Qué hacer y qué evitar al invertir en una economía «tambaleante»

·6 min de lectura
Pixabay.

Invertir siempre es importante, al igual que fijar para qué queremos emplear nuestro dinero.

Sin embargo, si apenas estás iniciando en el hábito del ahorro y las inversiones, es posible que la situación económica mundial te genere dudas sobre si es un buen momento para hacerlo.

Esto puede devenir del dato más reciente sobre la inflación. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 8.15% durante julio, con una variación de casi 3% en comparación con el mismo periodo del año pasado, donde llegó a 5.81%.

A ello se suman los análisis de personas expertas, quienes indican una posible recesión (especialmente en Estados Unidos), la prevalencia del Covid-19 y la existencia de la viruela símica, entre otros factores.

Si le estás «dando vueltas» a este tema, Norma Briz, CEO de Fintual México, y Eduardo Medina, director de Renta Variable en Vector Casa de Bolsa y jefe del proyecto de e-Vector, explican en entrevista par Business Insider México qué hacer y los errores que no debes cometer al invertir hoy y siempre.

¿Cuál es el panorama actual al invertir?

En la actualidad, de acuerdo con Briz y con Medina, los instrumentos para invertir más empleados por la población de México son, además de los esquemas informales (tandas, por ejemplo):

  • Pagarés bancarios

  • Pagarés del gobierno (conocidos como Certificados de la Tesorería de la Federación o Cetes)

  • Fondos de inversión

  • Inversión en acciones

«Consideramos que los fondos de inversión son el primer vehículo para hacer una inversión en forma, donde ya tienes un objetivo claro, para qué quieres el dinero y tienes la asesoría de expertos», señala el integrante de Vector.

Actualmente, hay opciones para cualquier bolsillo, donde puedes abrir cuentas desde un peso (como Fintual) o 100 pesos, como en Cetes, por ejemplo.

La cantidad que la gente destina varía dependiendo la plataforma o medio que utilices.

«En Fintual, el promedio de edad es 29 años. La mayoría son mujeres y, en promedio, lo que ahorran e invierten (…) es un valor promedio de 15,000 pesos», narra la CEO de la compañía en México.

¿Qué debo hacer al invertir?

Lo primero que debes hacer es conocer de «inicio a fin» cuánto dinero tienes y tus gastos mensuales y, a partir de ahí, delimitar un presupuesto.

«Hay que ser muy honestos con el presupuesto. Es algo que se debe hacer y no solo (dar) lo que sobra (de nuestros recursos), sino destinar activamente una parte de ellos. No tienen que ser cantidades estratosféricas», puntualiza Medina.

Además, es primordial que sepas bien la diferencia entre ahorro e inversión.

«Para mí, el ahorro es, básicamente, cómo hago que mi dinero siga valiendo lo mismo. Es decir, que los 10 pesos que tengo, en un año me sigan alcanzando para lo mismo (…). Lo primero es que el poco dinero que tengas, lo ahorres (en una plataforma que te reditúe)», apunta Briz.

Después de ello, requieres encontrar tu objetivo para destinar tus recursos. Esto puede ser desde guardar dinero para comprar un nuevo teléfono celular hasta para la adquisición de una casa o tu retiro.

«Tenemos un par de portafolios que están más enfocados a tener ciertos rendimientos a mediano plazo. Como puede tener subidas de precio, puede tener bajadas. Todo aquel objetivo que creamos que lo necesitaremos en más de un año, podemos pasar del ahorro a la inversión. Si deseas más riesgo, ve de la mano de gente profesional que se dedica a la administración de estos portafolios», agrega la especialista.

Errores que no debemos cometer al invertir

Sea durante un proceso rumbo a una recesión o en un instante de «oro» de la economía, invertir es tan importante como comer o buscar un trabajo.

Por ello, debemos ser personas cuidadosas y evitar algunos errores que nos pueden afectar no solo en el presente, sino en el futuro.

1. No tener un objetivo claro

Si no tienes un presupuesto y un objetivo claros, por muy buenas intenciones que tengas, tu dinero no rendirá como te hubiese gustado.

«Si me preguntas qué es mejor (para invertir), esto depende (de la situación) (…). (En él está «en juego») el ingreso, el tiempo», comenta Medina.

2. Falsas creencias

En este rubro, la CEO de Fintual México destaca que hay gente que aún cree que su dinero no le puede generar rendimientos, por lo que no se atreve a invertir.

Es un error «creer que lo que vamos a pagar en tres o cinco días, no puede generarnos ese rendimiento (…). En cuanto recibo mi quincena, veo lo que voy a necesitar, lo voy separando. Lo que uso en (esa temporada), lo meto a un fondo líquido», da a conocer.

3. ¿Y el futuro?

Esto va de la mano con el objetivo que te plantees. Si tu meta es, por ejemplo, para cursar una maestría o doctorado y hasta para tu retiro, estás abonando a tu futuro y un mejor trabajo.

«Para mí, invertir en mi misma y en mi propia educación ha sido prioritario porque, en el mediano plazo, me traerá más; aspiraré a un mejor puesto e ingreso. Depende mucho de cada persona. Si hay un objetivo que quieras alcanzar, yo iniciaría con una maestría (o comprar) una casa. Lo primero es delimitar, por ejemplo, el enganche, en cuánto tiempo puedo juntarlo», indica Briz.

4. Poner todo en el mismo lugar

Para Medina, es importante la diversificación de tu dinero, ello dependiendo tus necesidades y objetivos.

Por ejemplo, puedes destinar una cantidad a Cetes (con liquidez diaria), otra a acciones en bolsa para un rubro a largo plazo y otra a un crédito hipotecario o un seguro médico.

5. No crear un fondo para imprevistos

También conocido como «tener un colchón» o fondo de emergencias, es el dinero que tienes invertido o ahorrado para cualquier situación que no tenías en cuenta en tu presupuesto.

El no contar con ese «guardadito» puede afectarte dependiendo el tipo de situación que atravieses.

«Muchas veces hay gente que dice ‘tengo 10 pesos, uso tres para vivir y siete me quedan’, pero no meten temas de imprevistos. Es importante tener (ese apartado); con un presupuesto es más fácil», asegura el experto de Vector.

Si no sabes cómo hacer uno y tampoco conoces sus beneficios y desventajas, te explicamos en este texto.

6. Llegar sin información adecuada y sin contar factores externos

Invertir es bueno, pero no saber con qué instrumentos o cuál es el que se adapta mejor a tu bolsillo, puede afectarte.

A esto se suma no tomar en cuenta factores externos como la inflación, por ejemplo, especialmente para quienes quieren participar en emprendimientos.

AHORA LEE: Estrés financiero afecta 3 veces más a los trabajadores que otros factores, según Creditas México

TAMBIÉN LEE: 10 consejos de ahorro para la jubilación de los millennials

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitterLinkedInTikTok y YouTube

AHORA VE: