Este tipo de selfies crea falsas expectativas y podría provocar una crisis de pareja, ¿merece la pena?

Mónica De Haro

Cada vez que publicas un selfie aumentan los celos (sexuales) de tu pareja

Este tipo de posados tan sexy ponen en estado de alarma a la persona que comparte tu vida porque parecen un reclamo para esos admiradores que te siguen. (Foto: Instagram)
Este tipo de posados tan sexy ponen en estado de alarma a la persona que comparte tu vida porque parecen un reclamo para esos admiradores que te siguen. (Foto: Instagram)

Exponer nuestra intimidad en las redes no trae nada bueno. Los expertos no hacen más que advertirnos de que esa sobre-exposición personal pone en riesgo la pareja porque da la sensación de artificialidad y exhibicionismo. ¡Con lo que disfrutamos con las muestras de amor en las redes sociales!

Sí, pero cuanto menos se haga, mejor. Sino, que se lo digan a tantas y tantas parejas que han acabado escaldadas, por no decir asqueadas de tanto ‘mamoneo’. Ahora lo que se lleva, en vez de eliminar todo rastro del pasado, es sustituir al innombrable por un famoso buenorro.

¿Dónde ha quedamos el romanticismo? Las fotos son recuerdos imborrables… ¡para vosotros!, no para el resto del mundo. (Foto: Getty)
¿Dónde ha quedamos el romanticismo? Las fotos son recuerdos imborrables… ¡para vosotros!, no para el resto del mundo. (Foto: Getty)

En fin, a lo que iba, que cuando alguien se empeña en mostrar lo ideal y perfecta que es su vida, malo. ¿No debería estar disfrutándola en vez de mostrándola?

Los psicólogos aseguran que vivir de cara a la galería es un síntoma de individualismo y egocentrismo, y que las personas que son tan activas en las redes sociales tienen a minusvalorar a su pareja en el mundo real.

Las redes sociales rompen parejas porque generan sentimientos de celos y desconfianza, así que cuanto menos cuentes de tu vida amorosa en Facebook más feliz serás

De hecho, un estudio de la Universidad de Brunel concluye que las personas con la autoestima baja son más propensas a compartir contenido sobre su relación de pareja para expresarse y reclamar como suya la unión cuando creen que ésta puede estar amenazada.

Esa ansiedad e inseguridad puede desembocar en un problema real con tu pareja, a quien podría no gustarle demasiado que estés subiendo fotos de los dos en actitudes íntimas. Según Daniel Halpern, especialista en medios sociales y digitales y profesor en la Pontificia Universidad Católica de Chile: los selfies no ayudan a fortalecer el vínculo sentimental.

No es necesario mostrar a cada momento lo feliz y pletórico que estás. No debes convertir tu vida en un escapare, trata de dosificar lo que publicas y cuidar lo que muestras. (Foto: Getty)
No es necesario mostrar a cada momento lo feliz y pletórico que estás. No debes convertir tu vida en un escapare, trata de dosificar lo que publicas y cuidar lo que muestras. (Foto: Getty)

Muchas veces no estamos solo cuando mostramos ‘detalles’ de nuestra vida, en esos retratos pueden aparecer personas a las que estamos exponiendo a los comentarios e interacciones públicas –a veces inoportunos y poco educados– , lo cual genera aumento del estado de alarma de la persona que no ha subido la imagen. Los resultados del trabajo de Halpern han demostrado que los celos en la pareja, y los consiguientes conflictos, aumentan en paralelo al incremento de selfies publicados por uno de sus miembros.

Por otro lado, es un síntoma considerable de narcisismo, y una manera de negar o comparar lo que nos gustaría tener o alcanzar y la realidad del día a día.

Así que vete pensando en cambiar tu modo de funcionar porque está visto que Facebook es la criptonita de las parejas, en cuanto subes una imagen algo más acaramelada de lo normal con un posible ligue, lo gafas.

¿Es necesario ponerle en el disparadero? ¿Somos incapaces de estar verdaderamente satisfechos con nuestra vida sentimental sin la aprobación de los demás? ¿Por qué necesitamos presumir de nuestras conquistas?

La respuesta a todas cuestiones es dura: cuanto más selfies publica una persona, mayor predisposición presenta a padecer trastornos de personalidad como narcisismo o psicopatía, de acuerdo con un estudio de la Ohio State University (EE.UU) publicado en la revista Personality and Individual Differences.

Además, y no sé si este dato es peor que el anterior: 28 millones de parejas rompen al año por culpa de Facebook o WhatsApp, según otro estudio elaborado por CyberPsychology and behaviour Journal.

Yo que tú la próxima vez que tengas el impulso de darle al ‘like’ o a publicar pregúntate el nivel de malestar o de interferencia que esa imagen podría tener en tu vida cotidiana y si podría incomodar o herir los sentimientos de alguien.

También te puede interesar:

Lo que tus fotos de Instagram revelan de tu personalidad (y de tu salud)

Una eminencia (del amor) desvela cómo evitar ‘colgarse’ de alguien que te deja