“Estamos en un momento crucial”: la OMS responde a ‘El HuffPost’ sobre el coronavirus

Bruce Aylward, de la OMS, da una rueda de prensa en Beijing (China) sobre el COVID-19. (Photo: THOMAS PETER/REUTERS)

El mundo “no está preparado” para hacer frente a la epidemia del coronavirus. Así de tajante se mostró este martes Bruce Aylward, director de la misión de expertos internacionales enviada por la OMS a China. 

En la rueda de prensa que ofrece a diario la Organización Mundial de la Salud, el experto no se anduvo con medias tintas. “Los países tienen que estar preparados para gestionar esto a mayor escala y se tiene que hacer rápidamente”, explicó a la prensa Bruce Aylward, al tiempo que elogiaba el trabajo realizado por las autoridades chinas para frenar la epidemia.  

Este mismo martes es cuando se han conocido más casos en España —donde ya hay al menos nueve contagios—, todos ellos importados del norte de Italia, el principal foco del coronavirus en Europa. Las autoridades llaman a la calma y a la contención, centrándose en la “detección precoz” de los posibles nuevos casos, porque todo apunta a que los habrá.

Sólo un día antes, el lunes, la Organización Mundial de la Salud alertó de que la epidemia de COVID-19 podría llegar a convertirse en “pandemia”, y el El HuffPost se ha puesto en contacto por correo electrónico con Tarik Jašarević, portavoz de la OMS, para conocer mejor su postura.

La OMS señaló el lunes que el mundo debería estar preparado para una “potencial pandemia”. ¿Qué significa esto exactamente?

Estamos en un momento crucial del brote. Mientras debemos continuar con los esfuerzos para contener el COVID-19 —centrándonos en reforzar la vigilancia, llevando a cabo investigaciones para identificar a los contactos [de los infectados] y aplicando medidas adecuadas para evitar una mayor expansión— los países deberían aprovechar también este tiempo para prepararse para la posibilidad de una mayor transmisión. 

¿Cuál es la diferencia entre ‘pandemia’ y ‘epidemia’?

La OMS ya no utiliza el sistema de las seis fases de pandemia de gripe, que iban desde la fase 1 (no se registran casos de gripe animal que provoque infecciones a humanos) hasta la fase 6 (pandemia). Este cambio se produjo por las lecciones aprendidas de la experiencia de 2009 con la H1N1 [pandemia de gripe A]. En ese momento se crearon nuevas definiciones para la gripe, pero hasta ahora no se ha definido ninguna para el COVID-19.

Hay varios grupos de distintas organizaciones que están trabajando en definir la ‘pandemia’ para este nuevo virus, lo cual podría llevar un tiempo. Mientras tanto, nuestro consejo sigue siendo el mismo: se recomienda encarecidamente a los Estados miembros que lleven a cabo planes basados en las evaluaciones de riesgo nacional según las circunstancias locales, teniendo en cuenta la información provista por las evaluaciones globales de la OMS.

El director general de la OMS declaró el COVID-19 como emergencia de salud pública de importancia internacional el 30 de enero de 2020 por recomendación del Comité de Emergencia basándose en el Reglamento Sanitario Internacional (IHR 2005). Desde entonces, hemos visto casos, agrupamientos y brotes registrados en múltiples países. La mayoría de estos casos, agrupamientos y brotes son localizables, lo cual significa que la transmisión generalizada del virus no resulta evidente. Algunos países incluso han ralentizado o frenado la transmisión. Pero deben seguir alerta por la posibilidad de que vuelva a introducirse [el coronavirus]. Es posible que haya más casos en más países.

Ahora que hay un brote importante de COVID-19 en Italia, ¿debería Europa tomar medidas adicionales contra el virus? ¿Son fundados los miedos de la gente o se basan sólo en especulaciones?

Todos los países deberían prepararse. La OMS está pidiendo a todos los países que se centren urgentemente en prepararse para la llegada de casos, que prioricen la protección de los trabajadores sanitarios e individuos en riesgo, y que comuniquen mejor los riesgos de transmisión a la población. 

