Esther Doña: la relajada vida de la viuda del marqués de Griñón con su nuevo amor

El próximo 20 de marzo se cumplirán dos años de la muerte de Carlos Falcó. El coronavirus se llevó al marqués de Griñón y dejó una gran tristeza en sus cinco hijos y en su viuda, Esther Doña. Pero los meses han pasado y la vida ha continuado para todos ellos. Tamara Falcó, heredera del título nobiliario de su padre, está radiante junto a Íñigo Onieva, con el que ha pasado fin de año en República Dominicana, y Doña ha recuperado la sonrisa junto al que fuera buen amigo de su fallecido marido, el juez Santiago Pedraz.

MADRID, SPAIN - AUGUST 04: Esther Doña and Santiago Pedraz are seen on August 4, 2021, in Madrid, Spain. (Photo By Jose Oliva/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - AUGUST 04: Esther Doña and Santiago Pedraz are seen on August 4, 2021, in Madrid, Spain. (Photo By Jose Oliva/Europa Press via Getty Images)

La vida dio un giro de 180 grados para Esther Doña en marzo de 2020. En pleno inicio de la pandemia y confinada por el estado de alarma que regía en España entonces, tuvo que ver cómo su marido fallecía solo en un hospital toledano sin poder ni siquiera despedirse de él en persona. "Carlos se sentía orgulloso de cómo comenzó la relación. Cómo es la vida que nuestra relación empieza por WhatsApp y finaliza por WhatsApp. El último es el más doloroso", revelaba el pasado noviembre en el programa Lazos de sangre de TVE.

"Carlos tenia en su mesita de noche una estampita de su madre y Carlos decía que cuando deseaba algo fuerte le pedía a esa virgen. Cuando vi que no contestaba fui corriendo, encendí una vela y le mandé un WhatsApp con la foto. Le dije: "Todo va a salir bien porque se lo estoy pidiendo a la virgen". Escribí a sus amigos para que le enviaran mensajes de ánimo para que cuando él despertara los viera", pero Carlos Falcó nunca respondió a ese último mensaje. "El doctor me llamó y me lo comunicó. Yo no me lo podía creer. En ese momento todo se te derrumba, te sientes vacía, sola, con incertidumbre y es muy doloroso", decía emocionada.

Su peor momento

Este varapalo la sumió en una gran tristeza y tres meses más tarde abandonaba la casa en la que había compartido los tres años de matrimonio con el empresario bodeguero. En la finca El Rincón estuvo Doña hasta ese momento y, según explicó ¡Hola!, abandonó la casa por voluntad propia, sin realizar ningún tipo de negociación ni de alcanzar ningún acuerdo con los hijos de Carlos Falcó. Se llevó sus cosas y junto a su perrita Chloé, la bichón maltés que el marqués le regaló dos años antes por Navidad, se mudó a su antiguo piso en la localidad madrileña de Majadahonda. Desde ese momento vive allí y es ahí donde recuperó también la sonrisa y las ganas de salir adelante, como seguramente a Falcó le hubiera gustado que hiciera su mujer.

De nuevo enamorada

En un nuevo giro del destino, Esther recuperó las ganas de enamorarse y lo ha hecho al lado de Santiago Pedraz, magistrado de la Audiencia Nacional y que curiosamente fue un buen amigo del marqués de Griñón y con ellos compartió cenas en la finca toledana y muchos ratos de agradables charlas. Fue en agosto de 2021 cuando la ex modelo malagueña hizo oficial a través de las redes sociales su relación con el juez. Había pasado un mes y medio del funeral por su marido en el que se intuyó que la relación de Doña con los hijos del marqués seguía sin ser fluida.

Esther quiso gritar al mundo que había vuelto a sentir mariposas en el estómago y, aunque ya habían salido unas fotos de la pareja paseando por Madrid como buenos amigos, fue ella la que subió un video navegando por el Mediterráneo junto a Pedraz. "Y por fin comenzaron nuestras vacaciones”, escribió Esther Doña, quien unos días antes había dejado caer que estaba ilusionada con otro mensaje compartido en esa misma red social. “En ocasiones, la felicidad llega de imprevisto, y es cuando hemos dejado de buscar y cuando menos la esperamos que aparece", comentaba.

Tras la pérdida de su marido, el magistrado se convirtió en un gran apoyo para Esther y poco a poco entre ellos surgió la chispa del amor. Él había estado casado con la periodista Paula Arenas, con la que tuvo un hijo, y pocos meses antes de empezar un romance con Doña había roto con la abogada Sylvia Córdoba. Pedraz nació en Salamanca y tiene 20 años más que Esther. Es uno de los jueves más prestigiosos de la Audiencia Nacional, donde ha llevado casos tan mediáticos como los concernientes a la familia Pujol o el del cámara de Telecinco José Couso.

Desde que hicieron público su amor, la pareja no se ha escondido. Esther ha recuperado la sonrisa y eso se puede ver también en sus redes sociales, donde desde ese momento es más activa y muestra buena parte de su día a día. Pese a la discreción que siempre ha querido llevar el magistrado, en octubre aparecían los dos en la portada de ¡Hola! en una entrevista exclusiva en la que ella abría su corazón. "¡Aún no puedo creer cómo empezó! Creo que ya estaba escrito. Hace unos años, Carlos (Falcó) comentó en una reunión con amigos algo que me dejó perpleja: “El día que yo no esté, Santiago es el hombre que me gustaría para Esther", revelaba en la citada entrevista. "Estoy aquí, al lado de Esther, porque estoy enamorado y no quiero esconderme. Cuando uno ama, quiere gritarlo a los cuatro vientos", respondía Santiago en toda una declaración de amor hacia su pareja.

Vida mundana, fiestas y familia

Y por supuesto no se han escondido (ni tenía por qué hacerlo). Desde entonces les hemos visto juntos y cómplices en algunas de las fiestas más glamurosas del año pasado, como la celebrada por Vanity Fair para rendir homenaje al cantante Raphael o la de la firma de champán francés Möet & Chandon, que reunieron a lo más granado del mundo de la aristocracia (en la segunda estuvo Victoria Federica también), el deporte o el mundo de la cultura y el espectáculo.

"Mi pareja está aquí conmigo, pero Carlos sigue siendo el hombre de mi vida. Estoy enamorada de Santiago, es mi compañero de vida, pero con él llevo cuatro meses y con Carlos fueron cinco años", explicaba ella en Lazos de Sangre. Siempre sonrientes, siempre mostrando que son una pareja enamorada y que no ocultan la felicidad que sienten estando juntos, Esther Doña y Santiago Pedraz fueron sin duda una de las parejas sorpresa de 2021 y su amor ha ido afianzándose hasta hoy. Además de estas salidas nocturnas, les gusta disfrutar también de una vida más tranquila y alejada de los focos como algunas comidas con amigos como el ex diputado de Ciudadanos Marcos de Quinto y su mujer Angélica de la Riva y se lo pasan en grande grabando divertidos videos cantando para subir a Instagram.

Navidades a la malagueña

Por el momento no viven juntos (al menos que se sepa de manera pública) y ella sigue en su piso en Majadahonda, donde encontró de nuevo su lugar en el mundo. Pese a llevar tan solo medio año de relación sentimental, la pareja ya conoce a sus respectivas familias y parece que están tan encantados con su amor como ellos. Hace unas semanas, se trasladaron a Cuéllar (en Valladolid) para una comida familiar junto a varios miembros de la familia del juez. "Pedraz's Family", escribía Esther junto a varios videos del encuentro. "Sus hermanos son de lo más cariñosos conmigo y sus tres hijos, totalmente adorables. Siempre me agradecen lo feliz que es Santi ahora, a mi lado, a lo que yo les contesto que en el amor no hay que agradecer, es cosa de dos", decía Doña en ¡Hola!.

Además, han pasado las navidades juntos, primero en Nochebuena con la familia de él y en Nochevieja en Málaga con la de la ex modelo. El pasado 30 de diciembre, Esther cumplía 44 años y lo hacía rodeada de las personas más importantes de su vida: su pareja, su hermana María y su madre Marian Morales. El padre de Esther, José Doña, falleció en noviembre de 2020 también como consecuencia del Covid. Los cuatro disfrutaron de una comida de lo más agradable en la terraza con vistas al mar del restaurante Yucas de Benalmádena.

Esther contó con la actuación sorpresa de un violinista y sopló las velas de un pedazo de pastel. No dudó en fotografiarse junto a Santiago dejando constancia en sus redes sociales con un contundente: "Feliz". Además, en esas fotos nos dejó ver su nuevo look, con una melena más corta y de lo más actual y moderna con la que está muy favorecida y juvenil. Según publicó la revista Semana, la pareja paseó por las calles de Málaga para disfrutar de la decoración navideña de la calle Larios y no pararon de mostrarse cariñosos y cómplices compartiendo confidencias y más de un abrazo y un beso.

Para Esther, la vida es hoy un lugar mejor gracias a la compañía de Pedraz y su alegría se nota en cada uno de sus posts. Lleva una vida tranquila, llena de escapadas al mar y rodeada de buenos amigos. Además, la publicación del libro La vida de un gran hombre a través de mis ojos sobre la vida del marqués de Griñón fue la culminación de un gran año en el que Doña ha dejado atrás el pasado para pensar en su futuro.

Más historias que te pueden interesar: