Estafan 400.000 dólares a una famosa empresaria con un email

La empresaria y presentadora Barbara Corcoran en el Tribeca TV Festival de 2018, en New York. Foto: AP.

Barbara Corcoran, una de las inversionistas del reality show Shark Tank, de la cadena ABC, resultó víctima de una estafa por suplantación de identidad a través de correos electrónicos.

De acuerdo con un reporte de la revista People, el incidente se produjo la semana pasada, cuando la contadora de Corcoran recibió un correo electrónico sobre una factura “aprobando el pago de una renovación de bienes raíces”.

Se trataba de un sencillo pero muy bien urdido plan de phishing o suplantación de identidad.

“Perdí los 388,700 dólares como resultado de una cadena de correos electrónicos falsos enviados a mi empresa”, declaró la empresaria y presentadora. “Era una factura supuestamente enviada por mi asistente a mi contable aprobando el pago de una renovación de bienes raíces”.

“No había razón para sospechar, ya que invierto en muchos bienes inmuebles”, aseguró.

La contadora mantuvo una comunicación con quien ella creía que era la asistente de Corcoran y procedió a realizar el pago electrónico el martes 25 de febrero.

Tardaron en darse cuenta

El error no se notó hasta que la contable envió un correo de seguimiento a la dirección real de la asistente de Corcoran, informándole de lo que acababa de hacer. Fue ahí cuando todos en la compañía se dieron cuenta de que habían sido objeto de una estafa y la asistente notó que un hacker había alterado su correo electrónico.

“El dinero fue enviado al estafador ayer y mi contadora le pasó una copia de la transacción a mi asistente, quien se sorprendió al ver su nombre en la correspondencia —explicó Corcoran—. El detalle del que nadie se dio cuenta fue que los estafadores habían ideado una cuenta similar a la de mi asistente, que solo cambiaba en una letra”.

Cuando ambas empleadas reaccionaron e informaron a la empresaria de lo sucedido, ya era demasiado tarde. La suma indicada en la transferencia ya había desaparecido de la cuenta.

“El estafador desapareció —comentó Corcoran—, y me han dicho que es una práctica común, y no recuperaré el dinero”.

Según la publicación, Corcoran mantiene una actitud positiva a pesar de la pérdida.

“Al principio estaba molesta, pero luego recordé que solo era dinero", le dije Corcoran a PEOPLE.

¿Quién estaba detrás de la estafa?

TMZ, la primera publicación que hizo pública esta noticia, reveló que la compañía empleada por el estafador fue FFH Concept GmbH, una agencia de marketing legítima con sede en Hürth, Alemania.

El equipo de Corcoran pudo rastrear los correos electrónicos hasta una dirección IP china, informó TMZ.

Este tipo de situaciones se producen a diario en el mundo, pero es poco habitual que ocurra con una personalidad pública. La gente acaudalada y los famosos del deporte y el espectáculo son mucho más cuidadosos y sus equipos suelen seguir una serie de indicaciones para evitar ser víctimas de estas estafas.

Artículos relacionados: