Los trucos para distinguir una piña jugosa de una seca cuando vas a hacer la compra

·3 min de lectura

Elegir correctamente una pieza de fruta o verdura no siempre es tarea fácil. Pasa con los tomates y con las lechugas, pero, especialmente, con aquellas piezas de fruta que cuentan con una cáscara dura que nos impide saber a ciencia cierta en qué estado se encuentra su interior. Uno de los casos más habituales es el de la piña. ¡Cuántas veces nos encontramos con que una piña en apariencia perfecta resulta no estar en el mejor de los estados cuando la abrimos! Por suerte, hoy contamos con los consejos de Luis Pacheco, de Gold Gourmet, probablemente el frutero más reconocido de España. Él nos explica cómo debemos elegir la piña perfecta.

Cómo elegir una piña en su punto es fácil, si sabes cómo. Foto: Getty Creative
Cómo elegir una piña en su punto es fácil, si sabes cómo. Foto: Getty Creative

Mejor que haya llegado por avión. La mayor parte de las piñas que se consumen en España llegan de Costa Rica. La diferencia estriba en que hayan llegado por avión o por barco. "En el segundo caso, el transporte se puede demorar hasta 3 o 4 semanas y suelen cortarse muy verdes para que vayan madurando en el transcurso del viaje. Estas piñas nos pueden dar un toque picante en la lengua. Las piñas que han viajado en avión maduran hasta su momento óptimo de recolección y en apenas 48 horas ya la tenemos en el lugar de destino. Hay que fijarse en el etiquetado porque suele poner la leyenda 'by air'", explica Pacheco.

Las hojas del penacho nos dan mucha información. "Si las hojas del penacho de la piña tienen una cierta prestancia y se mantienen tersas, eso significa que la piña está en su punta. También tienen un chasquido característico y son hojas que no van a poder arrancarse tan fácilmente. Esa es la indicación de que nos encontramos ante una piña sana", comenta Pacheco. Cuando la piña está dura, cuesta demasiado arrancar la hoja y cuando está excesivamente madura, esas mismas hojas están lánguidas y se arrancan sin dificultad.

El color de la hoja también es delator. Una vez que tengamos arrancada una hoja, debemos fijarnos en el extremo que se une al penacho central. "Si en lugar de estar de color blanco, presenta un color oscuro o amarronado, eso quiere decir que la parte central, más dura, que tiene toda piña está comiendo a ennegrecerse y eso puede significar que esa piña no está en su momento de consumo óptimo", comenta el dueño de Gold Gourmet.

Los penachos de hojas dan mucha información. Foto: Getty Creative
Los penachos de hojas dan mucha información. Foto: Getty Creative

Fíjate en la base. Es el momento de darle la vuelta a la piña y fijarse en la base sobre la que se asienta. "Esta base debe estar tersa y firme. Si está excesivamente blanda, eso puede ser un indicador de que se encuentra demasiado madura", describe Pacheco.

¿Cómo conservarla durante más días? Una vez que hemos sido capaces de determinar cuál es la piña óptima y ya la tenemos en casa, Luis Pacheco nos da un consejo muy útil para mantenerla fresca durante el mayor tiempo posible: ponerla boca abajo para que se apoye sobre su penacho de hojas. "Hay que pensar que la piña se cría de pie y recibe la savia desde abajo. Por lo tanto, ahí es donde se concentra. SI le damos la vuelta, lo que estamos haciendo es que el riego de esa savia caiga hacia la parte del penacho, de modo que se alarga su vida útil".

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente