Estados Unidos se rinde ante una española en 'Got Talent' de la forma más inesperada

·5 min de lectura

En España hay mucho talento, cosa que queda más que comprobada con los diferentes programas de nuestra televisión. Y de vez en cuando, hay algún español que da una buena campanada en algún país foráneo a través de un talent show, como acaba de suceder en Estados Unidos con Got Talent con Celia Muñoz. Aunque ella es soprano, no ha sido precisamente a través del cante como se ha metido al público en el bolsillo… O sí, pero de una forma bastante inesperada.

Celia tiene un prodigio en sus cuerdas vocales, y por gusto, aprendió a hacer ventriloquía hace unos años. Se convirtió en una maestra, y ya lo demostró en Got Talent España; ella fue la ganadora de la primera edición de 2021, donde realizó números con un títere, como es habitual entre los ventrílocuos, pero también haciendo un número en el que una medium contactaba con un espíritu, que le hablaba del más allá, o sintonizando una radio en la que sonaban grandes éxitos que salían, de forma sutil, desde dentro de sí.

A finales de mayo de este mismo 2022, Celia se dejó caer por America’s Got Talent, y contó que tras ganar por aquí siguió practicando y haciendo nuevos shows, pero que se había animado a probar suerte en Estados Unidos “porque este es el lugar para esta forma de arte”. Razón ahí no le faltaba a la artista, pues ella decidió explorar la ventriloquía tras descubrir a otros ganadores de AGT como Terry Fator, de la temporada 2, o Darci Lynne Farmer, de la 12.

AMERICAS GOT TALENT -- Celia Muñoz en la temporada 17 de 'America's Got Talent' (Foto de: Trae Patton/NBC a través de Getty Images)
AMERICAS GOT TALENT -- Celia Muñoz en la temporada 17 de 'America's Got Talent' (Foto de: Trae Patton/NBC a través de Getty Images)

En su primera aparición hizo un show en el que aparecía cantando mientras se cepillaba los dientes, se aplicaba brillo de labios, bebía o usaba hilo dental. Logró el pase para la semifinal, que tuvo lugar hace unos días, y allí volvió a enamorar a todos los presentes.

Hace solo unas semanas falleció la actriz Olivia Newton-John, y para la semifinal, vista la pasada semana, ella decidió realizarle un pequeño homenaje en un número en el que acude a un autocine como espectadora a ver Grease, “su película favorita”. Así, la escuchamos cantar el tema que interpretaba Olivia en solitario en este largometraje, ‘Hoppelesly Devoted To You’, mientras se bebe un gran batido de chocolate, come helado o se llena la boca de palomitas. Un precioso tributo que provocó miles de aplausos en el plató, pero que no sabemos si habrá sido suficiente o no para conseguir su pase a la final, pues esto no se conocerá hasta dentro de unos días.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

La hazaña de Celia es sorprendente por varias razones. Y es que, a menudo, en la ventriloquia, lo que se intenta es hacer humor soltando chistes a través de un muñeco que tiene vida propia. Ella ha optado por redefinir este tipo de espectáculos por algo más sofisticado y elegante, en el que se pueden arrancar sonrisas de otra manera. Y a esto le sumamos la dificultad de hacer el número en otro idioma diferente al natal, cantando en inglés sin usar los labios.

Con su momento Grease, Celia Muñoz se suma así al olimpo de las grandes estrellas de Got Talent España que han conseguido hacerse las Américas, como es el caso de Cristina Ramos, la ganadora de la primera temporada. En 2019 concursó America’s Got Talent The Champions, que enfrentaba a la mayor concentración de talentos de la televisión, y logró colarse en el top 5 de la competencia. Su mérito fue mayor teniendo en cuenta que era la única cantante en ese top. Su versión de Bohemian Rapsody, donde mezcló su estilo lírico con el rockero, consiguió dejar sin palabras a Simon Cowell.

Hay que destacar, en cualquier caso, que es algo de lo más habitual que los concursantes (incluso los ganadores) deGot Talent de un país terminen concursando en versiones de otros lugares del mundo. En Got Talent España, por ejemplo, vimos al mago Keiichi Iwasaki, quien concursó en Got Talent de Italia en 2016, dos años antes. El pasado 2021 vimos también a Paddy y Nicko, una pareja de baile formada por una octogenaria y su profesor de baile; años atrás participaron en las versiones británicas, francesas y en un especial de Estados Unidos.

Sobre los talentos nacionales que hemos llevado nosotros a otros países, además de Cristina o Celia podemos destacar, por ejemplo, a Wendy Superstar, la vedette que se metió a Jorge Javier Vázquez en el bolsillo con su talento para mover los pechos al son de la música. Desde que la conocimos, ha concursado en las versiones búlgara, checoslovaca y rumana de Got Talent, aunque la victoria se le ha resistido.

En cualquier caso, consiga pasar a la final o no, el caso de Celia Muñoz demuestra que en España tenemos un enorme potencial artístico. Que podemos divertir en la televisión nacional o en la extranjera cantando, bailando, haciendo ventriloquía o lo que haga falta. Y ojalá, en el futuro, veamos a más españoles haciendo a las Américas y dejando a Simon Cowell con la boca abierta, porque de talento vamos sobrados.

Más historias que podrían interesarte: