Esquivel con buena posibilidad de mantenerse en junta de Banxico

(Bloomberg) -- El subgobernador del banco central de México Gerardo Esquivel tiene una buena oportunidad de mantener su trabajo una vez que expire su mandato a fin de año, ya que el Gobierno está más abierto a nominarlo de nuevo de lo que había señalado inicialmente, dijeron personas con conocimiento del asunto.

Esquivel fue asesor económico del presidente durante su campaña electoral de 2018 pero las relaciones se agriaron el año pasado cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó al economista educado en Harvard de “ultratecnócrata” por criticar su plan para pagar la deuda utilizando derechos especiales de giro del Fondo Monetario Internacional.

López Obrador sugirió el mes pasado que podría reemplazar a Esquivel y dijo que consideraría roles alternativos para él. Pero una semana después dijo que no descartaba volver a nombrarlo y que el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, evaluaba opciones para llenar el puesto en la junta de cinco miembros de Banxico.

Si Ramírez de la O elige a Esquivel, el presidente no lo vetará, dijo una persona cercana a López Obrador.

Las oficinas de prensa de López Obrador y Ramírez de la O no respondieron a una solicitud de comentarios. Esquivel declinó hablar al respecto, diciendo que no tenía ninguna información sobre el tema. La oficina de prensa de Banxico tampoco quiso hacer comentarios.

Esquivel ha sido consistentemente el miembro de tono más suave de la junta, y votó el mes pasado para reducir el ritmo de las alzas de tasas del banco, mientras que los otros cuatro decidieron empatar con la Reserva Federal de EE.UU.

La mayoría de los observadores de Banxico anticipaban que Esquivel abandonara el banco este año luego de que el presidente dijera que podría ser designado para un puesto en el Gobierno tras su derrota ante Ilan Goldfajn en la elección para dirigir al Banco Interamericano de Desarrollo.

Pero Esquivel ha dicho que no aceptará ningún otro nombramiento del presidente, lo que significa que López Obrador tendría que dejarlo sin trabajo o mantenerlo en el cargo por un nuevo mandato de ocho años.

López Obrador, conocido como AMLO, habría comenzado a impacientarse con Esquivel en mayo del año pasado cuando escribió un hilo en Twitter donde explicaba por qué el banco no necesitaba enviar su superávit de divisas al Gobierno, dijo una de las personas consultadas. Sin embargo, de los cinco miembros de la junta, las opiniones de Esquivel, quien es un experto en pobreza, son las más cercanas a las del presidente, ya que argumenta en contra de subir demasiado rápido las tasas por temor a perjudicar la recuperación económica de México, dijo la fuente.

Nota Original:Banxico’s Esquivel Has Fair Chance of Keeping His Board Seat

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.