“Escuché un crac”: la advertencia de una joven mamá tras la terrible lesión que sufrió en confinamiento por un reto de TikTok

No intentes hacer esto en casa.

Ese es el mensaje de una madre del Reino Unido que terminó con un tobillo roto, otro fracturado y desgarros en los ligamentos después de intentar un popular desafío de baile en Tik Tok.

Sapphire Charlesworth, de Chester-le-Street, una ciudad al noreste del condado de Durham, en Inglaterra, pensó que intentaría vencer la tristeza por el confinamiento debido al coronavirus con el “desafío Oh Na Na Na”.

Es probable que Sapphire Charlesworth, a la izquierda en la imagen con su novia Naadjele Lartey, se haya roto los dos tobillos después de intentar un desafío en TikTok. Fuente: NCJ Media/Australscope

El baile involucra a dos personas que se tocan los pies desde diferentes ángulos mientras suena la canción Oh Na Na Na de Slim Burna.

Se ha convertido en una locura en el sitio de intercambio de vídeos Tik Tok, donde miles de personas están intentando copiar los complicados movimientos.

Pero cuando Charlesworth y su novia Naadjele Lartey comenzaron a practicar el miércoles, las cosas no salieron según lo previsto.

“Estábamos practicando, y cuando fui a dar la vuelta me resbalé y escuché ‘crac, crac’ y luego me quedé en el suelo”, dijo Charlesworth.

“Me dolió mucho. Creo que mi pareja pensó que estaba exagerando, tuvo que recogerme y esperamos para ver si el dolor desaparecía, pero luego tuvimos que llamar a una ambulancia”.

Al llegar al Hospital Universitario de North Durham, muy pronto Charlesworth descubrió que, sin duda, no había exagerado.

La joven de 27 años y madre de dos hijos se había roto gravemente el tobillo izquierdo, una lesión grave que puede requerir una intervención quirúrgica.

También se había fracturado el tobillo derecho y se había dañado los ligamentos del pie derecho.

“A todo aquel que esté pensando en intentarlo, le diría que se lo tome con precaución, y que no es tan fácil como parece”, advirtió Charlesworth.

La joven madre de dos niños, del condado de Durham, ahora tiene un yeso en un tobillo y una bota en el otro. Fuente: NCJ Media/Australscope

La madre, que ahora tiene un yeso en un pie y una bota ortopédica en el otro, dijo que su novia había sido estupenda desempeñando su rol de enfermera y cuidando a los dos hijos pequeños de Charlesworth, y que la situación había sido difícil para los cuatro.

Pero compartió su agradecimiento por los trabajadores del NHS que la cuidaron en un momento tan difícil.

“Quiero agradecer enormemente al NHS. A pesar de todo lo que está ocurriendo, mantienen un buen estado de ánimo”, dijo Charlesworth.