Esta pareja está recorriendo toda América en bicicleta

Antonela y Benja podrían ser los protagonistas de una road movie, sin embargo, ellos escriben su propia aventura pedaleo tras pedaleo. La pareja, que se conoció en Nueva Zelanda, recorre ahora toda América en bicicleta y tú puedes acompañarles mediante redes sociales.

Anto y Benja recorren América en bicicleta vía https://www.instagram.com/triponbike_

Anto, Benja y los kiwis

TripOnBike_ es el nombre que han elegido para este duro pero gratificante proyecto en común que se gestó fuera del continente americano y del modo más inesperado. Antonela, una chica argentina de 29 años, empezó un viaje en solitario recorriendo varios países del continente europeo y así acabó en España. Desde allí, cumplió su sueño de irse a descubrir Nueva Zelanda mientras trabajaba en el campo y fue allí donde conoció a su media naranja, Benja.

El joven chileno también viajó a Nueva Zelanda con la working holiday visa que le permitía trabajar allá. Tampoco tenía previsto enamorarse pero, en un campo de kiwis, ambos se conocieron. Él era el encargado de hacer las cajas para empaquetar los kiwis mientras que Antonela era la que los metía en dichas cajas. Más espontáneo, imposible.

Tras un viaje de romance por varios puntos de Nueva Zelanda, la pareja regresó a su América natal. Él fue a visitar a su familia a Chile y ella hizo lo propio en Argentina pero ambos sabían que su aventura sobre dos ruedas estaba a punto de empezar…

La pareja ciclista se conoció en Nueva Zelanda vía https://www.instagram.com/triponbike_

El nacimiento de Trip On Bike_

Benja ya había disfrutado de una aventura en bicicleta recorriendo durante tres semanas la carretera austral de Chile. El joven se quedó con el gusanito de hacer un bike trip más a lo grande y ahora había encontrado a la alocada compañera ideal para llevarlo a cabo.

Antonela ya tenía en mente recorrer América pero en Van así que, cuando su novio le propuso el viaje en bicicleta, ¡lo aceptó encantada! Eso sí, la dificultad es mucho mayor que en la comodidad de un vehículo motorizado.

La pareja se enfrenta a incidencias climatológicas, pedalea sin parar durante el día y retoma fuerzas durante la noche y es que les quedan por delante 22.000km de carretera que recorrer pedaleando. Su viaje acaba de empezar y ya llevan 650 km, ¡que se dice pronto!

Su aventura pedaleando es de 22.000 km vía https://www.instagram.com/triponbike_

Paradas de su viaje

Como siempre suele pasar, sobre papel tenían unos planes pero, al ver la dureza del día a día en bicicleta recorriendo el continente americano han visto que, en muchas ocasiones, llegar a sus objetivos teóricos no era factible, así que ahora se lo toman con calma pero sin pausa.

Su plan inicial era hacerlo en un año pero actualmente no tienen un tiempo de duración definido, lo que más les importa es disfrutar juntos de paisajes jamás contemplados, relajarse en los atardeceres y darle duro a la bici al amanecer del nuevo día, todo con mucha ilusión y constancia.

Si les gusta un sitio que acaban de conocer, acampan un par de días para disfrutarlo a fondo. Su ruta es rica en contrastes y les lleva, no sólo a sus países de nacimiento sino a conocer Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, México, Estados Unidos y Canadá. El final de su viaje es Alaska. 

Si tú vives en alguno de estos países y les quieres recomendar qué cosas visitar o donde pararse a descansar, puedes contactarles en su cuenta de Instagram TripOnBike_ o en su perfil de Facebook TripOnBike_  , ¡estoy segura de que te lo agradecerán!

Duermen en casas de gente o refugios para ciclistas vía https://www.instagram.com/triponbike_

¿Dónde duermen durante el viaje en bicicleta?

Ambos destacan la amabilidad y el altruismo de gente que, sin conocerles, les acoge en sus hogares al más puro estilo ‘Pekín Express’ ofreciéndoles no sólo un sofá o un sitio caliente donde pasar la noche sino también cena, ducha y recargo de teléfonos móviles.

Además, Antonela y Benja aprovechan estos momentos de descanso ‘en familia’ para empaparse de la cultura y costumbres de cada lugar viviéndolas de primera mano a través de las enseñanzas e historias de los residentes que les dan refugio. Esto convierte un viaje en una experiencia vital impagable, ¿no crees?

Por otro lado, también cuentan con la ayuda de aplicaciones móviles de gente que ofrece su sofá o un espacio de su hogar a visitantes así como refugios especializados para ciclistas. Por ahora, no han tenido que montar su tienda de campaña ni una sola noche.

En sus bicis llevan lo indispensable para sobrevivir al día a día vía https://www.instagram.com/triponbike_

¿Qué llevan en las bolsas de sus bicicletas?

Cada una de sus bicis lleva un sobrecargo de 30 kilos y eso complica todavía más el esfuerzo físico de aguantar pedaleando con el peso durante kilómetros y kilómetros.

La pareja tiene claro que lleva lo básico y esperan poder irse deshaciendo de cosas a lo largo del camino porque, en un viaje así, aprendes a valorar lo que es realmente indispensable para ti.

Por ahora llevan ropa caliente y ligera según la necesiten, chubasqueros, calzado etc. También la tienda, los sacos de dormir, las lonas para cubrir las bicicletas y el kit de emergencias. En lo más ‘personal’ llevan su ordenador y su cámara para poder compartir su aventura con el mundo y, como no podía faltar, cubiertos y fiambreras con arroz y pasta que van cocinando donde buenamente pueden y que no requieren de nevera constante.

Si quieres conocer todos los secretos, detalles y vivencias sobre su aventura por América, te dejo su canal de Youtube donde van subiendo videos de los sitios que recorren y las adversidades o vivencias bonitas con las que se encuentran, aquí, su video de presentación:

 

¿Qué te parece su trip on bike? ¿Te animarías a hacer algo así o has hecho algo similar?