La estela de La Veneno bautiza con éxito internacional a ‘Drag Race España’

·8 min de lectura

El huracán Drag Race España continúa arrasando en su segunda semana, y los efectos ya se notan en Internet, con la edición española del popular formato creado por RuPaul causando gran revuelo, algo de confusión, y sobre todo mucha diversión, en el público internacional que ya se ha enamorado de nuestras singulares y carismáticas reinas.

Después del éxito de Veneno, que traspasó fronteras -también desde ATRESplayer y a través de HBO Max en Estados Unidos- para alzarse como una de las series más aclamadas a nivel internacional del año pasado, Drag Race España aprovecha esta sinergia de marca que la serie de los Javis -jueces fijos en Drag Race- le ha permitido para seguir levantando un excitante universo propio queer dentro de Atresmedia, con proyección al resto del mundo.

Y los frutos ya se están recogiendo: Veneno sigue muy presente en la memoria colectiva y la cultura popular, y Drag Race España ya es la edición internacional del programa más aplaudida por los fans del Universo RuPaul.

Fuente: Twitter.com/DragRaceEs/ (Atresmedia)
Fuente: Twitter.com/DragRaceEs/ (Atresmedia)

En España, el estreno de nuestra Drag Race fue casi universalmente considerado uno de los mejores arranques de temporada del formato. El público cayó rendido ante las diez concursantes gracias a sus estilos diferenciados, sus personalidades chispeantes y, sobre todo, lo enormemente divertidas y graciosas que son, tanto en los confesionales como en grupo durante el episodio. Sus frases ya empiezan a sonar como lemas en redes sociales y sus perfiles ganan cientos de adeptos a diario.

Fuera de España, el programa se puede ver a través de la plataforma de streaming oficial de la productora de Drag Race, Wow Presents+, donde los fans internacionales pueden seguir la edición semanalmente, al igual que en España, descubriendo casi a tiempo real las sorpresas del programa. Pues bien, el primer episodio fue todo un éxito también fuera de nuestras fronteras. Los comentarios en redes sociales han sido principalmente positivos y halagan a nuestras reinas como algunas de las concursantes más memorables de las que han desfilado por Drag Race.

En la web IMDb, los fans otorgaron una puntuación de 9,1 al estreno, calificación que ha bajado ligeramente en los siguientes días (en el momento de escribir esto, cuenta con un 8,9), pero que sigue siendo alta, sobre todo comparándola con otras ediciones. Y es que el estreno de Drag Race España es por ahora el mejor valorado de todas las ediciones internacionales de RuPaul’s Drag Race en dicha web, alzándose por encima de Tailandia, Reino Unido (oficialmente la versión más aclamada hasta ahora), Canadá, Países Bajos y Australia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

De hecho, casi todos los fans coinciden en que Drag Race España está superando con creces a Drag Race Down Under, la versión del programa en la que compiten drag queens de Australia y Nueva Zelanda, y que se está emitiendo de forma simultánea a la iteración española. La edición oceánica no está siendo precisamente la más popular del formato, con muchos fans desencantados con ella y sus concursantes. A pesar de que Drag Race Down Under sí cuenta con RuPaul como presentadora (hasta ahora solo había cruzado el charco para presentar Drag Race UK), la versión australiana del programa no pasará a la historia como una de las más queridas. Sin ir más lejos, es la peor valorada en IMDb con un 6,4, mientras España y UK empatan en lo más alto con un 8,4 por ahora.

Es decir, lo que no ha conseguido Down Under, que es en inglés, sí lo está logrando nuestra versión en español, que ya la ha eclipsado con tan solo dos capítulos. El desparpajo andaluz de The Macarena, la gracia infinita de Pupi Poisson, la energía de Arantxa Castilla-La Mancha, el arte de Hugáceo Crujiente o la sensualidad de Carmen Farala han hecho de Drag Race España un triunfo por ahora, tanto dentro como fuera de nuestro país, donde se divierten con nuestra personal y muy autóctona forma de entender, experimentar y celebrar el arte drag.

Por supuesto, muchas cosas se pierden en la traducción. Desde que supimos que se preparaba una versión española del programa, fuimos muchos los que empezamos a imaginar lo difícil que sería traducir nuestras expresiones, localismos y juegos de palabras. Y efectivamente, este es el aspecto de Drag Race España que más confusión está creando en los espectadores globales; y que más quebraderos de cabeza está dando a los traductores. Pero a su vez, es también uno de los elementos que más juego están dando de la edición, como se puede ver en redes sociales, donde los fans internacionales se lo están pasando pipa con los subtítulos (incluyendo las divertidas notas del traductor que se colaron en el primer episodio en Wow Presents+) y aprendiendo mucho sobre nuestra cultura, empezando por el uso empoderado de la palabra “maricón”, cuyo equivalente en inglés, “faggot”, sigue siendo ofensivo en cualquier contexto.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero no solo eso. Además de pasárnoslo genial con las reinas, Drag Race España está realizando una contribución muy valiosa a la conversación a nivel internacional sobre la identidad de género y las personas trans. Después del primer capítulo, en el que cuatro concursantes se identificaron como personas de género no binario, el segundo -que cuenta con la genial Paca la Piraña de Veneno como jueza invitada- ha puesto sobre la mesa el debate sobre las personas trans y la autodeterminación de género, muy de actualidad en España por la lucha por la Ley Trans.

Y lo ha hecho a través de Inti, concursante que se identifica como trans y que durante el episodio experimenta una crisis por disforia de género (sensación de angustia que pueden sufrir las personas cuya identidad de género difiere del sexo asignado al nacer) al verse con pechos postizos en su look homenaje a La Veneno; recibiendo el apoyo y el cariño del resto de concursantes que crea todo un ejemplo de solidaridad y compañerismo a seguir.

En un episodio tributo a Cristina Ortiz que cuenta con la hilarante presencia de Paca, su amiga en la ficción y en la vida real, Drag Race España celebra y reivindica a las personas trans, situando de nuevo a La Veneno como referente de visibilidad y con Inti lanzando un mensaje de valentía, aceptación y apoyo a las personas trans (compartido en las redes internacionales de Wow): “A alguien que se sienta como yo, le diría que tenga mucha paciencia, que se mire mucho al espejo y no intente buscar nada malo, porque para ser trans no necesitas hormonas, no necesitas ningún papel de un psiquiatra que diga que eres una persona trans.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este mensaje se suma al de Veneno, que comparte casa en Atresmedia y anfitriones en los Javis, y está llegando lejos gracias a las redes sociales, donde los fans celebran el éxito de Drag Race España como celebraron el de la serie, habiéndose sumado además muchas estrellas internacionales de Drag Race, las actrices de Pose o la mismísima RuPaul, que también cayeron rendidos a la serie. De esta manera, Drag Race y Veneno han formado un universo propio compartido que se retroalimenta y comparte talento, visión y discurso; el de la visibilidad y la normalización de un colectivo tradicionalmente marginado y maltratado que necesitaba esta plataforma o pasarela donde brillar.

La presencia de Calvo y Ambrossi como jueces (creadores además de Paquita Salas, que mediante memes también se funde en el mismo universo con Veneno y Drag Race), los homenajes a Cristina, los divertidísimos comentarios de Paca la Piraña -que tuvo el emotivo honor de elegir quién de las concursantes se parece más a su amiga- y el reconocimiento del público, tanto español como internacional, ayudan a que La Veneno y lo que esta simboliza siga llegando lejos, a la vez que se crea una promoción cruzada de la que se está beneficiando el programa.

Pero lo más importante es que, al fusionarse con Drag Race, el mensaje de apoyo a la lucha trans con el que los Javis reescribieron la historia de Cristina sirve para seguir reivindicando el talento LGBTQ+, enseñarle al mundo nuestro punto de vista y celebrar nuestra cultura queer.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Entre el éxito de las series españolas de Netflix y el alcance global de Veneno y Drag Race España, el mundo está viviendo actualmente un idilio de amor con España a través de la pantalla, y el talento LGBTQ+ tiene mucho que ver con ello. Quién nos iba a decir hace unos años que tendríamos nuestra propia Drag Race y que La Veneno sería un icono internacional. Esto es imparable. ¡Digo!

Más historias que te pueden interesar:

Fuente de la imagen: Twitter.com/DragRaceEs/