Esta modelo de Corea del Sur está a punto de romper los cánones de belleza inalcanzables

HuffPost Global

La prometedora modelo Taylor Tak quiere convertirse en la Ashley Graham de Corea del Sur.

Las modelos de tallas grandes están ganando cada vez más visibilidad en el mundo de la moda estadounidense, sobre todo gracias a modelos como Ashley Graham y Tabria Majors que acaparan las páginas de revistas como Sports Illustrated y hacen todo lo posible por promover la positividad del cuerpo.

Sin embargo, en muchos países asiáticos la industria de la moda todavía está obsesionada con la delgadez, sobre todo en Corea del Sur, donde se considera que una talla 66 es una “talla grande” o extra grande coreana, el equivalente a una talla 8 para mujer en Estados Unidos, según Racked.

La modelo surcoreana de talla grande, Taylor Tak, lo sabe por experiencia propia.

La joven de 26 años es una de las pocas modelos que espera desafiar los estándares de belleza poco realistas que siguen las mujeres de Corea del Sur.

Taylor Tak posando para la revista Queen Size.
Taylor Tak posando para la revista Queen Size.

Muchas modelos, incluida Graham, prefieren utilizar los términos “voluptuosa” o “con curvas” en lugar de talla grande, pero en Corea del Sur estos conceptos aún no han calado.

“En Corea del Sur me llamaban gorda, no voluptuosa”, le reveló Tak al HuffPost. “Básicamente, voluptuosa significa ser gruesa en un cuerpo delgado, no tener barriga, sino tener los pechos y el trasero grandes. Muchas chicas están trabajando duro para tener una cintura A4, con piernas no demasiado esbeltas y brazos largos y delgados”.

Su presencia en revistas y pasarelas podría cambiar esas aspiraciones.

Hasta el momento, Tak ha posado para publicaciones como Cosmopolitan Korea y la revista Queen Size y ha trabajado con marcas de ropa como Fashion Nova, Curvy Sense, Hotping y Romwe.

Tak vive en Sídney, Australia.
Tak vive en Sídney, Australia.

Tak, quien está representada por la agencia de modelos con sede en Australia NAM Management, comenzó su carrera gracias a un fotógrafo profesional que se percató de su potencial en Londres. Le pidió hacerle algunas fotos y, aunque al inicio Tak era escéptica, finalmente accedió.

“Al inicio pensé: ‘Debes estar bromeando’ o ‘¿Así intenta coquetear un fotógrafo?’, pero lo decía en serio”, comentó Tak. “Hicimos unas 50 o 60 fotos y me encantó la experiencia de estar frente a una cámara profesional”.

Un año más tarde, Tak ya trabajaba como modelo y promovía la positividad del cuerpo mientras posaba con su talla 14 y gran autoconfianza. Hace poco se mudó a Sídney, Australia, en busca de nuevas oportunidades en el mundo de la moda.

Tak también quiere que exista una mayor representación asiática en el mundo del modelaje.
Tak también quiere que exista una mayor representación asiática en el mundo del modelaje.

Tras haber pasado años sintiéndose incómoda en su propia piel, convertirse en modelo cambió por completo su vida. A los 10 años de edad, Tak fue a una “escuela de dietas” de verano donde le restringieron la comida a aproximadamente 600 calorías diarias durante meses. Ahora, ama sus curvas.

“Mi esperanza es que las jóvenes vean mis fotos y se den cuenta de que su peso o tamaño no definen su valor como personas”, dijo Tak. “Perder peso no debería ser el objetivo de tu vida. No has nacido solo para perder peso. No tienes que cambiar tu apariencia para sentirte más feliz”.

beyoutiful_taylort

Vivimos en un mundo donde la mayoría de las personas piensan que “Cuanto más delgado, mejor” o se cuestionan “¿Una modelo de talla grande? Me parto de la risa ¿Es una broma? Solo las personas altas y delgadas pueden modelar”.

“Entonces las personas de talla grande solo deben participar en los programas de comedia o devorar alimentos en los concursos de comida”. “O simplemente convertirse en un ‘Modelo del Antes de’ para un anuncio de una pastilla o un té adelgazante” 🤷🏻♀️🤷🏻♀️🤷🏻♀️ por @two_bean #plussizeootd #petitecurves#mystylishycurves #korea🇰🇷 #curvyootd#plussizeootd #asian

Tak no es la única que pretende cambiar el mundo del modelaje coreano. El año pasado una asociación de seis grupos por los derechos de la mujer protestó contra las compañías de ropa coreanas que solo utilizan maniquíes delgados y producen tallas de ropa limitadas.

Los sitios online de estilo coreano se han adelantado a ofrecer una mayor variedad de tamaños, pero Tak aún sueña con el día en el que una chica coreana pueda ir a un centro comercial y encontrar su talla.

“¿Tendremos que comprar la ropa online para siempre?”, se preguntó. “En la Semana de la Moda de Nueva York las modelos de tallas grandes comparten la pasarela con modelos de tallas pequeñas. Quiero eso mismo en la Semana de la Moda de Seúl”.

El tamaño no es lo único que importa si el objetivo es crear una industria de la moda más diversa e inclusiva. Incluso en Estados Unidos queda un largo camino por recorrer para ofrecerles a las modelos asiáticas las mismas oportunidades que a sus compañeras blancas, dijo Tak.

“Piensa cuántas veces la industria de las dietas te ha dicho que tu objetivo en la vida debería ser ‘perder peso’”, dijo Tak. “Perder peso no debería ser tu meta en la vida”.
“Piensa cuántas veces la industria de las dietas te ha dicho que tu objetivo en la vida debería ser ‘perder peso’”, dijo Tak. “Perder peso no debería ser tu meta en la vida”.

“Siempre es así, apenas hay modelos asiáticas o si hay una entre ocho o diez modelos, tiene el aspecto típico: delgada, alta y con el cabello negro con flequillo”, dijo. “Además, la mayoría de las modelos asiáticas de talla grande en general son mestizas”.

Como demostró un reciente desfile de la Semana de la Moda de Nueva York completamente asiático, dentro de las comunidades asiáticas existe una gran diversidad que la industria de la moda podría destacar.

“Al ser una modelo asiática voluptuosa, a veces siento que no pertenezco a ningún sitio”, dijo Tak. “Necesitamos diversidad en todo el sector de la moda”.

Brittany Wong