Estefanía de Mónaco, otra de las grandes protagonistas en la boda de su hijo

Por Diezminutos.es
Photo credit: Instagram

From Diez Minutos

Aunque los protagonistas del gran día han sido, como no podía ser de otra manera, Louis Ducruet y Marie Chevallier, irremediablemente Estefanía de Mónaco ha acaparado muchas miradas. Su primogénito daba el 'sí, quiero' a la que considera el amor de su vida este sábado 27 de julio en la Catedral NotreDame-Immaculada de Mónaco ante familiares, amigos y seguidores de los Grimaldi. Como madrina ha ejercido la Princesa, que no podía evitar emocionarse en el gran día de su hijo más desconocido. Pero antes de la ceremonia religiosa, la pareja se unía en matrimonio en un enlace civil celebrado en el Ayuntamiento del Principado, donde contaban con la compañía de sus familiares y amigos más cercanos.

A pesar de que prefería mantenerse en un segundo plano para no robar el protagonismo a los novios, no podía evitar centrar los focos en ella, ¡y es que estaba radiante! La princesa ha escogido, para esta primera ceremonia íntima y civil, un llamativo mono de color amarillo que combinó con un original bolso y una pulsera con una flor idéntica a las del ramo nupcial. Un 'look' espectacular para llevar a su hijo del brazo.

{% verbatim %}

{% endverbatim %}

Estefanía se ha mostrado de lo más emocionada con estos días, además de muy nerviosa... Según confesaba su propio hijo, Estefanía adora a Marie, su nuera: "Cuando se conocieron, mi madre me dijo que Marie era perfecta, que no la dejara ir".

La emoción ha sido inevitable y es que los que conocen a la pareja saben lo especial e importante que era para ellos contraer matrimonio tras siete años de relación, un momento que han esperado hasta estar preparados para dar el paso, igual que para comenzar a su relación, pues aunque se conocieron en la Western Carolina University no fue hasta 2012, después de finalizar sus estudios, cuando comenzaron a salir de forma oficial como pareja.