Las 5 grandes favoritas para ganar Eurovision 2021 según las apuestas

·9 min de lectura

Por Alberto Cano.- El festival de Eurovisión ya tiene elegidos a los 26 participantes que actuarán en la gran final de este sábado 22 de mayo. Al país organizador y a los cinco del Big Five, se suman las 20 candidaturas elegidas durante las dos semifinales, donde hemos podido ver en acción todas las actuaciones y valorar en profundidad las virtudes y carencias de cada una de ellas. 

Las webs de apuestas han ido viendo reflejados los gustos del público todo este periodo eurovisivo, lo que permite hacernos una idea de qué países cuentan con más probabilidad de hacerse con el micrófono de cristal.

Måneskin en Eurovisión (EBU / Andres Putting)
Måneskin, representante de Italia, en Eurovisión (EBU / Andres Putting)

ITALIA

Según las estadísticas de varias páginas de apuestas recogidas por Eurovision World, ahora mismo Italia se postula como la favorita para ganar el festival. La banda Måneskin, que representa al país con su tema Zitti E Buoni, dispone de un 26% de probabilidad de hacerse con la victoria. Esta canción, que apuesta por un marcado estilo punk-rock, lleva siendo una de las favoritas de los eurofans desde el anuncio de la candidatura italiana, disponiendo de más 22 millones de reproducciones en su canal de Youtube y habiendo generado todo tipo de alabanzas gracias a su carisma y potencial sobre el escenario y a una puesta en escena salvaje y rompedora.

Tiene todas las papeletas de arrasar en el televoto, aunque podría atragantarse un poco en las votaciones del jurado a favor de otras candidaturas más formales y sobrias como la de Francia. Además, Italia tiene la suerte de actuar en el puesto número 24 entre los Países Bajos y Suecia, dos candidaturas que no son precisamente memorables, lo que va a ser una clara ayuda a hacerse destacar en un tramo final que estará muy cercano al inicio de las votaciones.

Por otro lado, son ya varios años en los que Italia se ha quedado a las puertas de la victoria en Eurovisión con propuestas que encandilaron a los espectadores, como fue el caso de Soldi de Mahmood en 2019. Tanto público como jurado podrían tener también en cuenta el buen trabajo previo del país en el festival para decantarse a votar por la candidatura italiana de Måneskin con Zitti E Buoni.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

FRANCIA

La segunda posición de las apuestas la ocupa Francia, una de las candidaturas más emocionales y catárticas de la edición. La balada Voilà de Barbara Pravi tiene ahora mismo un 20% de probabilidad de obtener el sábado el micrófono de cristal en el Ahoy Arena de Róterdam, siendo un tema íntimo y sentimental que basa su mayor baza en la sencillez, emoción y voz de su interprete, como se ha podido ver en la sincera y natural puesta en escena presentada en la segunda semifinal que apunta a conquistar a los jurados de Europa.

Aunque tal vez no tanto al público. Recordemos que en la anterior edición de Eurovisión fue la balada Arcade de Duncan Laurence la que ganó el certamen, por lo que volver apostar por un mismo estilo podría no ser una opción apetecible para la audiencia. Sobre todo en un festival como Eurovisión donde la pirotecnia y grandilocuencia como la de Italia suele tentar demasiado, aunque ya se ha demostrado en varias ocasiones que esto no siempre es así.

Francia también tiene la ventaja de actuar en la segunda mitad de la final. Lo hace en medio de Ucrania y Azerbaiyán, dos candidaturas muy diferentes a la suya y mucho más enfocadas a la espectacularidad. Podría ser un hándicap para destacar, sin embargo, Ucrania es otra de las grandes favoritas para ganar Eurovisión 2021 con una propuesta muy psicodélica e insólita que va a acaparar toda la atención de la audiencia y, muy posiblemente, a eclipsar Pravi y su sobresaliente Voilà.

MALTA

La joven Destiny, la benjamina de 18 años de Eurovisión 2021 que representa a Malta con el tema Je Me Casse, se sitúa en la tercera posición en las páginas de apuestas. Con experiencia sobre el escenario del festival tras representar a su país en Eurovisión Junior en 2015 y formar parte de los coros de la candidatura de 2019 con Chamaleon, llega ahora a Róterdam con esta canción de estilo soul y pop sobre la liberación femenina que desprende un estilo similar al de Netta y su Toy, la ganadora de 2018 en Lisboa.

Destiny, la representante de Malta en Eurovisión, durante la actuación de semifinales (Photo by KENZO TRIBOUILLARD/AFP via Getty Images)
Destiny, la representante de Malta en Eurovisión, durante la actuación de semifinales (Photo by KENZO TRIBOUILLARD/AFP via Getty Images)

Con una vertiginosa realización y una colorida y resultona puesta en escena que aprovecha al máximo todos los recursos del escenario, tiene todos los ingredientes para arrasar y proclamarse como ganadora del festival. Pero no va a tenerlo nada fácil.

Que vaya a actuar en la primera mitad de la gala en un puesto muy deslucido como el sexto no va a ayudarle. Además, hacerlo justo antes de Portugal, candidatura que se ha disparado en las apuestas tras la segunda semifinal y que apunta a acaparar toda la atención por su elegancia y estilo tan diferente a lo que suele acostumbrar el festival, también podría ser un problema. Y es que siendo sinceros, Je Me Casse de Destiny tampoco se diferencia demasiado de lo que acostumbramos a ver en Eurovisión. Aunque sí, es un tema potente que puede dar la sorpresa, sobre todo en el televoto.

SUIZA

Aunque Blas Cantó sea el representante de España con Voy a quedarme, casi se puede decir que la candidatura de Suiza con Gjon's Tears y su Tout l'Univers es la canción de Eurovisión 2021 más reconocida en España gracias a la docuserie de Rocio Carrasco en Telecinco. Aunque la pasión por este tema no es solo cosa de Mediaset, puesto que el suizo tiene cautivada a toda Europa con esta potente balada desde que se anunció su candidatura. Razón de ello es que ahora mismo esté cuarto en las apuestas y sea otro de los favoritos para alzarse con la victoria en el festival.

Sin embargo, vuelve a encontrarse con el problema de Francia, que tal vez no haya hueco en Eurovisión 2021 para una balada tras la victoria de Duncan Laurence en la anterior edición. Y de hecho, Tout l'Univers recuerda demasiado a Arcade, el tema con el que Laurence se hizo con el micrófono de cristal en 2019.

Gjon's Tears, representante de Suiza, famoso en España por haber puesto sintonía a la docuserie de Rocío Carrasaco, durante uno de los ensayos (Photo by Vyacheslav Prokofyev\TASS via Getty Images)
Gjon's Tears, representante de Suiza, famoso en España por haber puesto sintonía a la docuserie de Rocío Carrasaco, durante uno de los ensayos (Photo by Vyacheslav Prokofyev\TASS via Getty Images)

También contará con la desventaja de actuar en el puesto 11, casi al final de la primera mitad de la gala. Tendrá a Grecia por delante y a Islandia por detrás, y aunque la representante griega no vaya a suponerle competencia alguna, los islandeses, otra de las candidaturas potentes de este año, sí podrían eclipsarlo. Pero dada la ausencia de estos por protocolo COVID, Gjon's Tears no debería de tener problema para sobresalir ante una actuación pregrabada como la de Islandia.

Por otro lado, aunque estemos ante un potente tema a nivel musical, la puesta en escena vista durante la segunda semifinal lució demasiado caótica. Había muchas decisiones que no se entendían, como Gjon's bailando sin prestarse la canción a ello o esa estructura moviéndose sobre el escenario sin una razón narrativa aparente. Y tal vez esto también juegue mucho en su contra a la hora de contar tanto con el voto del jurado como del público.

UCRANIA

Por último, la banda ucraniana Go_A cierra el top 5 de las apuestas con su canción Shum. Pero aunque se encuentren al final de este ranking, son posiblemente los que más probabilidad tienen de ganar Eurovisión 2021 junto a Italia. Básicamente porque su psicodélica, ochentera y extraña propuesta es lo más inusual y fascinante de esta edición del festival. Lo que empieza como una canción rara y desconcertante, acaba convirtiéndose en un absorbente tema con una excéntrica puesta en escena de la que no puedes apartar la mirada.

De hecho, tras su actuación en la primera semifinal, Ucrania se disparó en las apuestas hasta las primeras posiciones. Y es que Eurovisión es un festival que también acostumbra a premiar lo más diferente y estrambótico. Y al público no va a temblarle la mano para votar una propuesta como la de Ucrania. Al igual que Italia, tal vez se encuentre con el obstáculo del jurado, que no tiende tanto a apostar por este tipo de candidaturas, pero su victoria es una opción más que probable.

Fuera ya del top 5 nos encontramos otras candidaturas como Islandia, Finlandia, Portugal, San Marino o Bulgaria. La primera va a verse muy afectada por no poder actuar en directo debido a que un miembro de sus representantes dio positivo en coronavirus, toda una pena teniendo en cuenta que en 2020 eran favoritos para ganar y también vieron como el COVID acabó con sus esperanzas tras la cancelación del festival.

The Black Mamba, representantes de Portugal, durante la segunda semifinal de Eurovisión (Photo by SANDER KONING/ANP/AFP via Getty Images)
The Black Mamba, representantes de Portugal, durante la segunda semifinal de Eurovisión (Photo by SANDER KONING/ANP/AFP via Getty Images)

OTROS ASPIRANTES

Finlandia, con el grupo rock Blind Channel y la canción Dark Side, un estilo históricamente bastante bien valorado en el festival y que ya hizo ganar el país en 2005 con Hard Rock Hallelujah, son otra gran apuesta, aunque tienen poco que hacer frente a Italia.

En el caso de Portugal, va a ser casi seguro una de las sorpresas de la noche del sábado. Aunque no vaya a acariciar la victoria, tiene una alta posibilidad de obtener una posición muy digna gracias a la elegancia de su candidatura con el grupo The Black Mamba y su canción Love Is On My Side.

San Marino, con Serhit y el rapero estadounidense Flo Rida, ofrece una de las propuestas más movidas de Eurovisión 2021, aunque no especialmente memorable. Mientras que Bulgaria, pese a que empezó erigiéndose como una de las favoritas con Growing Up is Getting Old de Victoria, se ha deshinchado en las apuestas tras su pase en la segunda semifinal.

Por último, echando un vistazo a la parte más baja de las apuestas vemos a España, cuya candidatura con Blas Cantó y Voy a quedarme no ha sido nada bien recibida por Europa. El candidato español, que lleva desde pequeño soñando con participar en el festival, se ha dado de bruces con una canción poco competitiva a la que no se le ha sabido sacar todo el jugo. El desinterés de TVE, el no saber jugar las cartas en Eurovisión y el hacer todo en un último momento y mal, apunta a que se saldará con un nuevo desastre de España en el certamen. Y las apuestas ya se han hecho eco de ello.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente