Esta gata con dos caras parece un producto del Photoshop, pero es real

Quimera es una gatita que ya acumula más de 46.000 seguidores en Instagram por su peculiar pelaje, que le hace parecer dos gatos en uno. Por un lado su cabeza es naranja, con un ojo color ámbar, mientras que el otro es negro con un precioso ojo azul. No es ningún truco, nació así y no es el único gato con esta apariencia.

El nombre de la gata no es casual: el ‘quimerismo’ es un trastorno genético en el que dos cigotos se combinan formando uno solo, que se desarrolla con normalidad. El ser vivo resultante posee así dos tipos de células diferentes. Cuestiones genéticas a parte, lo cierto es que Quimera es una gata totalmente normal, según cuenta su dueño, es curiosa y traviesa.

No es la primera vez que un gato con características similares conquista Internet. Hace unos años, Venus también acumuló más de un millón de seguidores en Instagram. Este felino tenía la mitad de la cara negra con un ojo verde, y la otra naranja con uno azul, es decir, a la inversa que Quimera.


También te puede interesar: