Estalla la guerra entre Hugo y Elena y las consecuencias salpican a Adara

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

Los trapos sucios de la familia Sierra-Molinero están a punto de salir a la luz. De hecho ya nos enteramos de algunos de ellos en la gala de Supervivientes 2020, donde Elena y Hugo dieron todo un recital de reproches que acabó afectando a sus representantes en plató, que también acabaron enfrentados, e incluso a otros familiares a través de las redes sociales.

Todo empezó con la madre de Adara criticando con José Antonio Avilés el romance entre el uruguayo e Ivana Icardi. "La verdad es que me es absolutamente indiferente. Era muy previsible. No le hacía falta hacer esto. Es un apaño. Pensaba que a lo mejor Gianmarco había jugado con Ivana pero después de esto creo que Ivana se ha podido confundir", decía Elena. Además, la concursante hizo una confesión que podría explicar su mala relación con Hugo: "A mí me pidieron, y yo sé que fue por él, que no fuera al parto de mi hija. Me lo dijo Adara pero porque no quería tener encontronazos con él".

Al escuchar esta acusación, Hugo saltó: "Son temas muy delicados que no quiero profundizar pero no es verdad". Pero Elena lo tenía claro: "Lo del parto es una verdad como que yo estoy en Honduras, digas tú lo que digas, fuera está mi hija y lo puede corroborar. De hecho no fue solamente al parto, yo estaba en el hospital y tú me mandabas para afuera". Y se enzarzaron…

El "tu corazón no me interesa" de Hugo a Elena quedó clarísimo cuando, un rato después, tomó su última decisión como dios de la isla y mandó a su ex suegra castigada al grupo de los siervos: "A Elena. Por lo que pasó antes. Me ha molestado que diga que esto está apañado. Yo ya gané un concurso sin apañarme con nadie", decía. La cara de Adara en el plató de Telecinco era un poema…

La guerra estaba servida y se trasladó a Madrid, donde Adara dio la razón a su madre diciendo que la decisión había sido "muy cruel" y se enfrentó a Bruno, el hermano de Hugo. "El palo que le han dado a mi hermano es alucinante. Acabo de hablar con mi madre y está muy mal porque ella fue la encargada de ir a buscar a Elena al aeropuerto y me parece rastrero lo que se le está haciendo", ha confesado éste. Mientras, Adara hacía ejercicios de relajación para no saltar: "Me va el corazón a mil. No quería tocar este tema y además no me ha gustado que mi madre lo haya sacado. Pero tu hermano no quería que mi madre fuera al parto y esa es la verdad. Yo tuve que discutir muchísimo con él porque no quería que mi madre se quedara en casa estando yo recién parida. No la soportaba y tuve que discutir muchísimo con él", ha explicado.

La ganadora de GH VIP 7 estaba muy enfadada por los comentarios que el hermano de Hugo había dicho sobre ella: "Estoy súper caliente con este señor porque es muy falso, es muy machista". Mientras, Bruno se ha defendido asegurando que su familia siempre se ha portado muy bien con ella y Adara ha zanjado la polémica con una advertencia: "¿Vamos a abrir el cajón de mierda? Porque si quieres lo abrimos bien, eh?, hay mucha mierda y me he callado mucho. He sido muy respetuosa y me estoy calentando. Me trataron bien hasta que dejaron de hacerlo. Yo nunca he hablado mal de su familia y se han pasado muchos límites conmigo. Si me sigue provocando vamos a abrir el cajón de mierda y, además, el grande", ha sentenciado Adara con un cabreo monumental.

Y mientras ellos se enfrentaban en la Palapa y en el plató, había un tercer ring: las redes sociales. Adriana, la madre de Hugo Sierra, y Luis Jesús Molinero, el padre de Adara, también tenían mucho que decir…