Tarik Jašarević aclara los términos de la OMS

¿Cuál es la diferencia entre riesgo “moderado” y “alto”, según la OMS? ¿Y entre “alto” y “muy alto”? 

La OMS normalmente determina el riesgo de un problema sanitario llevando a cabo una evaluación integral del riesgo, evaluando las probabilidades de que una enfermedad se extienda y su potencial impacto en la salud humana. En cuanto al nuevo coronavirus, se han evaluado ambos parámetros como “muy altos” en China, y “altos” tanto a nivel regional como global, ya que la fuente de infección sigue siendo desconocida y vemos un mayor número de casos exportados fuera de China a lugares con mucha cantidad de viajes domésticos e internacionales.

¿Qué significa que la OMS haya declarado la emergencia mundial?

Una Emergencia de Salud Pública de importancia internacional (PHEIC, por sus siglas en inglés) se define en base a tres criterios esenciales: 1) que sea un suceso extraordinario, con un riesgo que constituya 2) un peligro de salud pública a otros países por su expansión internacional y 3) que requiera potencialmente una respuesta internacional coordinada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Lo que hay que saber antes de comprar mascarillas frente al coronavirus

Tres datos que desmienten los mitos alarmistas sobre la expansión del coronavirus

El número de contagiados en España asciende a 10 mientras Sanidad refuerza los protocolos de prevención

EFE

La construcción a toda velocidad de estos centros hospitalarios es una pieza clave en la propaganda oficial de cara a promocionar sus esfuerzos contra el virus en China y en el extranjero.

EFE

la prensa oficial prevé que esta semana entre en funcionamiento el otro "hospital exprés" comenzado días después de Houshenshan, Leishenshan, con 1.300 camas.

EFE

El Hospital Huoshenshan de la ciudad china de Wuhan, construido en solo diez días para combatir el brote de coronavirus, ha entrado este domingo en funcionamiento.

EFE

El nuevo hospital se ha convertido en paradigma del "milagro chino", a la vez que en la mejor herramienta propagandística de Pekín en la lucha contra la enfermedad.

EFE

El centro hospitalario está compuesto de módulos prefabricados y tiene una capacidad de 1.000 camas.

EFE

El hospital estará operado por 1.400 médicos militares, 950 de ellos procedentes de hospitales del Ejército de Liberación Popular y, los 450 restantes, de universidades de las distintas ramas de las fuerzas armadas.

EFE

Con este centro se espera descongestionar a otros hospitales de Wuhan en la lucha contra el coronavirus, que ha dejado al menos 361 muertos y 17.205 infectados diagnosticados en China hasta el momento, la mayoría de ellos en la provincia de Hubei, donde se detectó el brote.

EFE

Las obras de Huoshenshan comenzaron el 23 de enero y pronto los medios estatales difundieron imágenes de más de un centenar de vehículos de obra, sobre todo, excavadoras, trabajando sin descanso en una vasta superficie.

EFE

Houshenshan está ubicado en el suroeste de la ciudad, una zona que, asegura la agencia estatal de noticias Xinhua, cuenta con los servicios necesarios para proveer al hospital y los pacientes.

EFE

El centro se construyó a semejanza del pekinés de Xiaotangshan, en el norte de la capital y levantado en una semana en 2003 para combatir el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS, por sus siglas en inglés).

EFE

El centro tratará de contener la expansión del brote en su epicentro, la ciudad de Wuhan, que permanece en cuarentena desde el mismo día 23 de enero en que se iniciaron las obras en Huoshenshan.

EFE

Una vista de la puerta de una sala de aislamiento en el Hospital Huoshenshan en Wuhan, provincia de Hubei

EFE

Los trabajadores pasan junto a un nuevo escáner de tomografía computarizada (TC) en una habitación del hospital Huoshenshan de Wuhan.

EFE

Un médico del ejército mira alrededor de una habitación en el hospital Huoshenshan en Wuhan, provincia de Hubei.

Love HuffPost? Become a founding member of HuffPost Plus today.

This article originally appeared on HuffPost.