Las tres cirugías estéticas que más piden los hombres

·6 min de lectura
David Beckham ha sido referencia de cuidado personal desde hace décadas. (Photo by Mark Thompson/Getty Images)
David Beckham ha sido referencia de cuidado personal desde hace décadas. (Photo by Mark Thompson/Getty Images)

Ya en 1994 se había acuñado un término que definía a aquellos hombres - aún muy particulares- que se preocupaban demasiado por su apariencia, vestir a la moda y lucir siempre impecables: metrosexuales, y eran inspirados por estrellas como David Beckham, que aún hoy sigue siendo referencia de estilo, junto a su esposa Victoria, quien suele protagonizar noticias con temas relacionados con moda, pero también de estética y salud.

Con el paso del tiempo, el tema del aspecto evolucionó hacia un modo de vida. Ya no importaba solamente llevar un corte de pelo actual y las manos cuidadas, sino que también el hombre comenzaba a interesarse por cosméticos para cuidar su piel y su cabello, van a centros estéticos y, además, no temen expresarse a plenitud.

Hoy, ya no es extraño que cualquier hombre tenga interés en hacerse tratamientos estéticos, cirugías, implantes de cabello; que se sometan a liposucciones y demás intervenciones que les permitan alcanzar sus parámetros en lo posible, pero sobre todo, y muy importante, la medicina estética actual se orienta hacia el logro de la belleza natural enfocada en la salud y en la calidad de vida, más que en lo exclusivamente estético.

Hoy en día, no es extraño que cualquier hombre tenga interés en hacerse tratamientos y cirugías estéticas. (Getty Creative)
Hoy en día, no es extraño que cualquier hombre tenga interés en hacerse tratamientos y cirugías estéticas. (Getty Creative)

Así se especifica en un estudio reciente presentado por la Sociedad Española de Medicina Estética, que destaca además que ese país es el quinto del mundo catalogado como referencia en turismo de salud.

Los tratamientos más recurridos según la edad

Según este informe, cinco de cada diez mujeres y dos de cada diez hombres recurren a la medicina estética, y la motivación general es mejorar el aspecto; los más jóvenes, procuran elevar su autoestima y los mayores para retrasar el envejecimiento.

En líneas generales, los hombres entre los 28 y los 32 años se decantan por tratamientos faciales, corporales y capilares, mientras que los mayores, cuyas edades están entre los 35 y 39 años, se enfocan en todo lo relacionado con antiedad.

Según el portal web de estadísticas Statista, el procedimiento estético sin cirugía más demandado para 2019 era la inyección de toxina botulínica, tanto para hombres como mujeres.

La inyección de toxina botulínica es de los tratamientos estéticos de mayor demanda entre hombres y mujeres. (Getty Creative)
La inyección de toxina botulínica es de los tratamientos estéticos de mayor demanda entre hombres y mujeres. (Getty Creative)

Lo que buscan ellos

Sin embargo, más allá de tratamientos estéticos no invasivos, los hombres se están acercando a la cirugía de una manera mucho más activa. Para 2019, la ginecomastia era de las primeras intervenciones solicitadas por los hombres, según Statista, y esta consiste en la reducción de tejido mamario en hombres, el cual se desarrolla por desequilibrios hormonales, según la Clínica Mayo.

Desde el ámbito puramente estético, el doctor Carlos Gullón, cirujano plástico en Clínica FEMM, revela que las cirugías con mayor demanda entre hombres en la actualidad están orientadas a obtener una renovación de la imagen y sentirse más a gusto consigo mismos. En este sentido la más popular es la liposucción, seguida por el aumento de glúteos y en tercer lugar la masculinización del rostro.

Liposucción: los chocolaticos sin gimnasio

Según revela el doctor Gullón, no es tarea fácil definir los abdominales, popularmente conocidos como el six pack, o los cuadritos de chocolate. “Muchos pacientes quieren deshacerse de la grasa localizada y, en consecuencia, poder lucir estos músculos, así como la aclamada V”.

Esta zona específicamente, así como la parte baja del abdomen, también conocida como el cinturón de Adonis, ameritan muchas horas y mucha constancia en cuanto a ejercicio físico por lo cual recurrir al cirujano es una idea muy tentadora. Para lograrlo, el experto explica que se hace lipoescultura, que además tiene muchas ventajas, entre ellas la reducción de los flancos, muy pequeñas cicatrices y una rápida recuperación.

Muchos pacientes quieren deshacerse de la grasa localizada y, en consecuencia, poder lucir los músculos abdominales. (Getty Creative)
Muchos pacientes quieren deshacerse de la grasa localizada y, en consecuencia, poder lucir los músculos abdominales. (Getty Creative)

Si la acumulación de grasa es importante, la intervención se puede acompañar de otras intervenciones como la abdominoplastia, que ayuda a definir el abdomen y ayuda a eliminar el exceso de piel.

Cabe destacar que la liposucción es, desde hace mucho tiempo, una valiosa aliada para eliminar esa grasa en vientre, caderas, glúteos, y hasta los brazos, que no se ha podido quitar con ejercicios y un plan de alimentación adecuado.

Masculinización del rostro

No. No es una redundancia. Así como muchas mujeres desean dulcificar sus facciones o someterse a una rinoplastia porque consideran que lucirían aún más femeninas, los hombres también recurren a estas operaciones para proyectar más su rostro, o remarcar zonas que consideran que les haría ver más masculinos.

El doctor Gullón explica que hay especialistas, como los cirujanos maxilofaciales, dedicados a dar con la clave justa que cambiaría el rostro para hacerlo lucir más masculino, pero esto amerita un proceso que, junto a cirujanos plásticos, se desarrolla para encontrar la armonía adecuada que ofrezca un aspecto natural e incluso determinar si en una sola operación que incluya mentoplastia y rinoplastia pueden alcanzarse los objetivos planteados.

Los hombres también recurren a estas operaciones estéticas para proyectar más su rostro y hacerlo más masculino. (Getty Creative)
Los hombres también recurren a estas operaciones estéticas para proyectar más su rostro y hacerlo más masculino. (Getty Creative)

Estas intervenciones también ameritan especial atención en la recolocación de maxilares para favorecer la función de masticar, mientras que se logra un aspecto armónico. Otros aspectos que pueden ajustarse con este tipo de operaciones son el ángulo del mentón, el equilibrio entre pómulos y mandíbula, cejas rectas e incluso las orejas, que cuando son salientes, suelen infantilizar el rostro. Sin embargo, todo depende del análisis de cada paciente, puesto que todos los rostros no son iguales.

Aumento de glúteos

La técnica tradicional para dar forma a esta zona es el ejercicio físico. Así como son los abdominales, pueden obtenerse buenos resultados, pero el esfuerzo suele ser importante, porque además amerita disciplina, paciencia y constancia, en conjunto con la alimentación adecuada que favorezca el desarrollo de la masa muscular.

Para algunos esto es demasiado, con lo cual observan con buenos ojos la posibilidad de someterse a un aumento de glúteos. Para el doctor Gullón no solo se trata de estética, sino también de fortalecimiento de la parte inferior del cuerpo. Se puede lograr este objetivo de tres maneras, implante de prótesis, lipofilling, que consiste en rellenar con grasa extraída del propio cuerpo y representa un cambio más sutil que con prótesis, o la combinación de las dos opciones.

En el caso de los hombres, más que simplemente volumen, con esta intervención se busca mejorar la silueta en general para hacerla lucir más musculosa y fuerte. Además, el especialista recomienda el lipofilling también para hacer más natural la transición entre la parte baja de la espalda y los glúteos si se usan prótesis.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Checo Pérez, la ruta a la gloria del piloto mexicano más exitoso de la F1

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente