de su abuelo, el magnate de la construcción neoyorkina, Leo S. Bing.

En la década de los 80, Bing escribió las tres entregas de Desaparecido en combate (la saga de acción protagonizada por Chuck Norris), y en los 90 estrenó su único título como director: A cada suspiro. A este seguirían numerosos créditos como productor, que incluyen Get Carter, Golpe en Hawai o La excepción a la regla.

En 2003 también escribió la película Canguro Jack, y en 2008 financió el documental de Martin Scorsese sobre los Rolling Stones, Shine a Light.

A pesar de sus trabajos en Hollywood, su nombre no saltó a los medios hasta que entre los años 2000 y 2001 se hizo pública su relación con Hurley, así como la demanda de esta por la paternidad de su hijo.

A Bing le sobreviven dos descendientes: Damian (de 18 años) y Kira Kerkorian (21), la hija que tuvo con la tenista Lisa Bonder, y cuyo supuesto padre, el multimillonario Kirk Kerkorian, contrató a un detective privado para demostrar que el padre biológico era Bing.

Ambos hijos, por cierto, protagonizaron una amarga disputa por la herencia del padre de Steve, Peter –que ganaron en 2019.

Conocido por sus importantes contribuciones a iniciativas progresistas y vinculadas al Partido Demócrata, Bing ha sido llorado por figuras tan destacadas como Bill Clinton:

Yo quería mucho a Steve”, escribió el expresidente de los EEUU en Twitter. “Tenía un gran corazón y estaba dispuesto a hacer cualquier cosa por la gente y por las causas en las que creía. Le echaré de menos, a él y a su entusiasmo, más de lo que puedo expresar, y espero que por fin haya encontrado la paz”.

En el momento de fallecer, su fortuna se estimaba en torno a los 590 millones de dólares (unos 522 millones de euros). Su familia figuró en la lista Forbes de los 400 estadounidenses más ricos.

Más historias que te pueden interesar: