¿La solución para la despoblación en España? En Finlandia pagan 10.000 euros por tener hijos

Europa se enfrenta a un grave problema de natalidad. Los datos de Eurostat publicados en marzo de 2019 han mostrado que la tasa de fertilidad media en la Unión es de 1,59 hijos por mujer, una cifra que ha ido bajando paulatinamente en los últimos años. En ese sentido, España es uno de los países más afectados, ya que sus números son los segundos más bajos de toda la UE, con 1,31.

Conscientes de esta situación, algunos países ya han empezado a tomar cartas en el asunto. Uno de los pioneros fue Finlandia, que en algunas localidades ofrece incentivos económicos a los padres para que tengan hijos. Por un lado, es una forma de subir los nacimientos; y por el otro, ayuda a combatir la despoblación rural, ya que las personas tienden a concentrarse cada vez más en las grandes ciudades.

Europa se enfrenta a un grave problema de natalidad (Getty).

Desde el año 2013, cualquier bebé que haya nacido en el municipio finlandés de Lestijärvi ha venido al mundo con un cheque de 10.000 euros. No es una exageración, tal y como cuenta BBC Mundo. Las autoridades percibieron que la natalidad cada año caía más hasta que finalmente en 2012 apenas hubo un nacimiento, por lo que decidieron introducir un bono bebé que se tradujo en que cualquier residente que tenga hijos tiene derecho a esos 10.000 euros que se pagarán a lo largo de una década.

La medida funcionó y la localidad, que cuenta con 800 habitantes, ha visto como en estos últimos años han llegado al mundo 60 bebés, frente a los 38 que hubo en los siete años anteriores.

Un plan exitoso que no se circunscribe solo a Lestijärvi, sino que se da en distintos lugares del país, aunque no en todos tiene la misma cuantía. Y es que los bonos bebé pueden variar entre los 180 euros y los 10.000 euros.

No es la única medida implantada en Finlandia para luchar contra la caída de la natalidad. El país cuenta con muchos programas para la familia, entre ellos un kit básico para bebés, un beneficio mensual por niño de unos 100 euros y una baja de paternidad compartida que dura hasta nueve meses con el 70% del sueldo.

En Finlandia hay muchas ayudas para tener bebés (Getty).

Positivo, pero no suficiente

Ventajas evidentes que suman pero que sin embargo están siendo insuficientes para evitar la caída de la tasa de fertilidad. Y es que la nación ya se sitúa en 1,4 hijos por mujer. Los expertos señalan que estos bonos bebé pueden incentivar la natalidad hasta cierto punto, pero que la incertidumbre económica y climática o el cambio de pensamiento de las nuevas generaciones son factores que tienen mucho peso a la hora de tener pocos hijos o incluso no llegar a tenerlos.

Un espejo en el que puede mirarse España, solo superado por Malta como el país en el que menos hijos se tienen por mujer. Los cheques bebé pueden ayudar no solo a fomentar la natalidad, sino también a evitar la despoblación de las zonas rurales. Ayudaría a matar dos pájaros de un tiro en dos problemas que preocupan mucho hoy en día a la sociedad.

El cheque bebé español, víctima de la crisis

Una iniciativa semejante no sería nueva en España. En el año 2007, el Gobierno de Zapatero aprobó un cheque bebé que suponía una prestación de 2.500 euros para cada nuevo nacimiento o adopción. Se tradujo en 1.000 millones de euros para al menos 400.000 familias, pero siempre fue muy criticado por no tener en cuenta cada situación individualmente y entregar el mismo importe a todos los beneficiados. Finalmente desde el 1 de enero de 2011 fue retirado como parte de las medidas de ajuste por la crisis económica.

Más historias que te pueden interesar: