Eugenia Silva deslumbra en la boda de Vicente Calderón, nieto del histórico presidente del Atlético de Madrid, y Mónica Sada

·2 min de lectura

Vicente Calderón, nieto del histórico presidente del Atlético de Madrid, y Mónica Sada, han revalidado este sábado ante la Iglesia el 'sí, quiero' que se dieron en octubre de 2020 en una discreta ceremonia civil sujeta a las restricciones que entonces imperaban por la pandemia. Ahora al fin han podido regalarse a ellos y a sus invitados la celebración con la que soñaban y lo han hecho con una fiesta en Lisboa, rodeados de sus familiares y amigos entre los que se encontraba Eugenia Silva, gran amiga de la novia, y Alfonso de Borbón, y también José María Cano, dueño del palacete en el que tuvo lugar la celebración.

VER GALERÍA

Eugenia Silva
Eugenia Silva

Eugenia ha lucido para la ocasión un elegante vestido de escote asimétrico en blanco y negro, con un toque muy español gracias a los volantes y a un elegante sombrero con el completaba el look. Tras cuatro años de relación y dos hijos en común, Fabiola, de un año y medio y Vicente, de seis meses, al fin la pareja disfruta de su gran día en el que no ha faltado un banquete con delicias típicas de portugal. La modelo es una gran amiga de la novia, que además es sobrina en segundo grado de Alfonso. La conexión de Mónica con los Borbones no acaba ahi ya que su abuela era descendiente directa de Carlos VI y su bisabuela era prima del rey Juan Carlos.

VER GALERÍA

Eugenia Silva y Alfonso de Borbón con amigos
Eugenia Silva y Alfonso de Borbón con amigos

VER GALERÍA

Boda de Vicente Calderón y Mónica Sada
Boda de Vicente Calderón y Mónica Sada

La pareja, que vive con sus hijos en el centro de Madrid, disfruta de la paternidad mientras triunfan en sus respectivas carreras profesionales. Vicente se dedica a la banca como director del área internacional de Bankinter. Su esposa también comenzó de lleno en ese ámbito. Estudio Derecho y Administración y Dirección de Empresas en ICADE y tras licenciarse se mudó a Nueva York. Allí, desde el corazón de Wall Street comenzó a trabajar en la banca privada hasta que el espíritu emprendedor le hizo tomar la arriesgada decisión de dejarlo todo y volver a España para poner en marcha su idea: su propia firma de cosmética.

Hija y nieta de médicos, aunque su formación se enfoca en las finanzas, ha sabido combinar ambas disciplinas para lanzar Unicskin, que combina la dermocosmética con la teconología. "La idea surge como consecuencia de los múltiples problemas en la piel que he sufrido desde los dieciséis años. Primero fue el acné, acompañado posteriormente de una fuerte dermatitis atópica, hipersensibilidad al sol, psoriasis y un melanoma", contaba Mónica a ¡HOLA!. Su periplo por múltiples dermatólogos en Madrid y Nueva York, le hicieron interesarse por el sector hasta el punto de poner en marcha su propia empresa.

Eugenia Silva y su emotivo proyecto que te hará cantar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente