Espermidina, la sustancia oculta en el queso ¡y en el semen! que prolonga la vida

El delicioso secreto para alargar tu vida

Esta sustancia puede reducir el riesgo de infarto y de presión arterial alta. (Foto: Getty Images)

Muchas personas han dejado de comer queso porque es malo para el colesterol, engorda y da dolor de cabeza, pero también tiene su lado bueno. Científicos de Austria realizaron una investigación y determinaron que este delicioso alimento podría también ser la clave para ser más longevos.

Los investigadores analizaron los hábitos alimenticios y la salud de más de 800 personas  en la región de Brunico (Italia), y según publica Medical Dailyaquellos que consumeron más queso tenían mejor salud en general.

El estudio, publicado en la revista Nature Medicine, reveló que la espermidina, un compuesto que se encuentra en muchas sustancias naturales como ciertos quesos (específicamente del tipo envejecido, como el queso azul), hongos (champiñones) y semen, condujo a una mejor función del corazón y vidas más largas.

El queso azul, del tipo envejecido, es una fuente natural de espermidina. (Foto: Getty Images)

Los resultados mostraron que los consumidores de queso azul tenían niveles normales de presión sanguínea, menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y un 40 por ciento menos de probabilidades de sufrir un ataque al corazón con respecto a sus pares de la misma edad.

Y todo esto gracias a uno de los compuestos presentes en el queso azul: la espermidina, que también se encuentra en los hongos y hasta en el semen humano. Se trata un compuesto que tiene efectos sobre el sistema cardíaco haciendo que aquellas células que no funcionan bien o ya no tienen uso, se destruyan.

Al desaparecer, esas células inútiles aumentan la proporción de células en buen estado mejorando el funcionamiento del sistema cardiovascular en general, y evitando el deterioro propio que comienza al llegar a la mediana edad.

Espermidina, la sustancia oculta en el queso ¡y en el semen! que prolonga la vida

Sin embargo hay que ser cautos, si te excedes, podrías estar añadiendo mucha grasa extra a tu dieta lo cual acabaría contrarrestando los efectos positivos del queso.

La espermidina es una poliamina, que recibe este nombre porque se aisló por primera vez a partir del semen, ubicua en la naturaleza. Se encuentra en todo tipo de animales, hongos y plantas, además de en distintos alimentos. Abunda, sobre todo, en los quesos curados y en alimentos como la soja, las setas, las legumbres, los cereales, y en la coliflor y el brócoli.

Los investigadores europeos han optado a poner en marcha dos estudios con el objetivo de evaluar los efectos de la espermidina en personas.

La Universidad de Graz en colaboración del hospital La Charité de Berlín, evaluará si la espermidina puede prevenir el decterioro cognitivo en personas de edad avanzada.

Por otro lado, un estudio liderado por la Universidad de Granada (UGR) ha relacionado el consumo de productos lácteos durante el embarazo, como la leche, el queso fresco, el yogur o el requesón, con un menor riesgo de tener un recién nacido de bajo peso. La investigación sugiere que por cada 100 gramos al día de lácteos se podría reducir el riesgo de bajo un 11 por ciento.

También te puede interesar:

Consejo sano: no limpies tanto ni te duches más de una vez al día (o caerás enfermo)

Plan de choque para evitar un ictus, un infarto y la pérdida de memoria