Estaba curioseando con Google Earth y resolvió una desaparición de hace 22 años

Un ciudadano cuya identidad no ha trascendido se puso a curiosear su antiguo barrio cuando al acercar la imagen descubrió un objeto extraño en el lago. Contactó con alguien que aún vive allí y este, con ayuda de un dron, acabó por confirmar que el objeto era un coche. Al acudir a la zona la Policía los agentes encontraron en el interior los restos de un hombre desaparecido hace 22 años.

El coche, que puede apreciarse en la imagen, se encontraba en un estanque en la calle Moon Bay, en Wellington (Florida). (Foto: Google Earth)

La noche del 7 de noviembre de 1997, William Moldt -a quien pertenece el esqueleto encontrado- llamó a su novia para decirle que no tardaría mucho en volver a casa. Estaba en un bar bebiendo. Eso fue lo último que se supo de él. De allí salió, según los testigos, antes de medianoche y sin síntomas de ir ebrio, pero nunca llegó a casa y nunca se puso en contacto ni con su pareja ni con su familia.

Su desaparición ha sido un misterio durante los últimos 22 años. Hasta que un hombre decidió hace unas semanas ponerse a trastear, como suele decirse, con Google Earth y recorrer el barrio de Lantana, en Florida. Haciendo zoom sobre el vecindario vio algo que le llamó la atención. En el lago había un objeto blanco sumergido que parecía un coche.

Avisó a un vecino de la zona de su hallazgo para ver si él, que vive allí, podía cerciorarse de que realmente era un vehículo. Este, Barry Fay, usó un dron para sobrevolar la zona señalada por el primero confirmando su teoría. Así que llamaron a la policía para informar.

Según ha confirmado la oficina del sheriff del condado de Palm Beach y como recoge The Guardian, los agentes llegaron hasta el coche y al extraerlo comprobaron que en su interior se hallaban los restos de William Moldt, desaparecido en 1997 a la edad de 40 años.

Según diversos medios, cuando se produjo la desaparición aún estaban construyendo en la zona las viviendas que ahora hay, pero el estanque en el que ha aparecido su coche es previo. Fay ha reconocido al Palm Beach Post que cuando encontraron el vehículo nunca creyó que “habría un cadáver de 22 años”.

El misterio de William Moldt quedó definitivamente resuelto el pasado 28 de agosto. Hoy tendría 62 años.