Un estudio indica cuál es la mejor hora para hacer deporte si eres mujer

·5 min de lectura

¿Eres de las que no se pierde un entrenamiento a primera hora?, ¿o prefieres entrenar después de trabajar? Seas como seas seguro que te has preguntado si hay un mejor momento para hacer ejercicio cuando se trata de lograr tus objetivos. Un estudio ha arrojado algo de luz a esta pregunta y sugiere que el mejor momento para hacer ejercicio es diferente para las mujeres que para los hombres, dependiendo de cuál sea tu objetivo.

¿Qué dice el estudio?

El estudio, que se publicó en la revista Frontiers in Physiology y fue realizado por académicos de Skidmore College en Nueva York, indica que las mujeres queman más grasa, incluida la grasa abdominal, durante el ejercicio matutino.

Recuerda: lo más importante es que puedas hacer ejercicio de una forma constante y saludable para ti, sea cual sea la hora del día.

Aunque las mujeres que hacían ejercicio por la mañana o por la noche "redujeron significativamente su grasa corporal total", escribieron los investigadores, "la magnitud de la mejora fue significativamente mayor en las que hacían ejercicio por la mañana en cuanto a la masa de grasa corporal total y el porcentaje de grasa abdominal".

Cabe señalar que estos cambios en la composición corporal no afectaron su peso corporal general, que permaneció estático. Las mujeres que hicieron ejercicio a primera hora también vieron una mayor reducción de su presión arterial.

Sin embargo, el estudio mostró que las mujeres mejoraron la fuerza de la parte superior del cuerpo y alcanzaron más la potencia máxima de la parte superior del cuerpo cuando hacían ejercicio por la noche.

¿El resultado? Es posible que ahora vayas a tomar decisiones de entrenamiento de manera diferente, dependiendo de si te enfocas en la pérdida de grasa corporal o en ganar fuerza muscular.

Para los hombres, tanto el grupo de la mañana como el de la noche fueron testigos de una pérdida de grasa, sin diferencias entre los grupos. Sin embargo, el grupo de la tarde tenía ventaja en lo que respecta a reducir los niveles de colesterol. Se descubrió que el ejercicio nocturno, como tal, es "ideal para los hombres interesados en mejorar la salud cardíaca y metabólica", dice el Dr. Arcerio, autor principal del estudio

¿Cómo fue el estudio?

Los 30 hombres y 26 mujeres que participaron en la prueba de 12 semanas eran todos activos, saludables y tenían entre 25 y 55 años. Para el estudio, los investigadores dividieron a los participantes en un grupo de mañana y otro de tarde para entrenar. A continuación, se controló la presión arterial y la grasa corporal de los participantes durante 12 semanas para registrar cualquier cambio observado, junto con la flexibilidad, la fuerza y la potencia aeróbica.

El programa de entrenamiento constaba de cuatro tipos de entrenamiento físico:

El grupo de la mañana realizó su entrenamiento durante una hora antes de las 08:30, y el grupo de la tarde realizó el mismo plan entre las 18:00 y las 20:00 horas.

Los participantes completaron cada una de las 4 rutinas de ejercicio diferentes un día a la semana, lo que significa que entrenaron para un total de 4 sesiones a la semana.

¿Cómo era la alimentación?

Las comidas se programaron para ser en intervalos específicos. En los días de entrenamiento con ejercicios de resistencia e intervalos, los participantes comieron un pequeño snack de alrededor de 250 a 300 calorías una hora antes del ejercicio. En los días de estiramiento y resistencia, los participantes ayunaron (durante la noche, para el grupo de la mañana y durante 4 horas antes, para el grupo de la tarde). Sin embargo, estaban bien hidratados y tenían acceso a agua y bebidas con electrolitos.

En los días de ayuno, el grupo de la mañana desayunaba después del entrenamiento. Todas las demás comidas se consumieron a intervalos de 4 horas durante el resto del día. El grupo de la noche desayunaba, luego cada comida se hacía en intervalos de 4 horas, con una cuarta comida después de la sesión de ejercicio de la noche.

En los días de descanso, los participantes desayunaron dentro de la hora de despertarse y luego comieron en intervalos de 4 horas. Los participantes de ambos grupos recibieron planes de comidas diseñados por un nutricionista.

Todos los participantes mejoraron su salud general y su rendimiento atlético durante las 12 semanas, sin importar a qué hora hicieran ejercicio. "El mejor momento para hacer ejercicio es el mejor momento en que puede hacerlo y ajustarlo a su horario", dice el Dr. Paul Arcerio, autor principal del estudio y profesor de ciencias de la salud y fisiología humana en Skidmore College.

Sin embargo, señala que "algo más está sucediendo", lo que significa que el momento ideal para hacer ejercicio, si tiene múltiples opciones que funcionan con su vida abierta para usted, es diferente para mujeres y hombres, según su objetivo.

¿Por qué entonces hay diferencia entre sexos?

Los investigadores señalan que no está claro por qué los hombres y las mujeres responden de manera diferente al momento de los entrenamientos, y se necesita más investigación, aunque las diferencias en las hormonas, los ritmos internos del cuerpo y los ciclos de sueño y vigilia podrían desempeñar un papel.

Recuerda, en última instancia, lo que importa es que puede crear una rutina de ejercicios sostenible y saludable que funcione con su estilo de vida, sin importar la hora del día que sea.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente