Estudios revelan las edades en las que somos más felices

Siempre se dijo que la felicidad se puede encontrar en cualquier etapa de la vida, pero estudios recientes han demostrado que este estado emocional en realidad alcanza su cumbre a determinadas edades.

Según un informe de la Resolution Foundation, alcanzamos la felicidad máxima por primera vez a la dulce edad de 16 años.

A los 16 años, nuestra felicidad alcanza sus niveles máximos. Fuente: Getty

Sin embargo, no te preocupes si hace mucho que cumpliste 16 años ya que hay una segunda oportunidad para que nuestra sensación de bienestar alcance su punto más álgido.

Esto sucede un poco más adelante, a los 70 años de edad.

Los investigadores hallaron que después de los 16 años los niveles de felicidad permanecen relativamente estables y luego descienden entre los 20 y 50 años. Después de esta etapa, vuelven a aumentar y alcanzan un nuevo pico a los 70 años.

Nuestra sensación de bienestar aumenta de nuevo aproximadamente a los 70 años. Fuente: Getty

El estudio también analizó el impacto que tienen diversos factores económicos en la felicidad. Como era de esperar, tener una vivienda en propiedad y no alquilada, contar con ingresos altos, tener empleo y una buena salud se correlaciona con una mayor sensación de bienestar.

“El bienestar es muy importante para todos, pero no ha sido hasta hace poco que hemos empezado a recopilar en serio información sobre la felicidad humana”, dijo George Bangham, analista de políticas en Resolution Foundation.

“Esta valiosa información demuestra que la vida es mucho más que el PIB de un país, pero que el empleo y los ingresos que se encuentran en la base de nuestra economía pueden afectar nuestra sensación de bienestar”.

Esta no es la primera investigación que analiza la relación entre la edad y la felicidad. En 2013, un estudio realizado en adultos alemanes también investigó esta relación y obtuvo resultados discretamente diferentes: los investigadores de la London School of Economics (LSE, por sus siglas) encontraron que los picos de satisfacción en la vida tienen lugar a los 23 y 69 años.

Como era de esperar, estas edades se distancian mucho de la crisis de la mediana edad que supuestamente debemos atravesar.

Francesca Specter