Eugenia Ortiz habla de la salud de su hermano Kike

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

Eugenia Ortiz se va de fiesta. La hija de Bertín Osborne fue una de las invitadas a la celebración del 50 aniversario del salón Cheska donde coincidió con otras 'celebrities' como Helen Lindes, muy recuperada de su operación de rodilla; Nieves Álvarez, Marta Hazas o Ana García Siñeriz. Eugenia, recién llegada de Barcelona, eligió un sencillo vestido en color verde y negro que le quedaba como un guante y habló de su gusto por la moda y de su familia a quien está muy unida. "Es que la familia es lo más importante", afirma.

Eugenia, ¿Te cuidas mucho?
Sí, la verdad es que sí que me cuido. Ahora he parado un poco con el deporte, haciendo un deporte un poco más light porque me lesioné la rodilla, pero sí me cuido la alimentación y todo.

No será por las críticas que tuviste de que estabas delgadísima y, la verdad, es que estás estupenda.
No, no, ves, es que la gente saca de dónde no hay. Yo estoy igual que siempre. Sé que estoy sanísima y que me cuido y como bien.

Photo credit: Gtres

¿Cómo es de importante para ti cuidarte y cambiar de look de vez en cuando?
Creo que he demostrado que lo del cambio de look es algo que me gusta mucho y que, además, no va a ser el último. Creo que es importante porque supongo que finalizas etapas o empiezas etapas nuevas en la vida y que se trata de esto, el día a día. Y la verdad es que me gusta, me divierte mucho.

¿Tus hijos qué te dicen de tus cambios de imagen? Porque a la niña no le gustó...
No, de hecho, ya está más contenta porque me ve con el pelo más largo, entonces está más contenta. A los niños les divertía, les gustaba más esto y mi marido no estaba muy contento

¿No te da miedo cambiar?
Bueno, mira el pelo crece, se vuelve a cambiar de color, no son cambios para toda la vida. Tengo tatuajes, que sí son para toda la vida y me encantan.

¿Eres la más atrevida de las hermanas?
Bueno, mi hermana mayor tenía lo suyo. Ella ha llegado a tener el pelo naranja con mechones rubio platino, se ha hecho unos cambios muy radicales también, yo me lo he puesto de algunos colores también: rojo. Entonces, somos un poco así. Nos viene de mi madre, yo creo, eso.

Photo credit: Gema Checa / HEARST

¿Tu padre qué te dice con tanto cambio de look?
Mi padre lo que me dice es que estoy loca. Pero qué va a decir. Él es más clásico. Entonces pues me suelta “es que estas niñas están locas”.

Y tus hermanas, ¿cuándo hacéis esos cambios de look los comentáis previamente?
Sí, muchas veces. Lo hablamos todo, desde la ropa o el zapato que nos ponemos para una boda hasta estoy pensando en cortarme el pelo

¿Les pides consejo?
Sí, les pido consejo pero luego hago lo que me da la gana.

¿A Fabiola también le pides consejo?
Sí, claro pero Fabiola es más clásica y te dice pero piénsatelo bien y yo soy de las que se tira a la piscina y ni mira si hay agua.

¿Qué tal está tu hermano Kike?
Está muy bien de las operaciones, está con un tratamiento nuevo, con una técnica nueva para que su cerebro reconozca lo de andar y están muy contentos con los resultados.