Un estudio descubre que el umbral de la resistencia humana se alcanza en el embarazo

mujer embarazo
Un estudio corrobora lo duro que es el embarazozeljkosantrac - Getty Images

Con el paso de los años las mujeres experimentamos diferentes cambios en nuestro cuerpo y, entre todos ellos, la llegada de la menstruación durante la pubertad es uno de los más importantes. Llegado ese momento, nuestro cuerpo empieza a funcionar de manera distinta, las hormonas se vuelven literalmente locas y comienzan las famosas molestias en el vientre que, en algunos casos, pueden ser muy dolorosas.

Eso sí, aunque la llegada del período menstrual supone uno de los cambios más importantes para toda mujer, hay uno que lo supera: el embarazo. No solo porque el cuerpo experimenta un cambio aún mayor, sino porque es el proceso más duro que una persona puede experimentar en su vida. Y, por si hubiera dudas, existe un estudio que lo corrobora.

El umbral de la resistencia humana se alcanza en el embarazo

Esa es la conclusión a la que un estudio ha llegado con su investigación; un umbral que, evidentemente, solo alcanzan las mujeres. El estudio se llevó a cabo midiendo la tasa metabólica en reposo - la cantidad de energía o comida necesarias para funcionar correctamente- del cuerpo en atletas de élite.

La investigación descubrió que al hacer ejercicio de corta duración las personas empiezan quemando muchas calorías pero un rato después la cifra se estabiliza en 2,5 veces la tasa metabólica en reposo. Por ello, se cree que el cuerpo no puede aguantar más de ese nivel en un período de tiempo prolongado.

Los investigadores escogieron dos actividades de larga duración para descubrir cómo afectaban a esa cifra e hicieron lo mismo con el embarazo. Este fue el resultado:

  • Tour de Francia (4,9 veces)

  • Caminata de 95 días por la Antártida (3,5 veces)

  • Embarazo (2,2 veces en el pico de su gasto)

Los investigadores no solo descubrieron que la cifra en el embarazo es inferior, también se percataron de que superaba el pico de resistencia que habían fijado en un principio. Desde luego, el cuerpo de la mujer está hecho de otra pasta.