Escribano y los "adolfos" se imponen en el desafío ganadero de El Puerto

·3 min de lectura

El Puerto de Santa María (Cádiz), 5 ago (EFE).- El diestro sevillano Manuel Escribano, que cortó tres orejas y salió a hombros, y dos bravos toros de Adolfo Martín acabaron por imponerse en el "desafío ganadero" celebrado hoy en la Plaza Real de El Puerto de Santa María.

La nota menos brillante del festejo fue la escasa asistencia de público a un espectáculo -ese desafío "torista" entre las divisas de Adolfo Martín y Celestino Cuadri- que en otras plazas de "Despeñaperros p'arriba", y con aficiones de otro talante, hubiera concitado un lleno casi con toda seguridad.

Aun así, el resultado fue mucho más satisfactorio, pues la tarde estuvo dominada por la gran actitud y el buen oficio de Manuel Escribano, que reaparecía de una reciente lesión, y la bravura de dos de los "adolfos", uno de los cuales fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

En concreto fue el cuarto, que no puso mucho celo en el caballo y apretó en banderillas, justo antes de que Escribano lo sometiera y el animal respondiera de otra manera, aceptando el pulso que le planteó el de Gerena, llevándole muy empapado en una muleta que arrastró por la arena al torearlo al natural con mucho temple.

Tras los adornos, y una buena estocada, se premió al sevillano con las dos orejas y al toro, "Baratero", histórico nombre de este encaste, con esa vuelta al ruedo en el arrastre, un tanto holgada.

Antes, Escribano se había enfrentado a un primer "cuadri" hondo, con culata y largo como un tren, que tomó el capote con cierta clase pero sin fuerza ni raza para empujar en la embestida. El sevillano lo llevó muy sometido, pero el animal no aguantaba un tercer muletazo ligado en un toma y daca que se valoró con una oreja.

El segundo, de Adolfo Martín, fue un ejemplar con cuajo y muy armado al que Alejandro Morilla recibió con una larga de rodillas antes de que el astado protagonizara un espectacular tercio de varas arrancándose de largo.

Morilla inició la faena de muleta con un péndulo en los medios antes de que el "albaserrada" rompiera a embestir con clase y entrega, sin que el torero le terminara de ayudar por sus defectos de colocación, aunque su empeño, valorando su escaso rodaje, se premió con otro trofeo tras una estocada baja.

El "cuadri" que hizo quinto, también muy serio, permitió a Morilla torear muy bien a la verónica, ganando terreno con temple, pero el toro pasó a embestir rebrincado y le obligó a hacer un esfuerzo movido y con enganchones a las telas, que el público de su tierra quiso recompensarle con una oreja mas.

El tercero, de Cuadri, era otro "tranvía", largo y con mucho volumen. Cumplió en el caballo y se dolió y esperó en banderillas, para quedarse reservón y violento en el último tercio, cuando Rubén Pinar se mostró decoroso y por encima de las circunstancias.

El sexto fue el peor de los de Adolfo, pues no humilló y se venció, obligando al albaceteño a exponer mucho para sacarle un improbable partido en una tarde de pésima suerte con su lote.

-----------------------

FICHA DEL FESTEJO:

Tres toros de Celestino Cuadri y tres de Adolfo Martín, estos en los lugares pares, muy bien presentados todos, pero de mejor y más encastado juego los de Adolfo Martín. A los de Cuadri, muy voluminosos, les faltó fondo. El cuarto, "Baratero", de 545 kilos, fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Manuel Escribano, de grana y oro: oreja y dos orejas.

Alejandro Morilla, de blanco y plata: oreja en ambos.

Rubén Pinar, de azul pavo y oro: silencio y ovación

Entre las cuadrillas, Antonio Ocaña, Francisco Javier Ramos y Ángel Otero saludaron en banderillas.

Cuarto festejo de abono de la temporada de El Puerto de Santa María, con menos de un cuarto de entrada en los tendidos en tarde agradable.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente