Estrella Morente: los otros escándalos en la vida de la artista

Estrella Morente la ha liado bien gorda en OT. El pasado domingo, la artista granadina asistía como invitada de honor al concurso de talentos de TVE para acompañar a Nía en su actuación. La concursante se había ganado el privilegio de cantar con Morente la semana anterior al ser elegida como favorita de la noche. La emoción se notaba en su rostro al saber que iba a cantar Volver con una de las artistas más conocidas del mundo del flamenco en España.

Estrella Morente es la hija mayor del cantaor Enrique Morente. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

Pero la gran sorpresa llegaba cuando ambas pisaban el escenario. De repente, Estrella Morente se lanzaba con unos versos del poeta José Bergamín en defensa de la tauromaquia. “Ni el torero mata al toro ni el toro mata al torero. Los dos se juegan su vida a un mismo azaroso juego”, recitó la cantante mirando fijamente a los otros concursantes, en clara alusión a las palabras que días antes había pronunciado Maialén criticando el mundo del toro y a los toreros. La cara de Nía al escucharla fue otro poema y es que según explicaron desde la dirección de Operación Triunfo y un día después la propia concursante, durante los ensayos Estrella no había recitado esos versos y fue totalmente nuevo para ellos. También Noemí Galera quiso apoyar a Nía asegurando que ella tenía que haber sido la protagonista y no Estrella.

La hija mayor del fallecido Enrique Morente no ha querido entrar en la polémica pese a que las redes han ardido desde el domingo y únicamente ha explicado que ella siempre improvisa algo durante sus actuaciones y que “no teníamos presentado ni pensado nada, la verdad. Ha sido una cosa natural. Yo me guío por los impulsos naturales y eso es lo que he hecho: ser natural una vez más. La improvisación normalmente siempre surge a última hora. Siempre empiezo mis temas por bulerías, por tanto, normalmente tiro por la literatura y hago siempre alguna referencia a un poeta importante, en este caso ha sido José Bergamín. La libertad de la expresión es muy importante”, ha querido matizar.

Javier Conde siempre ha sido el gran apoyo de Estrella Morente. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Pero esta no es la primera vez que la familia de Enrique Morente salta a la palestra por alguna polémica o escándalo. Sin duda, el más doloroso tuvo que ver con la muerte del cantaor en el año 2010. Enrique Morente fallecía el 13 de diciembre de ese año en la madrileña Clínica de la Luz tras sufrir una hemorragia causada por un cáncer de esófago del que estaba siendo tratado. El marido de Estrella, el torero Javier Conde, fue el que inició una ardua batalla legal contra el cirujano Enrique Moreno al considerar que la muerte de su suegro se había debido a “negligencias médicas”. El torero explicaba cómo se sentía toda la familia con el trágico final: “Tras la muerte de Enrique Morente vivimos una lucha tremenda de dolor y de realidad”.

La batalla judicial saltaba a los medios y Conde tenía que dar durísimas explicaciones sobre cómo había sido el final de su suegro. "El forense reconoce que si a Enrique Morente le hubieran operado antes, estaría vivo. Fue literalmente imposible porque no existían cirujanos un sábado por la noche. El señor forense omite cualquier dato desde las 2:05 hasta las 3:30 de la mañana". Además, la Asociación de Víntimas de Negligencias sanitarias aseguraba que "Enrique Morente muere desangrado porque no se le ha dado el auxilio en el momento adecuado". Desafortunadamente para la familia Morente, varias instancias judiciales rechazaron sus demandas.

La pareja vivió un episodio en un hotel en el que tuvo que intervenir la Guardia Civil. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Una pelea y la Guardia Civil

Apenas un mes antes de la muerte del patriarca de la familia, un escándalo de lo más turbio había visto la luz en los medios. Durante la boda del torero José María Manzanares con su novia de toda la vida se produjo un incidente entre Estrella Morente y su marido, con el que lleva casada desde 2001 y con el que tiene dos hijos. Según explicaron entonces algunos periodistas en el programa de Federico Jiménez Losantos, todo comenzó cuando la pareja llegó al hotel tras la celebración de la boda.

De repente, algunos vecinos de habitación empezaron a escuchar "griterío, ruidos, jaleo, bronca" que provenían de la habitación de Estrella y Javier. "Se veían los muebles volar y las televisiones de plasma" contaba uno de los colaboradores, “hasta que llegó la Guardia Civil, a quien avisó Cristina Tárrega, que no podía dormir con el escándalo”. Según Beatriz Cortázar, la pareja había tenido una fuerte discusión porque “Javier Conde se quiso quedar un rato más en la fiesta de la boda y le dijo a Estrella: “Vete que ya me quedo yo”.

El propio Conde comentaba después: "No puedo negar que hubo un enfado con mi mujer, sobre todo porque yo me fui de fiesta con unos colegas de profesión, llegué borracho al hotel y Estrella se enfadó, pero no hubo nada más, sólo que nos pusimos algo nerviosos por la situación". La cantante quiso dejar claro que había sido una pequeña discusión y no había ido más allá. "Javier jamás me ha puesto la mano encima". Días después, la pareja acudía al estreno de la película 'Flamenco', de Carlos Saura. "Yo adoro y amo a mi marido por encima de todo. Lo quiero más que a mi vida y él a mí y no hay más", quiso zanjar ella.

Estrella Morente y Javier Conde llevan casados desde 2001. (Photo by Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images)

Negocios fallidos

El mundo de los negocios no ha sido demasiado fructífero para la pareja. El 2016 firmaban un acuerdo con el Ayuntamiento de Ronda para construir un hotel de tres estrellas dedicado al mundo de la tauromaquia. El hotel estaría ubicado en la finca La Abejera, propiedad de la pareja, y tenía que haber comenzado a levantarse un año más tarde. Según cuenta Vanitatis, por el momento no hay ni rastro de la edificación por lo que parece que ha sido descartado el proyecto.

Javier Conde aparece en 10 empresas (la mayoría de ellas sin actividad), casi todas relacionadas con la venta y alquiler de locales e inmuebles. Además, la ganadería Dehesa Brava es la empresa a la que más tiempo ha dedicado, pero finalmente tampoco ha dado los frutos que esperaba el torero. De hecho, la ganadería, que se inauguraba en 1996, sigue registrada pero no presenta ningún tipo de actividad desde el año 2005.

Más historias que te pueden interesar: