‘Esto no puede ser legal’: cómo una mujer sin experiencia se convirtió en una exitosa inversora

Finanzas Internacional
·4 min de lectura

Cuando Sharon Connolly empezó a invertir, pensó “esto no puede ser legal”.

En aquel momento, no tenía ninguna experiencia en operaciones comerciales ni en inversiones y, de repente, recibió un cupón de 20 dólares para la plataforma de inversión eToro. Ella pensó que hasta podía tratarse de una estafa.

Pero decidió usarlo. Tres meses más tarde, los 20 dólares se habían convertido en 63 dólares y ahora es la inversora australiana más exitosa de dicho portal.

¿Su consejo para otros inversoros? Que empiecen a hacerlo, simplemente.

¿Inviertes? (Imagen: Getty).
¿Inviertes? (Imagen: Getty).

Durante una charla en el Yahoo Finance Breakfast Club con su colega inversora Lacey Filipich, fundadora de la organización especializada en educación financiera Money School, Connolly dijo que su viaje en el mundo de la inversión comenzó con “escepticismo”, pero que siguió invirtiendo más dinero mientras leía y ponía a prueba su propia tolerancia al riesgo y la volatilidad.

“El único problema que tuve en ese momento fue pensar que ‘esto es demasiado fácil’. ¿Cómo puede ser tan fácil?”, dijo Connolly. “Hay varias aplicaciones y es preciso comprender la diferencia entre distintos tipos de inversiones, pero puedes levantar tu teléfono e invertir 50 dólares en cualquier producto de inversión en solo un par de minutos”.

Por eso es importante comprender los riesgos que implica, añadió.

Filipich, quien compró su primera propiedad con 19 años y se crió adquiriendo conocimientos financieros, dio un consejo similar: “Invertir es un poco como conducir: cuanto más se practica, más fácil es”.

La primera vez que tienes que cruzar tres carriles, que hay un accidente delante o que accedes a la autopista es aterrador, pero, con el tiempo, te sentirás más cómoda y segura. Y la única forma de aprender a conducir es ponerse al volante.

“Espero que la gente piense en ello como una habilidad, no es tan difícil como parece”, dijo Filipich. “La lógica no es difícil. Se trata de tener un mapa: ¿a dónde vas y cómo quieres llegar ahí? Cuando lo tienes, se vuelve mucho más fácil”.

Esto es lo que deberían saber los inversores primerizos:

La información está ahí afuera

A modo informativo, Filipich recomienda acudir a los reguladores oficiales de los mercados para obtener toda la información que se necesita para invertir en una compañía.

“Así que si estás investigando y quieres encontrar una compañía o un fondo cotizado o una empresa que cotice en bolsa, dirígete a los reguladores bursátiles y encontrarás los enlaces correctos”, dijo Filipich.

No necesitas miles de dólares para comenzar, pero cuida tus entradas

La barrera para entrar ahora es mucho más baja de lo que era con anterioridad.

Aunque en plataformas como eToro, solo se puede comenzar a invertir a partir de 200 dólares, quienes quieran hacer operaciones individuales pueden entrar con solo 10 dólares.

“El tema es que los costos de las operaciones son muy bajos en este momento, muy bajos: se puede hacer una pequeña operación con entre 7 y 10 dólares, y antes solía ser un par de cientos de dólares porque había un humano que ponía el grito en el cielo”.

Artículos relacionados:

Invertir en bolsa o en bonos cada vez es más fácil y accesible para los pequeños inversores gracias a las apps y herramientas online. Foto: Getty Images.
Invertir en bolsa o en bonos cada vez es más fácil y accesible para los pequeños inversores gracias a las apps y herramientas online. Foto: Getty Images.

Dijo que muchos bancos tienen un servicio comercial que pueden consultar las inversoras.

Pero agregó que podría valer la pena invertir algo más de dinero si puedes asumir las tarifas.

En concreto, dijo que las aplicaciones de inversiones que redondean los gastos a la unidad de dólar o de cinco dólares más cercana y luego invierten la diferencia, se suelen caracterizar por sus tarifas altas.

“Simplemente fíjate en esas tarifas”, dijo. “Asegúrate de que vale la pena, porque a veces las tarifas pueden ser desproporcionadas, especialmente cuando estás empezando”.

Tienes que saber lo que quieres

Filipich dijo que lo mejor que le han dado sus inversiones es tiempo y libertad para concentrarse en la vida fuera del trabajo.

Y, si bien, invertir te puede ayudar a alcanzar tus objetivos, por ejemplo, comprar una casa, pagarte una educación o tener una jubilación gratificante, es fundamental que como inversoras tengan claro que están dispuestas a llegar ahí.

Por ejemplo, algunas inversoras podrían preferir una estrategia de alto riesgo que genere grandes retornos.

Este tipo de estrategia hará que inviertan en una parte concreta del mercado o en un tipo de activo concreto. Si eso va bien, sus inversiones irán bien, pero si no funciona, se verá mermada toda su cartera de inversiones.

Otras inversoras pueden elegir invertir en una cartera más diversificada de activos y empresas, porque, en general, creen que el mercado en su conjunto crece a lo largo del tiempo.

“Cada tipo tiene compromisos distintos, cada uno tiene riesgos distintos y depende de cada una decidir”, dijo Filipich.

Connolly coincidió en ese punto.

“Ahora que sé más de lo que sabía cuando comencé, tengo bonos e invierto en otras plataformas para tener una cartera más diversificada”, dijo.

Lucy Dean