El estreno de 'MasterChef Junior' refleja cómo sus fans no han aprendido la lección de Verónica Forqué

·8 min de lectura

Tras la coronación de Juanma Castaño y Miki Nadal como flamantes ganadores de la sexta edición de MasterChef Celebrity el pasado 29 de noviembre, Televisión Española (TVE) ha lanzado la novena entrega de MasterChef Junior. Y si hay algo que ha reflejado la primera gala, en la que por cierto han sido expulsados los aspirantes Marcos, Rubén y Sara, es que los fans del programa no han aprendido la lección.

Tras el suicidio de Verónica Forqué, apenas unos días después de que la cadena pública emitiera la última entrega de su edición, corrieron ríos de tinta sobre el hostigamiento hacia la actriz en las redes sociales. Sin embargo, en el estreno de la versión junior se han disparado los comentarios, sobre todo contra una niña que se llama Ariel y dice que lee a Platón y Sócrates, que le gusta la historia, la música de Bertín Osborne, y que ha confesado que le encantaría vivir en el siglo XVIII.

Si bien parecía que el público se había concienciado tras la pérdida de la protagonista de Kika, ha quedado demostrado que el odio sigue ahí sigue con tuits riéndose de la menor y tachándola de tener 65 años.

©RTVE
©RTVE

La novena edición de MasterChef Junior se ha estrenado en la cadena pública mostrando sus primeros síntomas de agotamiento televisivo. Y es que la gala 1 de este concurso producido por Shine Iberia ha reunido a 1.249.000 espectadores de audiencia media, firmando un escueto 9.9% de cuota de pantalla que bien podría provocar que TVE le haya visto las orejas al lobo dado que el debut de la anterior edición reunió a 1.781.000 espectadores y anotó un 13.2% de cuota de pantalla.

Sin embargo, lo más destacado de esta primera gala no ha sido el patinazo de este bastión de TVE en audiencia sino el hecho de que los fans no han aprendido la lección tras la muerte de Verónica Forqué el pasado 13 de diciembre. La actriz se suicidó en su casa de Madrid por ahorcamiento tras haber manifestado en más de una ocasión que batallaba contra la depresión. Estos últimos meses la intérprete de 66 años se mantenía en el candelero por su participación en MasterChef Celebrity, que abandonó voluntariamente en la gala 11. Una tendencia en las redes sociales que, sin embargo, quedó marcada por los insultos que han abierto un amplio debate sobre la impunidad de los comentarios de odio virtuales.

Y es que durante el paso de Verónica Forqué por MasterChef Celebrity, marcado por conductas singulares y conflictivas de la aspirante, los usuarios de las redes sociales se ensañaron con la hija del director y productor José María Forqué. Es por esto que tras su suicidio se puso sobre la mesa el debate de la salud mental, pero a la vez se retrató a todos aquellos que usan las redes sociales para atacar, acosar e insultar de manera gratuita. Sin ir más lejos, la actriz recibió una cascada de insultos en su última publicación que anunciaba una de sus últimas intervenciones en el programa de TVE.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Si bien también se puso en el ojo del huracán al propio talent show gastronómico por no poner freno a algunos comentarios de mal gusto que la actriz recibió por parte de sus propios compañeros, lo cierto es que la muerte de la ganadora de cuatro premios Goya puso en evidencia que había recibido un acoso bestial en redes sociales a raíz de la emisión de este concurso grabado entre mayo y julio de 2021.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

A tenor de esta trágica muerte todo apuntaba a que los espectadores se morderían más la lengua en los concursos venideros, es decir, que el público había aprendido la lección porque seguramente algunos de los internautas que tanto cargaron en redes sociales contra Verónica Forqué ni se imaginaban que la actriz pasaba por una mala racha anímica y que este tipo de insultos podrían haber hecho mella en su salud mental. Sobre todo, si tenemos en cuenta que otros rostros conocidos como Laura Escanes o Sara Sálamo ya habían denunciado previamente cómo les afecta el acoso que sufren a diario.

Pero nada más lejos de la realidad. En el estreno de MasterChef Junior 9 ha quedado reflejada la presión a la que se sigue sometiendo a los personajes televisivos. En otras palabras, se ha puesto de manifiesto cómo en las redes sociales sigue cabiendo de todo, incluidos los mensajes cargados de odio. Algo muy preocupante si tenemos en cuenta además que en esta ocasión se ha volcado la ira contra concursantes que son menores de edad, doblemente frágiles.

Si bien tampoco es que tengan que pagar justos por pecadores, dado que la gran mayoría de comentarios en este estreno de MasterChef Junior han resultado positivos ante la ternura de muchos participantes, la realidad es que el odio en redes sociales ahí sigue apenas una semana después del suicidio de Verónica Forqué. Unos tuits desfavorables y ofensivos de los haters que, todo sea dicho, se han concentrado sobre una niña llamada Ariel quien ha puesto de relieve cómo algunos fans del programa siguen sin practicar la empatía. Y es que el anonimato que, por ejemplo, puede llegar a proporcionar Twitter, el esconderse detrás de una pantalla, blinda a los espectadores a la hora de humillar a un personaje público.

Ariel, de 11 años, se ha convertido en el blanco de los memes desde prácticamente el arranque del programa. Si bien otros compañeros también acumulan sus propias mofas, por ejemplo, Olivia tras decir que quiere ser jueza del Tribunal Supremo, la verdad es que esta niña de Cantabria se ha llevado la peor parte por el simple hecho de mostrarse tal y como es, exhibiendo su personalidad que ha sido calificada de excéntrica. Y es que el gusto de la aspirante por la época barroca y por Bertín Osborne ha suscitado una retahíla de comentarios despectivos.

Dicho de otra manera, si ha habido una concursante que ha llamado la atención por encima del resto esa ha sido Ariel con su discurso. “La historia me encanta, de hecho, de mayor quiero ser catedrática de historia”, ha comentado la pequeña a los jueces asegurando que su siglo favorito es el XVIII porque “llevaban unos vestidos súper bonitos y había muchas joyas y oro. Y eso me encanta”. Asimismo, ha revelado que le gustaba más la música de entonces, particularmente “la música del barroco”.

“¿Aparte del barroco algo que te vuelva loca?”, le ha preguntado en la primera gala Jordi Cruz provocando que Ariel haya dejado a los internautas con la boca abierta tras confesar que le encanta Bertín Osborne, asegurando que “la música de hoy no me gusta especialmente”. Tras estas palabras, revelando que le gusta el mundo clásico y la historia, la red social se ha llenado de comentarios que dejan mucho que desear. Sobre todo porque se ha empleado su rostro como meme recurrente.

A simple vista se podría reflexionar sobre el papel de los jueces, Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz, así como el programa mismo ante esta oleada de críticas hacia Ariel. Y es que a estas alturas los miembros del jurado ya saben por dónde van los tiros y, en esta ocasión, el chef titular del restaurante ABaC de Barcelona es el que realmente ha provocado que la niña revele que le gusta la música Bertín Osborne (al evidentemente saberlo de antemano). En este sentido, y valorando cómo está el patio, quizás deberían proteger a los aspirantes un poco más y no llevar la narrativa para que cuenten esos detalles de gustos que, por otra parte, no deberían ser foco de odio.

Ahora bien, los espectadores también tienen una responsabilidad con los niños y, a la vista está, que el odio en las redes sociales ha vuelto a hacer acto de presencia con esta promesa de la cocina cántabra cuya especialidad es la repostería.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©RTVE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente