Estados Unidos da un enorme espaldarazo a Ucrania de 40 000 millones de dólares

·1 min de lectura

Estados Unidos ha dado un  nuevo espaldarazo a Ucrania para afrontar la reconstrucción y plantar cara a Rusia en el Donbás. Se trata nada menos que de 40 000 millones de dólares, una gigantesca ayuda ratificada este sábado por el presidente Joe Biden, la misma semana de su aprobación por el Congreso y el Senado estadounidenses.

El paquete, decidido tras agotarse los 13 600 millones aprobados por Washington en marzo, incluirá más armas y municiones, pero también asistencia económica directa y ayuda humanitaria.

"Agradezco al presidente Biden que haya firmado inmediatamente el paquete de ayuda -dijo el presidente ucraniano Volodímir Zelenski-. Es una contribución histórica a la protección de la libertad en Europa".

Rusia afirma haber destruido un depósito de armas occidentales

Rusia aseguró este sábado haber destruido con misiles de crucero un gran depósito en el noroeste de Ucrania lleno de armas enviadas por Estados Unidos y los países europeos.

En su habitual mensaje vespertino, Zelenski señaló que la situación militar no ha cambiado significativamente en las últimas horas, pero que la lucha es crítica en el Donbás, en el este de Ucrania.

"La situación en Donbás es extremadamente difícil. Como en días anteriores, el ejército ruso está intentando atacar Sloviansk y Severodonetsk, pero las Fuerzas Armadas de Ucrania están repeliendo los planes ofensivos de Rusia, desbaratándolos. Y esto es una contribución concreta para llegar a ese día que todos esperamos y por el que luchamos: el Día de la Victoria", afirmó Zelenski.

¿Regresar o no a Járkov?

Mientras tanto, Járkov intenta recuperar el pulso tras de la retirada de las tropas rusas que durante dos meses han bombardeado incesantemente la segunda ciudad de Ucrania. Pese a que la situación es aún incierta, algunos de los que se fueron, intentan regresar a sus casas.

"Nosotros, los mayores, queremos volver a casa porque, si es necesario, podremos irnos de nuevos, pero hay muchas familias con niños pequeños, que no tienen donde meterse. Ellos difícilmente podrán volver", explica Serhii Klochko, un habitante de Járkov.

Pero querer volver no es suficiente. Algunos edificios han quedado tan dañados que sus habitantes tendrán que esperar a que las autoridades decidan si son seguros y habitables o están tan deteriorados que tendrán que ser derribados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente